Diagnostican el síndrome de Tourette en tres de cada mil niños

Sin embargo, las autoridades de salud de EE. UU. aseguran que son muchos más los casos que no se detectan

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de Healthday

JUEVES, 4 de junio (HealthDay News/Dr. Tango) -- En la primera evaluación de su tipo, las autoridades de salud de EE. UU. informan que a tres de cada mil niños, en su mayoría de sexo masculino, se les diagnostica síndrome de Tourette.

El síndrome de Tourette es un trastorno neurológico que por lo general se manifiesta en la primera infancia, cuyos síntomas se agravan entre los 10 y los 12 años. Las características claves de la afección son tics motores recurrentes más un tic vocal como mínimo, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

"Éstos son los casos diagnosticados, no todos los que hay", apuntó el autor del estudio, Lawrence D. Scahill, profesor asociado de enfermería y psiquiatría infantil en la Facultad de medicina de la Universidad de Yale. "Hay buenas razón para creer que se subestima la prevalencia de esta afección".

La gente solía pensar que el síndrome de Tourette era poco común y uniformemente severo, dijo Scahill. En 1980, se amplió la definición de la afección para incluir los casos más leves, agregó. "Tan pronto como se hizo, aumentó la prevalencia".

Los estudios anteriores habían puesto la prevalencia del síndrome de Tourette en seis casos probables por cada mil niños, apuntó Scahill.

"La diferencia entre tres por mil casos diagnosticados y seis por mil casos probables es la diferencia entre los casos identificados y los casos por diagnosticar", dijo. "Esto nos dice que no estamos identificando tan mal los casos. Se está diagnosticando la mitad de los casos, pero no la otra mitad".

Aunque la mayoría de los casos son leves, con tics que apenas se notan, estos niños pueden sufrir de otros problemas del desarrollo, agregó. "La frecuencia del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es de más del 60 por ciento en esta población, mientras que la frecuencia de problemas del comportamiento es de más del 40 por ciento, por ejemplo la ansiedad", dijo Scahill.

Scahill apuntó que hay tratamientos efectivos para el TDAH, y que los medicamentos y la terapia conductual pueden ayudar a controlar los tics severos. "Es una minoría de individuos la que tiene problemas significativos como arrebatos inapropiados o proferimiento de insultos de uno u otro tipo", dijo.

El informe aparece en la edición del 5 de junio de la revista Morbidity and Mortality Weekly Report de los CDC.

Para el estudio, los investigadores recopilaron datos sobre casi 92,000 familias que participaron en la Encuesta nacional de salud infantil. Las entrevistas telefónicas se realizaron entre abril de 2007 y julio de 2008.

"Ésta es la primera estimación del síndrome de Tourette a partir de una muestra representativa a nivel nacional de niños estadounidenses", dijo la coautora del informe Rebecca Bitsko, científica en ciencias de la salud de los CDC. "Es una estimación de referencia con la que podremos trabajar y nos permitirá comprender el impacto del síndrome de Tourette y estudiar su tendencia en el tiempo".

En su estudio, los investigadores encontraron que la afección era tres veces más común en los niños que en las niñas, y dos veces más común en los niños de 12 a 17 años, en comparación con el rango de edad de 6 a 12.

Cerca del 27 por ciento de los niños con síndrome de Tourette tienen una forma moderada o severa de la enfermedad. Además, el 79 por ciento de los niños que padece esta afección tiene al menos un problema del neurodesarrollo, apuntaron los investigadores.

Los niños blancos son más del doble de propensos que los negros o hispanos a ser diagnosticados con el síndrome de Tourette.

Esto quiere decir probablemente que las minorías tienen cierta protección contra la afección, destacó Scahill. "Aunque honestamente, lo dudo. La otra explicación es que estos niños son menos propensos a recibir atención. Tal parece que no estamos detectando tantos casos como debiéramos en las minorías".

El Dr. Robert King, director médico de clínica del Tourette en el Centro de estudio infantil de Yale, dijo que este estudio es importante porque nos ayuda a comprender lo común que es esta afección.

"Aunque todavía se cree erróneamente que el síndrome de Tourette es un trastorno poco frecuente y severo, estos hallazgos confirman que es relativamente común, generalmente leve y que tiene muchas probabilidades de mejorar espontáneamente en la edad adulta", dijo King.

La prevalencia podría ser incluso mayor de lo que muestra la encuesta, en vista de que el diagnóstico se basó en el hecho de que un proveedor de atención de la salud le dijera en algún momento a los padres que su hijo tenía el síndrome de Tourette, destacó.

"Así pues, el estudio pudo no haber recogido los casos leves que no llamaron la atención del médico o los de poblaciones con menos acceso a especialistas familiarizados con el síndrome de Tourette y que por tanto no hicieron el diagnóstico", apuntó.

"El estudio también confirma las altas tasas de comorbilidad de otros trastornos, como el TDAH, la ansiedad, problemas de aprendizaje, y subraya la importancia del diagnóstico aún cuando los tics no sean en sí mismos una fuente de angustia o discapacidad", dijo.

Más información

Para más información sobre el síndrome de Tourette, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: Lawrence D. Scahill, Ph.D., associate professor, nursing and child psychiatry, Yale University School of Medicine, New Haven, Conn.; Rebecca Bitsko, Ph.D., health scientist, U.S. Centers for Disease Control and Prevention, Atlanta; Robert King, M.D., medical director, Tourette's Clinic, Yale Child Study Center, and professor, child psychiatry, Yale University School of Medicine, New Haven, Conn.; June 5, 2009, Morbidity and Mortality Weekly Report

Last Updated: