Cinco factores ayudan a predecir la psicosis en los niños

Un estudio encuentra que tener antecedentes familiares de esquizofrenia es un factor y que el retraimiento social está entre los síntomas

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

MIÉRCOLES 9 de enero (HealthDay News/Dr. Tango) -- Tal vez sea posible predecir quién desarrollará enfermedades psicóticas, como la esquizofrenia y el trastorno bipolar, poco después de que comience el proceso de la enfermedad, según un estudio reciente.

El estudio encontró cinco factores de riesgo que con frecuencia estaban presentes antes del diagnóstico de un trastorno psicótico en niños que ya estaban en alto riesgo de tales trastornos. Cuando tres o más de esos factores se hallaban presentes, el estudio encontró una probabilidad de ochenta por ciento de desarrollar psicosis en un plazo de dos años y medio.

"No todo el que tiene síntomas precoces desarrolla psicosis. Pero si identificamos el grupo en el cual el ochenta por ciento desarrollará psicosis, los esfuerzos de intervención podrían ser mejor aplicados a los que tienen el riesgo más alto", señaló el autor del estudio Tyrone D. Cannon, profesor de la Familia Staglin de psicología, psiquiatría y ciencias bioconductuales de la Universidad de California en Los Ángeles.

Los resultados del estudio aparecen en la edición del 7 de enero de la Archives of General Psychiatry.

Cannon dijo que todavía no se sabe si una intervención precoz con medicamentos antipsicóticos podría ayudar a prevenir el desarrollo de las enfermedades psicóticas. Apuntó que dos estudios han sugerido que una intervención psicológica temprana podría ser más útil, porque puede proveer a los adolescentes con las habilidades para mantenerse conectados, resolver problemas y solucionar conflictos.

En muchos trastornos de salud mental se observan síntomas de psicosis, como en el trastorno bipolar, la esquizofrenia, la depresión y algunas formas de abuso del alcohol o las drogas, según la American Academy of Child and Adolescent Psychiatry (AACAP). Los dos síntomas psicóticos más comunes son los delirios y las alucinaciones, según la AACAP. Los delirios son creencias falsas pero muy firmes. Las alucinaciones son percepciones sensoriales falsas, como escuchar voces cuando nadie está hablando.

Aunque tales síntomas pueden ciertamente ser preocupantes, Cannon señaló que "la mayoría de las personas que tienen trastornos psicóticos en realidad no son más propensas a la violencia". Y añadió que este estudio no fue diseñado para abordar la violencia o el potencial para ésta entre las personas que padecen enfermedades psicóticas, así que no está claro si una identificación e intervención más precoces para estas enfermedades ayudaría a prevenir incidentes como los tiroteos en las escuelas.

Cannon y sus colegas estudiaron de manera prospectiva a 291 jóvenes que buscaron tratamiento de salud mental en uno de ocho distintos centros de tratamiento en América del Norte. La edad promedio de los participantes del estudio fue de 18 años y todos buscaban tratamiento por síntomas precoces de psicosis, como pensamientos inusuales.

Durante el seguimiento de dos años y medio, el 35 por ciento de este grupo desarrolló enfermedad psicótica.

Los investigadores identificaron cinco factores que podrían ayudar a prevenir el desarrollo eventual de psicosis. Estos incluían antecedentes familiares de esquizofrenia con deterioro reciente en la función, mayores niveles de pensamientos inusuales, mayores niveles de desconfianza o paranoia, una mayor discapacidad social y antecedentes de abusos de sustancias.

Cuando dos o tres de estos factores estaban presentes, las probabilidades de enfermedad psicótica aumentaban. Dos factores aumentaban la probabilidad de enfermedad psicótica a 68 por ciento y tres factores combinados aumentaban el riesgo a ochenta por ciento.

"Se trató de un muy buen estudio en términos del tamaño y, en cuanto sea replicado, contribuirá al campo", afirmó el Dr. Christopher Lucas, profesor asociado de psiquiatría infantil y adolescente de la Facultad de medicina de la Universidad de Nueva York y director del Servicio de la niñez temprana del Centro de estudios infantiles de la misma universidad.

Pero Lucas añadió que la pregunta es "si se tiene a alguien con este cuadro, ¿se trata de manera profiláctica?".

Tanto Lucas como Cannon anotaron que este estudio se llevó a cabo en una población de alto riesgo, así que no puede ser generalizado para toda la población.

Los padres deben estar pendientes a un niño que se aísle socialmente y deje de participar en actividades que antes disfrutaba, según Cannon. Dijo que usualmente no es hasta que el niño está recibiendo un tratamiento de salud mental que admiten tener delirios o escuchar voces o sentir una mayor desconfianza, de manera que los padres tal vez no noten tales síntomas. Los padres deben tener especial cuidado de estos síntomas si hay antecedentes familiares de enfermedades psicóticas, según el estudio.

Más información

Para más información sobre la psicosis y los jóvenes, visite la Canadian Mental Health Association.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: Tyrone Cannon, Ph.D., Staglin Family professor of psychology, psychiatry and biobehavioral sciences, associate director, Semel Institute of Neuroscience and Human Behavior, and director, Center for Cognitive Neuroscience, University of California, Los Angeles; Christopher P. Lucas, M.D., M.P.H., associate professor, child and adolescent psychiatry, New York University School of Medicine, and director, Early Childhood Service, New York University Child Study Center, New York City; Jan. 7, 2008, Archives of General Psychiatry

Last Updated: