Las muertes en coches calientes alcanzaron un máximo histórico en 2018

In English

MARTES, 16 de abril de 2019 (HealthDay News) -- Los expertos afirman que 51 niños fallecieron en coches calientes en Estados Unidos el año pasado, la mayor cifra jamás registrada.

El máximo anterior en un solo año fue de 49 muertes en 2010, señaló el Consejo Nacional de Seguridad (National Safety Council, NSC).

Se acerca otro verano caliente, y el consejo de seguridad publicó un entrenamiento gratuito en línea. El curso, llamado "Niños en coches calientes" ("Children in Hot Cars"), explica cómo las distracciones y otros factores pueden conducir a la muerte en vehículos demasiado calientes.

"El año pasado, alcanzamos uno de los récords más tristes en la historia de la seguridad en las carreteras de EE. UU.", lamentó Nick Smith, presidente interino y director ejecutivo del NSC.

"Creemos que este nuevo entrenamiento hará mucho por educar a las personas sobre el golpe de calor pediátrico en los vehículos, y por empoderarlas con consejos para que puedan evitar conductas que conduzcan a estas trágicas muertes", planteó Smith en un comunicado de prensa del NSC.

En muchos casos, el conductor olvida al niño en el asiento trasero. Las muertes en coches calientes son una forma de conducción con distracción que con frecuencia se pasa por alto, según el consejo de seguridad.

"Niños en coches calientes" explica por qué los coches se calientan tan rápidamente, por qué los niños tienen un riesgo particular ante las temperaturas en aumento en los coches, y qué pueden hacer los padres, los cuidadores y otros para prevenir esas muertes.

Completar el curso interactivo gratuito toma 15 minutos o menos.

Algunas de sus recomendaciones incluyen:

  • Mantener una rutina para reducir el riesgo de olvidar a un niño en un coche.
  • Mantener los coches estacionados cerrados con llave para que los niños no puedan entrar, y enseñar a los niños que los coches no son áreas de juego.
  • Coloque un bolso, maletín o incluso un zapato izquierdo en el asiento trasero del vehículo, para que tenga que buscarlo antes de cerrar el vehículo.

Cada año, en Estados Unidos muere un promedio de 38 niños menores de 15 años por un golpe de calor tras ser dejados en un vehículo o al entrar en un vehículo que no estaba cerrado, según el consejo de seguridad.

Desde 1998, todos los estados menos tres (Alaska, Nuevo Hampshire y Vermont) han registrado al menos una muerte de un niño en un coche caliente. Esas muertes han ocurrido en todos los meses del calendario.

Más información

Aquí podrá encontrar el curso de entrenamiento "Niños en coches calientes".


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: National Safety Council, news release, April 10, 2019

--

Last Updated: