Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Observan una reducción dramática en la cantidad de niños que mueren ahogados por objetos domésticos

In English

Por
Reportera de HealthDay

MARTES, 26 de noviembre de 2019 (HealthDay News) -- Los esfuerzos por reducir las muertes por ahogamiento entre los niños pequeños parecen haber dado resultado. Un informe reciente encuentra que el número de niños que murieron atragantados por objetos domésticos se ha reducido en un 75 por ciento desde 1968.

Es probable que las regulaciones, una mayor cantidad de educación sobre los peligros de ahogamiento, y las directrices de organizaciones como la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) hayan tenido un rol en la tendencia a la baja, señaló el autor del estudio, el Dr. John Cramer.

Cramer dijo que quizá las regulaciones hayan tenido el rol más significativo en la reducción de las muertes infantiles por ahogamiento con objetos pequeños.

"Algunas de las regulaciones de los últimos 50 años han obligado a las personas a hacer lo correcto. Ahora, cuando se compran juguetes o cunas, los productos están diseñados para que no puedan provocar un ahogamiento. Si usted es un padre y compra una cuna, no tiene que pensar en comprar una cuna con partes pequeñas, porque ya está regulado", apuntó Cramer, profesor asistente de otorrinolaringología -- cirugía de cabeza y cuello en la Universidad Estatal de Wayne, en Detroit.

Un ejemplo citado por los autores del estudio es una ley de 1979 sobre los productos diseñados para niños pequeños. Los productos hechos para niños pequeños ya no pueden contener partes suficientemente pequeñas como para caber en un cilindro de prueba que tiene el tamaño aproximado de las vías respiratorias de un niño menor de 3 años.

En el estudio, los investigadores revisaron datos nacionales de 1968 a 2017. En 1968, hubo 719 muertes de niños que se atragantaron con un objeto. En 2017, esa cifra se había reducido a 184.

Los niños menores de 3 años tienen el mayor riesgo de ahogamiento, y también han experimentado las reducciones más significativas en las tasas de muertes por ahogamiento a lo largo del tiempo, anotaron los autores del estudio.

"Las advertencias sobre el peligro de ahogamiento en los juguetes usados por niños menores de 3 años probablemente han tenido el mayor beneficio con el tiempo. Es una etapa del desarrollo en que los niños son orales y exploran, y con frecuencia se ponen cosas en la boca", aclaró Cramer.

La base de datos usada por los investigadores no contenía información específica sobre los tipos de objetos con que los niños se atragantan, pero Cramer dijo que los objetos pequeños y redondos podrían tener justo el tamaño como para bloquear las vías respiratorias.

El Dr. Gary Smith, director del Centro de Investigación y Políticas de Lesiones del Hospital Pediátrico Nacional en Columbus, Ohio, ha publicado antes investigación sobre el ahogamiento en los niños. Dijo que los globos de látex son un objeto con un riesgo particularmente elevado de ahogamiento.

"Un trozo de un globo o un globo sin inflar puede cubrir la apertura de la laringe del niño, y es como el film transparente. Es difícil de sacar, incluso con el mejor equipo", advirtió Smith.

Las canicas y las pelotas pequeñas, como las que se usan en el juego infantil matatenas ("Jacks"), también son un peligro importante, dijo.

"Cualquier cosa redonda o cilíndrica del tamaño de las vías respiratorias puede funcionar como un tapón de las vías respiratorias", explicó Smith.

Además de los objetos domésticos pequeños, Smith apuntó que la comida también puede ser un gran peligro.

"Las salchichas son un tapón de las vías respiratorias perfectamente diseñado", anotó Smith. Dijo que las salchichas también son un riesgo para los niños pequeños, que podrían ponérselas en la boca. Las uvas, las zanahorias, las bolas de chicle, y los caramelos duros y los redondos son alimentos que plantean un peligro de ahogamiento para los niños pequeños.

Las salchichas y las uvas se deben cortar en cuatro antes de dárselas a los niños pequeños. Las salchichas son un peligro de atragantamiento tan grande, indicó Smith, que son un riesgo incluso a los 10 años. Sugirió rallar las zanahorias de los niños pequeños.

Smith añadió que los niños con necesidades especiales con frecuencia tienen un riesgo más alto de ahogarse hasta que tienen más edad. Y mencionó que los adultos mayores con frecuencia desarrollan problemas para masticar o tragar, y que también deben tomar precauciones para no ahogarse.

Cramer dijo que "aunque no se puede esterilizar el ambiente de un niño por completo, los padres a veces no son conscientes de algunos de los riesgos a los que su hijo puede enfrentarse. Para los padres, la concienciación y la educación sobre los peligros de ahogamiento son importantes. Hay muchas cosas en el ambiente de un niño a las que puede echarle la mano. Tenga cuidado con lo que le da a su hijo para que juegue, como monedas o llaves".

Smith se mostró de acuerdo en que "uno no puede vigilar a un niño todo el tiempo. Son rápidos, son curiosos, y puede pasar algo fácilmente. Tome medidas para protegerlos de forma preventiva".

El estudio se publicó como carta de investigación en la edición del 26 de noviembre de la revista Journal of the American Medical Association.

Más información

El Hospital Pediátrico Nacional ofrece más información sobre cómo prevenir el ahogamiento en los niños.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: John Cramer, M.D., assistant professor, department of otolaryngology--head and neck surgery, Wayne State University School of Medicine, Detroit; Gary Smith, M.D., Dr.Ph., director, Center for Injury Research and Policy, Nationwide Children's Hospital, Columbus, Ohio; Nov. 26, 2019, Journal of the American Medical Association

Last Updated: