Padres, piensen antes de beber alcohol en estas fiestas

In English

LUNES, 17 de diciembre de 2018 (HealthDay News) -- Uno de cada 4 padres estadounidenses que beben alcohol durante la temporada de fiestas no piensa en si podrá cuidar a sus hijos al día siguiente, muestra una encuesta reciente.

"La mayoría de padres que planifican consumir bebidas alcohólicas de noche hacen arreglos para tener un conductor designado y para que alguien cuide a sus hijos durante el evento en sí", comentó la codirectora de la encuesta, Sarah Clark. "Menos padres podrían pensar en cómo su consumo de alcohol podría tener un impacto en las responsabilidades de crianza de sus hijos pequeños al día siguiente".

La encuesta, llamada Encuesta nacional sobre la salud de los niños, del Hospital C.S. Mott en la Universidad de Michigan, incluyó a casi 1,200 padres de niños de hasta 9 años de edad en todo el país. Los investigadores encontraron que la mayoría de los padres dijeron que consumían alcohol durante los eventos especiales, ya fuera con frecuencia (un 27 por ciento), a veces (un 36 por ciento) o raras veces (un 17 por ciento).

De esos padres, un 73 por ciento afirmaron que era probable que hicieran planes por adelantado para que alguien cuidara a sus hijos durante el evento, y un 68 por ciento tenían muchas probabilidades de hacer planes para contar con un transporte seguro.

Pero apenas un 47 por ciento dijeron que era muy probable que pensaran por adelantado sobre qué tanto alcohol iban a beber, y solo un 64 por ciento afirmaron que era muy probable que hicieran planes para que alguien cuidara a sus hijos el día después de una noche de bebida.

Casi un tercio de los padres dijeron que sabían de otro padre que podría haber puesto a su hijo en una situación peligrosa debido al consumo de alcohol durante un evento especial. Los encuestados dijeron que: el otro padre estaba demasiado borracho o tenían una resaca demasiado fuerte como para supervisar a su hijo (un 61 por ciento) o para manejar una posible emergencia (un 48 por ciento), que condujo con un niño mientras estaba afectado por el alcohol (un 37 por ciento), que se puso violento o perdió el control delante de su hijo (un 28 por ciento), o que lesionó al niño (un 7 por ciento).

Un 8 por ciento de los padres admitieron una situación en que habían estado demasiado borrachos como para cuidar a sus hijos de forma adecuada.

Clark anotó que "la cantidad de alcohol que se consume puede afectar la crianza al día siguiente. Un padre inconsciente en un sofá no reconocerá ni reaccionará de forma efectiva a los riesgos de seguridad cotidianos que ocurren con los niños".

Un hallazgo sorprendente fue que los padres que dijeron que raras veces bebían eran menos propensos a hacer planes por adelantado para el cuidado de los niños y el transporte la noche del evento especial, y para el cuidado de los niños al día siguiente, que los padres que dijeron que bebían a veces o con frecuencia.

"Los padres que planifican consumir bebidas alcohólicas durante una salida deben planificar un transporte por adelantado para asegurarse de llegar a casa de forma segura", aconsejó Clark en un comunicado de prensa de la universidad.

"Si el uso de alcohol pudiera afectar potencialmente su capacidad de cuidar a sus hijos al día siguiente, los padres también podrían pensar en organizar el cuidado de sus hijos", añadió.

"Hacer que los niños se queden en casa de un familiar o pedir a un abuelo que se quede durante la noche son opciones para garantizar que sus hijos estén en un ambiente seguro y supervisado", sugirió Clark.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. ofrece recursos para la crianza de los hijos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: University of Michigan, news release, Dec. 17, 2018

--

Last Updated: