Más estudiantes universitarios buscan atención de salud mental

In English

Por
Reportero de HealthDay

JUEVES, 25 de octubre de 2018 (HealthDay News) -- La ansiedad, la depresión y los ataques de pánico envían a los estudiantes universitarios de EE. UU. a clínicas de salud mental en números nunca antes vistos, encuentra un nuevo estudio.

Entre 2009 y 2015, el tratamiento y los diagnósticos de ansiedad aumentaron en casi un 6 por ciento entre eso estudiantes, seguida por la depresión y los ataques de pánico, cada uno de los cuales aumentó en alrededor de un 3 por ciento. La ansiedad es el problema más común, al afectar a casi un 15 por ciento de los estudiantes universitarios a lo largo de Estados Unidos, reportaron los investigadores.

"La salud mental es un tema esencial para los estudiantes universitarios, y las instituciones de educación superior deben explorar las estrategias de prevención y respaldo que mejor satisfagan a las necesidades en sus campus", planteó la investigadora principal, Sara Oswalt, catedrática del departamento de kinesiología, salud y nutrición en la Universidad de Texas, en San Antonio.

No está claro si el ambiente universitario causa o tan siquiera contribuye al aumento en esos problemas. Pero si los problemas de la salud mental no se resuelven, el éxito universitario se pone en peligro, advirtió.

Oswalt cree que más estudiantes buscan ayuda porque más están sufriendo problemas de salud mental, junto con una disposición a recibir ayuda. Los problemas de salud mental conllevan menos estigma, y las universidades quizá estén proveyendo más servicios de salud mental.

En el estudio, Oswalt y sus colaboradores utilizaron datos de la Asociación Americana de Salud Universitaria (American College Health Association) para recolectar información sobre más de 450,000 estudiantes universitarios.

Los investigadores encontraron un aumento significativo en los diagnósticos y el tratamiento de ocho de 12 problemas de salud mental que examinaron, y la ansiedad, la depresión y los ataques de pánico conformaron los mayores aumentos.

Los investigadores también encontraron que los estudiantes están más dispuestos a utilizar los servicios de salud mental de las universidades.

En 2015, casi un 20 por ciento de los encuestados dijeron que utilizaban esos servicios, un aumento de más de un 4 por ciento desde 2009. Además, casi un 75 por ciento dijeron que pensarían en utilizar los servicios de salud mental de las universidades, un aumento de casi un 7 por ciento.

La necesidad de recursos de salud mental de los estudiantes universitarios está en aumento, dijo Oswalt, de forma que las universidades deben hacer más por proteger el bienestar de sus estudiantes. Deben hacerlo en una forma que sea efectiva, y utilizar servicios externos cuando no puedan gestionar la demanda ellos mismos, sugirió.

Dado que un 75 por ciento de todas las enfermedades psiquiátricas graves de la adultez ya han comenzado a los 25 años de edad, las universidades tienen un rol esencial al abordar los problemas de salud mental desde temprano, explicó Oswalt.

Según Stewart Cooper, director de servicios de orientación en la Universidad de Valparaíso, en Indiana, "Oswalt propugna de forma adecuada un método sistémico para responder a estos trastornos, que con frecuencia son debilitantes, entre los estudiantes universitarios".

Cooper sugirió varios métodos, comenzando con formas de evitar los problemas emocionales en los estudiantes sanos. Éstos incluyen fomentar la resiliencia, junto con formas de gestionar el estrés y dormir lo suficiente.

Además, se necesitan programas que se enfoquen en detectar pronto los problemas de salud mental, posibilitando que se prevenga que empeoren, y en minimizar las complicaciones y limitar las discapacidades antes de que los problemas se agraven. "Aquí se pueden incluir los días de evaluación de la salud mental, y las intervenciones y los materiales fundamentados en las evidencias y basados en la tecnología", señaló.

Las universidades también deben ofrecer terapia a los estudiantes para reducir el efecto negativo de un problema de salud mental ya establecido. Esos programas pueden ayudar a restaurar la función y reducir las complicaciones, aseguró Cooper.

El informe se publicó el 24 de octubre en la revista Journal of American College Health.

Más información

Para más información sobre la salud mental de los estudiantes universitarios, visite la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales (National Alliance on Mental Illness).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Sara Oswalt, Ph.D., chair and professor, department of kinesiology, health and nutrition, University of Texas at San Antonio; Stewart Cooper Ph.D., director, counseling services, professor, psychology, Valparaiso University, Ind.; Oct. 24, 2018, Journal of American College Health

Last Updated: