Ser papá soltero puede cobrarse un gran precio en la salud

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

MIÉRCOLES, 14 de febrero de 2018 (HealthDay News) -- Los papás solteros han sido motivo de risas en incontables comedias de televisión, desde "The Andy Griffith Show" y "My Three Sons" hasta programas más modernos como "Arrested Development" y "Louie".

Pero en la vida real, ser un papá soltero es difícil... tanto que puede conducir a una tumba precoz, informan investigadores canadienses.

"Encontramos que los papás solteros tenían una mortalidad tres veces más alta en comparación con las mamás solteras y los papás con pareja, y una mortalidad cinco veces más alta en comparación con las mamás con pareja", señaló la investigadora principal, Maria Chiu, científica en el Instituto de Servicios de Evaluación Clínica de la Universidad de Toronto.

A lo largo de una década, se puede anticipar que mueran seis papás solteros, en comparación con dos mamás solteras, dos papás con pareja y una mamá con pareja de cada 100 padres de cada uno de esos grupos, dijo Chiu.

Las familias monoparentales encabezadas por papás se están haciendo más comunes en todo el mundo, debido en gran medida a las crecientes tasas de divorcios, separaciones y niños nacidos fuera del matrimonio, apuntaron los investigadores.

Más de 2.6 millones de hogares de Estados Unidos están encabezados por papás solteros, un aumento de nueve veces frente a la década de los 60, anotaron los autores del estudio.

A pesar de esto, la mayor parte de la investigación sobre los padres solteros se ha enfocado en las mamás solteras, dijo Chiu. Hasta la fecha, ningún estudio ha comparado la esperanza de vida de los papás solteros, las mamás solteras y las parejas.

Para investigarlo, Chiu y sus colaboradores reunieron datos de más de 40,500 personas que participaron en la Encuesta canadiense de salud comunitaria, una investigación a largo plazo. Entre los participantes hubo 871 papás solteros, 4,590 mamás solteras, 16,341 papás con pareja y 18,688 mamás con pareja, con una edad promedio de entre 41 y 46 años cuando realizaron la encuesta.

Los participantes completaron cuestionarios relacionados con el estilo de vida, la dieta y el estatus económico. Los investigadores también buscaron sus expedientes de salud para dar seguimiento a su historial médico.

Durante un seguimiento promedio de 11 años, murieron 693 personas. Aunque fueron el grupo más pequeño, los papás solteros tuvieron más probabilidades de fallecer durante la década anterior.

Como grupo, los papás solteros comienzan con muchas desventajas de salud, encontraron los investigadores.

Al inicio del periodo del estudio, tenían más edad y una prevalencia más alta de cáncer y enfermedad cardiaca. También eran más propensos que los papás con pareja a haber sido hospitalizados o llevados al departamento de emergencias en el año anterior.

Los papás solteros también eran más propensos a tener un estilo de vida malsano, mostraron los hallazgos. Comían menos frutas y verduras, por ejemplo, y era más probable que se dieran atracones de bebida.

Según el Dr. Matthew Lorber, psiquiatra en el Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York, esos resultados reflejan lo que las mujeres tienden a aportar al matrimonio: el fomento de una conducta saludable tanto en el marido como en los hijos.

"El instinto materno de las mujeres no es solo para los hijos", dijo. "También cuidan a sus maridos. Tengo mucha curiosidad de ver qué mostraría un estudio sobre la salud de los niños criados por un papá soltero". Lorber no participó en el nuevo estudio.

Chiu sospecha que los papás solteros quizá tampoco sean tan buenos al buscar ayuda o respaldo social como las mamás solteras.

"En promedio, es más probable que las mujeres busquen un respaldo social, mientras que para los papás hay barreras reales o percibidas", lamentó Chiu. "[Las mujeres son] más propensas a implicarse en esos grupos sociales y comunitarios que protegen su salud".

Por ejemplo, los papás solteros quizá estén menos dispuestos a programar tiempo para sí mismos para descansar y relajarse con los amigos, añadió Chiu.

"Simplemente sacar el tiempo de cuidarse y salir con los amigos... como mamás, pensamos naturalmente que eso es importante", dijo. "En los papás, eso no sucede de forma tan natural".

Además, los papás solteros son más propensos a estar solos por haber enviudado, y el duelo podría tener un rol en su mala salud, sugirió Chiu.

Los amigos pueden ayudar al acompañar a los papás que han enviudado o se han divorciado recientemente, para ofrecer el respaldo que los hombres quizá no se den cuenta que necesitan", planteó Chiu.

Los hallazgos aparecen en la edición del 14 de febrero de la revista The Lancet Public Health.

Más información

La Línea Nacional de Ayuda para los Padres ofrece más información sobre cómo ser un padre soltero.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Maria Chiu, Ph.D., scientist, Institute for Clinical Evaluative Services, and assistant professor, University of Toronto; Matthew Lorber, M.D., psychiatrist, Lenox Hill Hospital, New York City; Feb. 14, 2018, The Lancet Public Health, online

Last Updated: