Encuentran una variación genética en los niños varones que tienen amigos delincuentes

Un estudio encuentra que los hogares de alto riesgo con madres que no se involucraban definían el patrón, pero no para las niñas

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

VIERNES, 10 de octubre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Los niños adolescentes con cierta conformación genética son más propensos a tener amigos delincuentes, afirman investigadores.

Se sabe que ser antisocial, usar drogas y la conducta criminal se asocian a tener amigos delincuentes. Y pertenecer a un grupo de pares delincuentes es uno de los pronosticadores más potentes de conducta criminal.

Un estudio publicado en la edición de septiembre de la revista Journal of Genetic Psychology evaluó la conformación genética de 1,816 niños varones en la escuela intermedia y secundaria.

Los investigadores encontraron que los niños que tenían una variación particular, el alelo de 10 repeticiones, en el gen transportador de la dopamina (DAT1) eran más propensos a afiliarse a pares delincuentes. Sin embargo, la variación genética sólo afectaba el riesgo de tener pares delincuentes en un ambiente determinado.

En los niños que provenían de un ambiente familiar de alto riesgo, caracterizado por una madre no involucrada y la ausencia de afecto materno, la variación del DAT1 se asociaba a tener pares delincuentes. Pero en los que vivían e familias de bajo riesgo (los que contaban con mucha participación y cariño maternos), la variante del DAT1 no se asoció estadísticamente a tener pares antisociales.

"Nuestra investigación ha confirmado la importancia no sólo del genoma, sino también del ambiente", afirmó en un comunicado de prensa de la Universidad estatal del Florida Kevin M. Beaver, criminólogo de la universidad.

Beaver apuntó que él y sus colegas sólo pueden plantear hipótesis de por qué la variante sólo afectaba a los niños varones de familias de alto riesgo.

"Tal vez el alelo de diez repeticiones es activado por el estrés constante o la falta general de respaldo, mientras que en los hogares de bajo riesgo, la variación podría permanecer inactiva", señaló. "O es posible que el alelo de diez repeticiones aumente la atracción de un niño adolescente por pares delincuentes independientemente del tipo de familia, pero que los padres de familias de bajo riesgo simplemente sean más capaces de monitorizar y controlar tales tendencias genéticas".

El alelo de diez repeticiones no se asoció con una afinidad hacia los pares antisociales entre las niñas adolescentes, independientemente de si vivían en un ambiente de alto o bajo riesgo.

Más información

Los U.S. Centers for Disease Control and Prevention tienen más información sobre la interacción entre genes y ambiente.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTE: Florida State University, news release, Oct. 1, 2008

--

Last Updated: