¿Es adicto a los videojuegos? Este tratamiento podría ayudar

In English

Por
Reportera de HealthDay

MIÉRCOLES, 10 de julio de 2019 (HealthDay News) -- ¿Conoce a alguien que simplemente no puede soltar el controlador en medio de un juego en línea como Fortnite o League of Legends?

Unos investigadores alemanes piensan que han desarrollado una forma de ayudar a abandonar el compulsivo hábito.

En el nuevo estudio, el equipo de la investigación reportó que ha desarrollado un tipo de terapia cognitivo conductual (TCC) a corto plazo para tratar las adicciones a los juegos. Combina componentes de la TCC, un contrato terapéutico y protocolos semanales. La meta es que alguien pueda usar internet de forma productiva para la escuela o el trabajo, pero que permanezca apartado de conductas problemáticas, como jugar o ver pornografía.

El estudio comparó a personas que recibieron la terapia con personas en una lista de espera para el tratamiento.

"Encontramos una tasa alta de remisión de la adición a internet y a los juegos de computadora en el grupo de tratamiento, en comparación con los controles de la lista de espera", comentó el autor del estudio, Klaus Wolfling, director de la clínica ambulatoria de adicciones conductuales del Centro Médico Universitario de Mainz.

Hubo 10 veces más probabilidades de que las personas en el tratamiento fueran capaces de evitar las conductas problemáticas en línea, encontraron los investigadores.

El trastorno por juego en internet se añadió hace poco al manual de psiquiatría usado por los médicos para diagnosticar la enfermedad mental, llamado DSM-5. Todavía no es un diagnóstico oficial, pero se añadió como una afección que amerita investigación adicional.

Wolfling dijo que alrededor de un 1 por ciento de la población alemana de 14 a 64 años tiene un trastorno por juego en internet. Pero si se observa solo a los jóvenes (de 14 a 24 años), la cifra es de alrededor de un 2.5 por ciento.

David Austern, profesor clínico asistente en el departamento de psiquiatría de Langone Health de la NYU, en la ciudad de Nueva York, comentó que todavía no hay suficiente investigación como para estar seguros de cuántas personas tienen un trastorno por juego en internet en Estados Unidos. Pero sospecha que es probable que sea similar a los hallazgos en Alemania.

Las señales del trastorno por juego en internet son como las de la ludopatía, según los autores del estudio. La obsesión con los juegos, una necesidad de aumentar el tiempo que se pasa en el juego, síntomas de abstinencia cuando el juego no está disponible, y el uso continuado del juego a pesar de las consecuencias negativas son señales de problemas. Wolfling dijo que otra señal es la incapacidad de dejar de jugar el juego durante más de cuatro días consecutivos.

Austern planteó que los padres y otros seres queridos deben prestar atención a qué tanto los juegos afectan a la vida de una persona.

"Una de las cosas que debemos observar es cuánto interfiere esta actividad con otros aspectos de la vida. Por ejemplo, un adolescente que antes salía con los amigos y jugaba deportes, pero que ahora solo juega juegos en línea, o un adulto que debería estar buscando trabajo y que está sentado en casa jugando", explicó.

El estudio incluyó a casi 150 hombres jóvenes reclutados en cuatro centros médicos universitarios, tres en Alemania y uno en Austria. Su edad promedio era de 26 años. Todos tenían una adicción a internet, incluyendo los juegos en línea.

Los investigadores apuntaron que el estudio solo incluyó hombres porque un 90 por ciento de los pacientes tratados por adicciones conductuales (como la adicción a las apuestas, a los juegos o a internet) son hombres.

La mitad del grupo recibió el nuevo programa de TCC a corto plazo, mientras que la otra mitad se asignó a la lista de espera del tratamiento.

La TCC es un tipo de terapia diseñado para ayudar a las personas a comprender y cambiar las formas malsanas de pensar y comportarse, según la Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association).

La TCC a corto plazo incluyó 15 sesiones semanales en grupo y hasta ocho sesiones individuales. El tratamiento completo está diseñado en tres fases, según Wolfling. La primera fase se enfoca en la educación y en fijar las metas de la terapia. La segunda fase introduce intervenciones terapéuticas para trabajar en un uso funcional de internet. La fase final cementa las otras dos para garantizar la remisión (la abstinencia de la conducta problemática), e incluye técnicas de prevención de recaídas.

Actualmente, el tratamiento no está disponible en Estados Unidos. Wolfling apuntó que crearon una versión en alemán del manual de tratamiento, y que ahora lo están traduciendo al inglés.

Añadió que considera que la terapia también funcionaría bien en las mujeres con adicciones a internet y al juego.

Austern dijo que es difícil saber qué tan efectiva podría ser esta terapia, porque todavía no hay datos a largo plazo disponibles. Aun así, en otros problemas de la salud mental, "incluso una TCC breve puede tener efectos notables a largo plazo".

Tanto Wolfling como Austern afirmaron que se necesita más investigación.

El estudio se publicó en la edición en línea del 10 de julio de la revista JAMA Psychiatry.

Más información

Para más información sobre las adicciones a internet y a los juegos en línea, visite Mental Health America.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Klaus Wolfling, Ph.D., head, outpatient clinic for behavioral addictions, department of psychosomatic medicine, University Medical Center Mainz, Germany; David Austern, Ph.D., clinical assistant professor, department of psychiatry, NYU Langone Health, New York City; July 10, 2019, JAMA Psychiatry, online

Last Updated: