Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Más adolescentes se están sometiendo a cirugía para la obesidad

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

MARTES 6 de marzo de (HealthDay News) -- Una cantidad aún pequeña pero creciente de adolescentes se está sometiendo a cirugía bariátrica, la cual reduce el tamaño del estómago, para tratar la obesidad.

Aunque representa menos del 1 por ciento de los procedimientos bariátricos realizados, un estudio reciente halló que la cantidad de adolescentes que se someten a la operación se ha triplicado en tres años.

"La cantidad de procedimientos bariátricos de adolescentes ha aumentado en el periodo de 2000 a 2003", aseguró el Dr. Randall S. Burd, investigador líder y profesor asociado de cirugía de la división de cirugía pediátrica de la escuela de medicina Robert Wood Johnson de Nueva Jersey. "Aunque se trata de un pequeño porcentaje de todas las cirugías bariátricas realizadas en los EE.UU., el incremento ha sido significativo".

"Debido a que aún hay tan pocos (adolescentes que se someten a la cirugía), estos casos necesitan ser estudiados para determinar cuáles serán los resultados a corto y largo plazo", aseguró Burd. "Es probable que un adolescente que se someta a este procedimiento tenga distintos resultados a largo plazo que un adulto que se someta a uno", dijo.

Los hallazgos aparecen en la edición de marzo de Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine.

Un tipo común de cirugía bariátrica es el bypass gástrico, en el que se secciona una pequeña porción del estómago para formar una bolsa que desvía la primera parte del intestino delgado y se conecta directamente con las porciones inferiores. Otra opción común es la banda gástrica, en la que los cirujanos implantan un dispositivo parecido a una banda alrededor del estómago para dividirlo en dos compartimientos más pequeños.

En el estudio, Burd y sus colegas utilizaron datos de una muestra de todo el país de hospitales comunitarios para determinar el índice anual de cirugía bariátrica para los adolescentes entre 1996 y 2003. Durante ese periodo, se realizaron 566 cirugías en adolescentes en los hospitales de la muestra. Esto representa un cálculo nacional de 2,744 adolescentes sometidos a estos procedimientos, aseguró Burd.

El índice de cirugías no cambió significativamente entre 1996 y 2000, según halló el estudio, pero aumentó en más de tres veces entre 2000 y 2003. Aún así, apenas 771 adolescentes se sometieron al procedimiento en 2003, menos del 0.7 por ciento de los 105,47 procedimientos bariátricos realizados ese año.

Burd aseguró que a los adolescentes que se sometieron a la cirugía les fue mejor que a los adultos inmediatamente después de ella. "Tuvieron estadías hospitalarias más cortas y ningún niño murió después de la cirugía. Para los adultos, el índice de muerte es del 2 por ciento", aseguró. Los índices de complicaciones también fueron inferiores para los adolescentes que para los adultos, dijo.

Una razón por la que a los adolescentes les va mejor inicialmente que a los adultos es que generalmente no tienen tantos otros problemas médicos graves. "Los niños tuvieron menos problemas relacionados con su obesidad que los adultos", aseguró Burd.

Para los adolescentes obesos que no pueden controlar su peso de ninguna otra manera, según Burd, la cirugía podría ser la mejor opción. La operación podría permitirnos evitar los problemas a largo plazo relacionados con la obesidad que se hubieran desarrollado si hubieran esperado por la cirugía hasta cumplir 30, 40 ó 50", sostuvo. "La operación probablemente sea una buena opción para los niños".

Un experto está de acuerdo en que la cirugía bariátrica podría ser una buena opción para los adolescentes, aunque sólo después de una evaluación cuidadosa.

"Los más importante es elegir muy cuidadosamente a los pacientes", aseguró Madelyn H. Fernstrom, directora del centro del control del peso de la Facultad de medicina de la Universidad de Pittsburgh. "El hecho de que no haya un gran aumento en la cirugía bariátrica entre los adolescentes a pesar del aumento dramático en la cirugía bariátrica de los adultos es algo muy bueno".

Fernstrom considera que la cirugía bariátrica para los adolescentes debe formar parte de un enfoque más amplio del control del peso. "Hay asuntos médicos, asuntos psicológicos, asuntos familiares, asuntos ambientales que deben ser evaluados antes de poder elegir la cirugía como opción", dijo. "Los niños no son adultos en miniatura".

El éxito de la cirugía también depende de hacer cambios dramáticos en la dieta y en la actividad, anotó Fernstrom. "La cirugía es una herramienta para hacer cambios en el estilo de vida más fácilmente y los adolescentes necesitan entender esto y tener la madurez para enfrentarlo", puntualizó.

Más información

El National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases tiene más información sobre la cirugía para la obesidad.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Randall S. Burd, M.D., Ph.D., associate professor of surgery, Division of Pediatric Surgery, Robert Wood Johnson Medical School, New Brunswick, N.J.; Madelyn H. Fernstrom, Ph.D., director, Weight Management Center, University of Pittsburgh School of Medicine; March 2007, Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine

Last Updated: