El preescolar es el mejor momento para enseñar unos hábitos saludables de estilo de vida

In English

LUNES, 22 de abril de 2019 (HealthDay News) -- Enseñar a los niños de preescolar sobre unos hábitos saludables puede reducir su riesgo de obesidad y enfermedad cardiaca más adelante en la vida, sugiere una investigación reciente.

El estudio de la ciudad de Nueva York incluyó a 562 niños de 15 preescolares de Harlem, que tiene una población mayormente negra e hispana. Se sabe que ambos grupos tienen un riesgo más alto de enfermedad cardiaca.

Al inicio del estudio, los niños de 3 a 5 años respondieron a un cuestionario para evaluar su conocimiento, actitudes y conductas sobre la dieta, la actividad física, las emociones y el funcionamiento del cuerpo y del corazón.

Por ejemplo, les pidieron elegir los alimentos más saludables entre verduras, frutas y hamburguesas con queso/papas fritas. También se les preguntó con qué frecuencia corrían, saltaban y jugaban.

Los niños de seis preescolares (el grupo de control) continuaron con su currículo regular en el aula, que incluía un componente de educación en salud. Los niños en las otras nueve escuelas (el grupo de la intervención) participaron en un programa especial creado por cardiólogos, psicólogos y educadores.

A lo largo de cuatro meses, enseñaron al grupo de la intervención sobre una alimentación saludable, la actividad física, el funcionamiento del cuerpo y la gestión de las emociones.

Además, se pidió a los padres o cuidadores que hicieran 12 horas de actividades de fin de semana a lo largo de cuatro meses, que incluían comprar fruta fresca en el supermercado y aumentar la actividad física.

Tras cuatro meses, los niños volvieron a recibir el cuestionario. Los del grupo de la intervención tuvieron más del doble de mejora en su conocimiento y actitudes sobre los hábitos saludables, en comparación con los del grupo de control: un 12 frente a un 5.5 por ciento.

Los niños en el grupo de la intervención con las puntuaciones más bajas el inicio del estudio mostraron los mayores avances. Los que participaron en al menos un 75 por ciento del programa de la intervención mejoraron más que los que hicieron menos de la mitad de este.

La intervención fue más efectiva en los niños de 4 años que en los de 3 años, lo que sugiere que los 4 años son una buena edad para iniciar la intervención, porque los niños son más maduros y más capaces de retener la información, según el estudio.

"Las intervenciones que aplicamos en el sistema escolar son de bajo costo y fáciles de implementar, y esperamos que con el tiempo se puedan integrar en las escuelas de todo el país para promover unas conductas saludables entre los niños, para en última instancia reducir sus factores de riesgo de desarrollo de enfermedad cardiaca a lo largo de todas sus vidas", planteó el líder de estudio, el Dr. Valentin Fuster, director de Mount Sinai Heart, en la ciudad de Nueva York.

"Los resultados de este nuevo estudio prueban que una intervención temprana es efectiva en los niños en edad preescolar, pero creemos que esto también puede promover las conductas saludables entre los cuidadores y maestros, y tener un impacto de gran alcance", añadió Fuster en un comunicado de prensa de Mount Sinai.

Los investigadores planifican ampliar el programa en los cinco distritos de la ciudad.

El estudio aparece en la edición en línea del 22 de abril de la revista Journal of the American College of Cardiology.

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ofrece consejos sobre los niños y una vida saludable.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: Mount Sinai, news release, April 22, 2019

--

Last Updated: