Cuando se trata de caramelos de Halloween, no es la cantidad sino cuándo se comen

Según un odontopediatra, la exposición prolongada al ácido en la boca es la culpable

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de Healthday

JUEVES, 30 de octubre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Ya se avecina el Halloween con su avalancha de caramelos, quizá la peor época del año para los dientes de los niños.

Un odontólogo no opina lo mismo y asegura que los padres pueden hacer una gran diferencia monitorizando cuándo los comen los niños.

"Los padres necesitan saber que la frecuencia es mucho más importante que la cantidad cuando se trata de ingerir" azúcares, señala el Dr. Mark Helpin, presidente encargado del Departamento de odontopediatría de la Universidad de Temple. "No es cuánto comemos sino con qué frecuencia lo hacemos lo que nos pone en mayor riesgo de caries".

Los caramelos siguen siendo una parte muy importante del Halloween para las decenas de millones de niños estadounidenses y sus padres compradores (sustractores) de caramelos. La Asociación Nacional de Confiteros asegura que el 93 por ciento de los niños estadounidenses salen a pedir caramelos. El grupo calcula que las ventas de estas golosinas en Halloween alcanzarán $2,260 millones este año.

Sin embargo, los niños y los adultos están en menor riesgo de caries si comen caramelos, o incluso alimentos ricos en carbohidratos como papas fritas y galletas, con las comidas, señaló Helpin.

Es más probable que la caries se desarrolle cuando la boca está expuesta al ácido creado por las bacterias al comer, explicó Helpin. "Cuando comemos [a la hora de la comida], el flujo de saliva aumenta. También estamos ingiriendo otros líquidos que ayudarán a enjuagar la boca", continuó.

Pero si uno está comiendo todo el día, los dientes están bañados continuamente en ácido, dijo. "Si tengo cuatro caramelos y me los como todos a la vez, mi boca tendrá ácido durante treinta a sesenta minutos. Si como cada hora, mi boca estará expuesta al ácido durante cuatro horas", agregó.

Entonces, ¿qué se puede hacer? El peor momento para darle golosinas a los niños es justo antes de irse a la cama, señaló Helpin. En cuanto a las comidas, como el almuerzo en la escuela, tiene sentido que los niños beban líquidos para enjuagar el ácido, dijo.

Cuando se trata de Halloween, Helpin recomienda que los padres no se preocupen demasiado respecto a los caramelos y sus hijos. "No me parece que la semana de Halloween vaya a ser decisiva para recibir varias caries nuevas"; dijo.

Helpin recomienda que los padres le pidan a sus hijos que se cepillen los dientes luego de comer caramelos. Si eso no es posible, pídales que se enjuaguen la boca con agua tres o cuatro veces después de comer. Esto ayudará a reducir la acidez en la boca, dijo.

Puede haber preocupaciones especiales sobre las golosinas de Halloween si su hijo se encuentra entre los tres millones de niños y niñas estadounidenses que tienen alergias alimentarias.

"Los productos dulces incluyen frecuentemente ingredientes como maní, nueces, leche y huevo, algunos de los alérgenos alimentarios más comunes para los niños", señaló en un comunicado de prensa de la Academia alergias, asma e inmunología, con sede en Milwaukee la Dra. Jacqueline A. Pongracic, funcionaria de dicha organización. "El maní y las nueces son causas comunes de reacciones graves potencialmente mortales. Los niños y sus padres deben ser conscientes de esto y revisar los ingredientes de todas las golosinas. Esto puede resultar particularmente difícil con los caramelos de Halloween, que con frecuencia no tienen una lista de ingredientes en la etiqueta".

Según la AAAAI, los padres de niños que tengan alergias alimentarias deben hacer lo siguiente:

  • Antes de Halloween, pídale a los vecinos que repartan golosinas seguras, incluso entregando algunas de ellas específicamente en la mano de su hijo.
  • Tenga en cuenta que las barras de chocolate más pequeñas que generalmente se entregan a los niños que piden caramelos podrían tener ingredientes diferentes que sus contrapartes de tamaño normal.
  • Enséñele a su hijo a rechazar cortésmente las ofertas de golosinas hechas en casa, como galletas y pastelitos.

Más información

Encontrará más consejos de seguridad para el Halloween en el sitio web de la Cruz Roja de los EE: UU.

Cuidado con otros peligros embrujados

En Halloween, los padres se preocupan sobre la seguridad de sus hijos cuando van por las calles de su barrio y son propensos a accidentes o lesiones.

Mary Muscari, profesora asociada de enfermería de la Universidad Estatal Binghamton de Nueva York y autora Not My Kid 2: Protecting Your Children from the 21 Threats of the 21st Century (protección para sus hijos contra los 21 peligros del s. XXI), ofrece las siguientes recomendaciones:

  • Ayúdele a sus hijos a elegir disfraces que les permitan moverse y ver adecuadamente.
  • Se deben pedir caramelos durante las horas de luz, o por lo menos parte del disfraz debe ser reflectante para que los automovilistas puedan verlos. Además, asegúrese de planear una ruta para ir a pedir caramelos. Elija casas que conozca.
  • Sus hijos deben llevar teléfonos celulares cargados y linternas a la mano. Y si va con ellos, también debe llevarlos usted.
  • Los niños más grandes y los adolescentes deben tener cuidado con los disfraces que causen controversia. Vestirse de pandillero en el territorio equivocado puede tener consecuencias desastrosas.
  • Ignífugo no significa incombustible, por lo que debe alejar a los niños de las llamas.

Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: Mark Helpin, DDS, Maurice H. Kornberg School of Dentistry, Temple University, Philadelphia; Mary Muscari, Ph.D., associate professor, nursing, Binghamton University, State University of New York; October 2008, news release, American Academy of Allergy, Asthma & Immunology

Last Updated: