Administrar Gardasil a los muchachos no justifica el costo

Pero otros expertos disputan el hallazgo y afirman que los hombres jóvenes necesitan protección contra las ETS

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

JUEVES, 8 de octubre (HealthDay News/DrTango) -- El costo de administrar la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) a los muchachos podría sobrepasar cualquier beneficio de salud, según afirman investigadores.

El mes pasado, un panel de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de los EE. UU. recomendó expandir el uso de la vacuna Gardasil a los varones de entre nueve y 26 años para protegerlos contra las verrugas genitales, pero la rentabilidad de tal programa no estaba clara en ese momento.

Pero los investigadores de la Facultad de salud pública de la Harvard llevaron a cabo un análisis que comparó un programa de vacuna sólo para chicas con uno para ambos sexos. Actualmente, Gardasil está aprobado para niñas a partir de los nueve años, para protegerlas contra el cáncer de cuello uterino.

"Este estudio encontró que aunque la cobertura y eficacia de la vacuna son altas en las niñas, incluir a los niños en un programa de vacunación contra el VPH excede lo que los EE. UU. por lo general consideraría rentable", aseguró la líder de la investigación Jane Kim, profesora asistente de ciencias de decisiones en salud.

El informe aparece en la edición en línea del 9 de octubre de la revista British Medical Journal.

La vacunación se consideraba rentable si la proporción de rentabilidad iba de $50,000 a $100,000 por año de vida ajustado por calidad, lo que significa que el costo de la vacuna frente al número de años de vida que alguien ganaría al vacunarse.

Asumiendo una cobertura de 75 por ciento y una protección de por vida, los investigadores encontraron que la vacunación rutinaria de niñas de doce años era rentable a menos de $50,000 por año de vida ajustado por calidad. Sin embargo, añadir a los muchachos preadolescentes aumentó la proporción de rentabilidad a más de $100,00 por año de vida ajustado por calidad. Los investigadores tomaron en cuenta el tratamiento para las afecciones causadas por el VPH, incluso de cánceres anogenitales y orales, verrugas genitales y papilomatosis respiratoria recurrente de inicio juvenil.

"Solo con suposiciones optimistas de una alta eficacia de toda la vida contra todas las afecciones de salud relacionadas al VPH, o una menor eficacia de la vacuna acompañada por una menor cobertura o menores costos de vacuna, se redujo la vacunación de niños de ambos sexos por debajo de los $100,000 por año de vida ajustado por calidad", apuntó Kim.

Philip E. Castle investigador de la división de epidemiología y genética del cáncer del Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU., y coautor de un editorial acompañante en la revista, estuvo de acuerdo en que vacunar sólo a las niñas resulta más rentable, en lugar de a niños de ambos sexos.

Castle dijo que sí existen motivos científicos para vacunar a los niños "Y desde un punto de vista social, la gente desea igualdad entre los sexos, y es algo bueno, pero llevarlo a cabo no es la mejor inversión".

Debbie Saslow, directora de cáncer de mama y ginecológico de la Sociedad Estadounidense del Cáncer, también concurrió con los hallazgos.

"Si podemos vacunar a suficientes niñas, vacunar niños no es rentable", apuntó.

Otros expertos no se mostraron de acuerdo.

Anna R. Giuliano, presidenta del departamento de epidemiología y genética del cáncer del Centro Oncológico e Instituto de Investigación H. Lee Moffitt de Tampa, Florida, dijo que se necesitan más datos para decidir el asunto de manera adecuada.

"Algunas de las suposiciones del estudio, como un riesgo bajo de cánceres masculinos atribuibles al VPH, y el escenario muy optimista de diseminación de la vacuna de 75 por ciento en ambos sexos en EE. UU., podrían haber llevado a estimados de costos relativamente desfavorables para la vacunación masculina en este artículo", afirmó.

Señaló que el estudio tampoco tomó en cuenta la reducción en la carga de enfermedades masculinas si se vacuna a los muchachos. "Se trata de un cálculo importante de salud pública, algo significativo para el diseño de políticas públicas y recomendaciones clínicas", advirtió.

El Dr. Erich M. Sturgis, profesor asociado de cirugía de cabeza y cuello del Centro Oncológico M.D. Anderson de la Universidad de Texas en Houston, cree que el grupo de Kim subestimó el número de cánceres de cabeza y cuello atribuibles a la infección con VPH.

"Todos los días vemos pacientes que sufren con el tratamiento y mueren de esta enfermedad", lamentó Sturgis. "Creo que la proporción de cánceres orofaríngeos que son atribuidos al VPH claramente se subestiman en el estudio".

El equipo de la Harvard atribuye alrededor del treinta por ciento de estos cánceres al VPH, pero los datos más recientes muestran que en realidad se trata de un sesenta a un setenta por ciento, apuntó. "Vacunar a las niñas contra el cáncer de cuello uterino es rentable en EE. UU. y creo que también lo sería vacunar a los muchachos para prevenir el cáncer orofaríngeo, pineal y anal", dijo.

Merck & Co., fabricante de Gardasil, ha solicitado a la FDA la aprobación de la vacuna para los muchachos para prevenir las arrugas genitales. Jennifer Allen, vocera de Merck, dijo que los datos de la compañía no concuerdan con las cifras del estudio.

"El análisis de economía de salud de Merck muestra que vacunar a los muchachos con Gardasil es rentable con un año de vida ajustado por calidad de menos de $25,000", aseguró Allen. "Nuestro modelo se basa en datos de nuestros ensayos clínicos, además de los datos recolectados tras la aprobación de Gardasil", apuntó.

Gardasil, aprobado para las niñas en 2006, cubre cuatro tipos de VPH, dos de los cuales causan alrededor del 70 por ciento de los cánceres de cuello uterino de todo el mundo.

Desde la aprobación de Gardasil, estudios han encontrado que es seguro y que tiene una eficacia de casi cien por ciento en la prevención de las lesiones precancerosas del cuello uterino provocadas por las cuatro cepas de VPH objetivo de la vacuna.

Los estudios también han encontrado que Gardasil es mucho más eficaz cuando se administra a niñas o mujeres jóvenes antes del inicio de la actividad sexual.

Más información

Para más información sobre la vacuna contra el VPH, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango

FUENTES: Jane Kim, Ph.D., assistant professor, health decision science, Harvard School of Public Health, Boston; Philip E. Castle, Ph.D., M.P.H., investigator, division of cancer epidemiology and genetics, U.S. National Cancer Institute, Bethesda, Md.; Anna R. Giuliano, Ph.D., chair, department of cancer epidemiology and genetics, H. Lee Moffitt Cancer Center and Research Institute, Tampa, Fla.; Erich M. Sturgis, M.D., associate professor, head and neck surgery, University of Texas M. D. Anderson Cancer Center, Houston; Jennifer Allen, spokeswomam, Merck & Co., Whitehorse Station, N.J.; Debbie Saslow, Ph.D., director, breast and gynecologic cancer, American Cancer Society; Oct. 9, 2009, British Medical Journal online

Last Updated: