Para los juguetes de estas fiestas, piense primero en la seguridad

Cientos de miles de niños estadounidenses sufren lesiones cada año

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por Dennis Thompson
Reportera de Healthday

MARTES 19 de diciembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Ya quedan pocos días para hacer las compras navideñas y muchos padres están haciendo lo inimaginable para no dejar escapar los juguetes más pedidos de 2006.

Para algunas madres y padres dispuestos a complacer, el Nintendo Wii, la consola de video juego más nueva del mercado, es toda una cruzada. Para otros es el Elmo T.M.X. (en inglés Tickle Me Extreme o hazme cosquillas extremo) la edición del décimo aniversario del popular muñeco. También puede ser la Caja registradora parlanchina de Dora, la cámara digital Kid-Tough de Fisher Price o el Piano de cola para bebé Laugh & Learn.

Cualquiera que sea el juguete, las preguntas son iguales para cada padre que se acerca a la caja registradora con un paquete en la mano. ¿Este juguete es seguro para mi hijo? ¿Es apropiado para su edad? ¿Cómo hago para asegurarme de que mi bebé no se va a hacer daño jugando con él?

"En realidad, se trata de ser un buen consumidor, saber qué peligros buscar y nunca suponer que porque llegó a la estantería de la tienda es seguro", recomendó James Swartz, director de WATCH (World Against Toys Causing Harm, el mundo contra los juguetes peligrosos), un grupo sin fines de lucro que publica la lista de "los 10 peores juguetes" cada año. "Se trata de mirar los juguetes con ojo crítico y estar informado sobre qué es lo que hay que revisar", explicó.

Según la U.S. Consumer Product Safety Commission, 20 niños menos de 15 años murieron por lesiones relacionadas con juguetes en 2005. Otros 152,400 sufrieron lesiones relacionadas con los juguetes.

"Hay que tener en cuenta que en este país los juguetes son, en su mayoría, más que seguros", aseguró Alan Korn, director de políticas públicas y abogado general de Safe Kids Worldwide, una red mundial de organizaciones cuya misión es prevenir las lesiones accidentales en la infancia.

"Es poco común que un niño se lesione o muera a causa de un juguete. Sin embargo, eso no significa que haya que descuidarse", continuó Korn. "Se trata de encontrar el juguete adecuado para cada niño según su edad, siempre".

De las 20 muertes relacionadas con los juguetes, nueve se debieron a ahogamiento, por bolas de goma pequeñas, globos o dados alojados en la garganta, o por estrangulamiento a causa de las riendas de un caballo de juguete o una parte de un columpio.

Los expertos le recomiendan a los padres que revisen si los juguetes tienen partes pequeñas, sobre todo para los menores de tres años que todavía tienen la tendencia a llevarse todo a la boca. Los padres también deberían revisar los juguetes con regularidad para determinar si tienen daños que generen fragmentos y repararlos o deshacerse de ellos.

Los expertos también recomiendan no permitir que el niño juegue con cosas que tengan cuerdas, tirantes o cordones de más de 7 pulgadas de largo (17 cm.) o permitir que los niños menores de ocho años inflen globos de látex o jueguen con ellos.

En cuanto a las lesiones, cerca del 34 por ciento se relacionaron con los juguetes de montar que con ninguna otra categoría de juguetes. Entre éstos se encuentran bicicletas, patinetas, patines en línea y monopatines.

Korn recomendó que cualquiera que le regale un juguete para montar a un niño también le debe regalar el equipo de seguridad, como el casco y los protectores para rodillas y codos. "No son accesorios, son necesidades", sostuvo. "Cómo me gustaría que incluyeran un casco con cada bicicleta que vendieran para un niño".

Con los juegos de video, que en general son seguros, según los expertos, el asunto se trata de monitorear el tiempo que el niño pasa jugando para que no tenga lesiones por exceso de uso. Las lesiones causadas por movimientos reiterados que afectan los músculos y los ligamentos pueden suceder por jugar demasiado, así como la fatiga ocular y otros problemas.

"Necesitan decidir con su hijos que es lo mejor en cuanto a qué cantidad tiempo es la adecuada para los videojuegos", recomendó Swartz. "Los videojuegos llegaron para quedarse. El asunto es determinar qué cantidad es aceptable y qué tipos son los adecuados".

Korn aseguró que lo mejor es limitar el tiempo que se pasa usando los videojuegos para asegurarse de que el niño obtenga diversas experiencias de juego.

"Lo mejor es que se muevan y que salgan a jugar, incluso en invierno", sostuvo Korn. "Los videojuegos pueden ser excelentes herramientas de aprendizaje si se eligen adecuadamente. Pero lo mejor es que los niños usen su imaginación y creatividad".

Finalmente, Korn recomendó que los padres se inscriban en el sitio Web de la Consumer Products Safety Commission para recibir alertas periódicas por correo electrónico sobre juguetes retirados del mercado.

"Es muy importante que los padres se mantengan al día con estos retiros para determinar si estos productos se usan en sus hogares y en las guarderías", recomendó Korn. También recomendó que los padres llenen siempre las tarjetas de registro de seguridad que vienen con algunos juguetes.

Más información

Para más información sobre la seguridad de los juguetes, visite la Consumer Product Safety Commission.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: James Swartz, director of WATCH, World Against Toys Causing Harm, Boston; Alan Korn, director of public policy and general counsel, Safe Kids Worldwide, Washington, D.C.; U.S. Consumer Product Safety Commission

Last Updated: