Hormona podría ayudar a controlar los miedos injustificados

Un estudio sugiere que el cortisol interviene con la recuperación de los recuerdos emocionalmente cargados

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

MARTES 28 de marzo (HealthDay News/HispaniCare) -- ¿Podría una simple hormona "curar" las debilitantes fobias?

Investigadores suizos han encontrado que administrar a las personas la hormona del estrés cortisol poco antes de que se enfrentaran a una situación que provocaba ansiedad realmente reducía el miedo y la ansiedad.

Si bien son promisorios, los resultados son demasiado preliminares para garantizar un cambio profundo en los tratamientos actuales, aclararon los autores del estudio.

"En este momento, necesitamos más estudios clínicos para saber si el cortisol es apropiado para el tratamiento de las fobias", afirmó la Dra. Dominique de Quervain, autora principal del artículo y profesora de investigación de la división de investigación psiquiátrica de la Universidad de Zurich.

El artículo aparece en la edición de esta semana de Proceedings of the National Academy of Sciences.

Los científicos han sabido que diferentes fobias causan la liberación del cortisol en el cerebro. Pero no estaba claro si la hormona también podía influenciar la respuesta de miedo.

También se ha demostrado que el cortisol, que es un glucocorticoide, interfiere con la recuperación de recuerdos emocionalmente cargados, lo que sugiere que podría bloquear el recuerdo y, por tanto, disminuir la ansiedad.

Los investigadores suizos evaluaron la hipótesis en 40 personas con fobia social y 20 personas con aracnofobia.

A cada participante se le suministró una dosis oral de cortisol una hora antes de ser expuesto a una situación que produjera miedo, como hablar en público para los que tenían fobia social o una fotografía de una araña para los que tenían aracnofobia.

Los voluntarios que recibieron la hormona informaron acerca de menos miedo y ansiedad cuando fueron confrontados con el objeto de sus miedos.

Los que sufrían de aracnofobia experimentaron una reducción progresiva de su miedo a medida que fueron expuestos a una fotografía de una araña seis veces durante un periodo de dos semanas. Esto fue verdad incluso en la sesión final, en que no se administró la hormona, afirmaron los investigadores.

Los hallazgos podrían también iluminar otras sutilezas de la ansiedad y el miedo.

Investigaciones anteriores han demostrado que los niveles de cortisol aumentan con la ansiedad generalizada, pero no con un ataque agudo de pánico. "En un ataque espontáneo completo que alcanza su pico en un periodo breve de tiempo, el cortisol no aumenta", afirmó el Dr. Eric Hollander, director del Programa de Trastornos Compulsivos, Impulsivos y de Ansiedad de la Escuela de Medicina Mount Sinai de la ciudad de Nueva York.

"Los hallazgos actuales sugieren que las personas que tienen ataques agudos de pánico desarrollan agorafobia [un problema en que las personas evitan las situaciones o lugares asociados con la ansiedad] porque la falta de aumento en el cortisol significa que en realidad retienen los recuerdos a un mayor grado", explicó Hollander. "Esto lleva a una mayor evitación y encaja con esta noción de que aumentar los niveles de cortisol podría interferir con la memoria.

Esto, a su vez, podría ser útil en el tratamiento".

Los autores del estudio también sugirieron que el cortisol podría ser apropiado para el tratamiento del trastorno del estrés postraumático.

Sin embargo, se necesita más investigación antes de que pueda ser usado en cualquier ambiente clínico.

"Hacen falta estudios futuros con más pacientes y periodos de tratamiento más largos para evaluar la eficacia del cortisol en el tratamiento de las fobias", aseguró de Quervain. "Además, investigaremos si el tratamiento con glucocorticoides, en combinación con las técnicas de exposición en la terapia cognitivo-conductual, podría ayudar a promover la extinción del miedo fóbico".

Más información

Para más información sobre los trastornos de ansiedad, visite el U.S. National Institute of Mental Health.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Dominique de Quervain, M.D., research professor, division of psychiatry research, University of Zurich, Switzerland; Eric Hollander, M.D., professor, psychiatry, and director, Compulsive, Impulsive and Anxiety Disorders Program, Mount Sinai School of Medicine, New York City; March 27-31, 2006, Proceedings of the National Academy of Sciences

Last Updated: