¡Padres, vacunen a sus hijos adolescentes!

Más de uno de cada tres no sabe cuándo le toca la próxima vacuna a su hijo adolescente, encuentra una encuesta

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

LUNES, 17 de julio de 2017 (HealthDay News) -- Muchos adolecentes estadounidenses no reciben las vacunas recomendadas, y sus padres podrían tener parte de la culpa, sugiere un nuevo estudio.

La encuesta nacional de 614 padres con al menos un hijo adolescente encontró que más de un tercio no sabían cuándo tocaba la próxima vacuna de su hijo adolescente. Y la mitad pensaban de forma incorrecta que su médico se pondría en contacto con ellos para una cita en el momento adecuado.

"Cuando los niños son pequeños, los pediatras por lo general programan las visitas para que coincidan con el momento de las vacunas recomendadas", apuntó Sarah Clark, codirectora de la Encuesta nacional sobre la salud de los niños del Hospital Pediátrico C.S. Mott, en la Universidad de Michigan.

"A medida que los niños crecen, las citas de rutina son menos frecuentes y los proveedores de salud quizá no traigan a colación las vacunas durante las breves visitas por enfermedad o lesión. Muchos adolescentes podrían estar perdiéndose vacunas importantes simplemente porque sus familias no son conscientes de que ha llegado el momento de ponérselas", añadió en un comunicado de prensa de la universidad.

Las tasas de ciertas vacunas para adolescentes están muy por debajo de los objetivos de salud pública. Por ejemplo, apenas un tercio de los adolecentes han recibido la segunda dosis de la vacuna contra la meningitis a los 17 años, y menos de la mitad de los chicos de 13 a 17 años han completado la serie de vacunas contra el VPH, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

A pesar de esas tasas bajas, más de un 90 por ciento de los padres en la encuesta creían que su hijo adolescente había recibido todas las vacunas recomendadas.

"Nuestra encuesta encontró una diferencia significativa entre los datos nacionales sobre las tasas de vacunación de los adolecentes y lo que los padres reportan. Esto indica que muchos padres no tienen claro qué vacunas adicionales sus hijos adolescentes podrían necesitar", comentó Clark.

La principal forma en que los padres se enteraban de que su a su hijo adolescente le tocaba una vacuna fue a través del consultorio del médico. El médico programó una cita para la vacuna (un 44 por ciento), el médico o el enfermero mencionó la vacuna durante una visita al consultorio (un 40 por ciento), o el consultorio del médico envió recordatorios a las familias (un 11 por ciento).

Otro tipo de recordatorio fue un aviso de la escuela del adolescente, el plan de salud o el departamento local de salud pública.

"Los padres confían en que los proveedores de salud de sus hijos los orientarán sobre las vacunas, en la niñez temprana y en la adolescencia", dijo Clark. "Dada la falta general de concienciación sobre las vacunas adolescentes mostrada en esta encuesta, hay una necesidad clara de que los proveedores sean más proactivos respecto a sus pacientes adolescentes".

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ofrece más información sobre las vacunas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

FUENTE: University of Michigan, news release, July 17, 2017

--

Last Updated: