¿Los atracones de bebida son un peligro para los huesos de las adolescentes?

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

JUEVES, 14 de junio de 2018 (HealthDay News) -- Las chicas adolescentes que consumen con regularidad entre cuatro y cinco bebidas alcohólicas podrían estar preparándose para toda una vida de densidad ósea baja, sugiere una investigación reciente.

El estudio de mujeres universitarias incluyó a algunas que reportaron atracones de bebida regulares durante la secundaria y en el primer año de universidad. Esto significa consumir cuatro o más bebidas alcohólicas en un periodo de dos horas.

"Encontramos que la salud ósea de las que participaban en atracones de bebida de forma más empedernida no era tan buena como la de las que no habían participado mucho en atracones de bebida en la escuela secundaria. Y lo vimos incluso tras tomar en cuenta otros factores que podrían afectar a la salud ósea", señaló el autor principal del estudio, Joseph LaBrie, profesor de psicología en la Universidad Loyola Marymount, en Los Ángeles.

"Si alguien no llega a la densidad ósea máxima, quizá no lo sepa. Pero sobre todo en las mujeres, una falta de densidad ósea puede ser realmente importante luego, cuando podrían desarrollar unos huesos frágiles, osteoporosis y sufrir fracturas", advirtió.

La masa ósea de las mujeres alcanza su densidad máxima cuando una mujer tiene entre 20 y 25 años de edad. Tras eso, la masa ósea se reduce de forma gradual a lo largo de toda la vida. Cualquier cosa que interrumpa la producción de hueso antes de ese máximo podría contribuir a una densidad ósea más baja durante toda la vida, según los investigadores.

Esto podría ser crítico a una edad más avanzada cuando las fracturas por la osteoporosis, una enfermedad que adelgaza a los huesos, dejan a muchos adultos con discapacidad.

El estudio incluyó a 87 mujeres de 18 a 20 años de edad. Un 60 por ciento eran blancas.

18 de ellas fueron incluidas en la categoría de atracones de bebida regulares más frecuentes. El estudio definió los atracones de bebida empedernidos como más de 115 episodios desde el inicio de la secundaria, o un promedio de casi dos veces al mes.

Todas recibieron pruebas para medir la densidad ósea.

Los investigadores controlaron los datos para tomar en cuenta otros factores que podrían afectar al desarrollo de los huesos, como el peso, la actividad física y el uso de anticonceptivos.

Encontraron que las mujeres que realizaban atracones de bebida de forma regular tenían una densidad ósea más baja en la columna. Pero el estudio no pudo probar causalidad.

La Dra. Caroline Messer es una endocrinóloga que se especializa en la pérdida ósea en el Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York.

"A lo largo de los años, los estudios han mostrado que una ingesta alta de alcohol se asocia con un mayor riesgo de fracturas osteoporóticas. Beber en exceso durante la adolescencia es en particular nocivo, porque los años de la adolescencia son esenciales para el desarrollo de la densidad ósea máxima", enfatizó Messer.

Un consumo de alcohol de más de 2 o 3 onzas (59 o 89 mililitros) al día puede resultar en una menor densidad ósea por una variedad de motivos, explicó, entre ellos una interferencia en la absorción del calcio y de la vitamina D.

El alcohol también reduce los niveles de estrógeno. "El estrógeno es importante para el crecimiento y el desarrollo adecuados de los huesos, sobre todo en la columna. Esto podría explicar el hallazgo de una masa más baja en la columna entre las mujeres en edad universitaria que participaban en atracones de bebida con regularidad", dijo Messer. Messer no participó en el estudio.

Un consumo empedernido de alcohol también puede provocar varios cambios que fomentan la descomposición ósea, añadió.

Los investigadores no observaron los efectos de los atracones de bebida en la densidad ósea de los hombres, pero LaBrie indicó que sospecha que los hallazgos serían similares en los varones.

Hay algunas diferencias en las hormonas y en el momento de la pubertad entre hombres y mujeres, anotó LaBrie, pero "es probable que en los hombres ocurra una dinámica similar".

El estudio aparece en la edición de mayo de la revista Journal of Studies on Alcohol and Drugs.

Más información

El Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel de EE. UU. ofrece más información acerca de la salud de los huesos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Joseph LaBrie, Ph.D., professor, psychology, Loyola Marymount University, Los Angeles; Caroline Messer, M.D., endocrinologist, Lenox Hill Hospital, New York City; May 2018, Journal of Studies on Alcohol and Drugs

Last Updated: