La maternidad protege contra el suicidio

Un estudio muestra que el riesgo se reduce a medida que aumenta el número de hijos

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

LUNES, 22 de marzo (HealthDay News/DrTango) -- Tal vez haya algo sobre criar niños que ayuda a proteger a las mujeres del suicidio, según muestra un estudio en el que participaron más de un millón de madres taiwanesas.

De hecho, las tasas de suicidio entre mujeres descendían a medida que aumentaba el número de niños que cuidaban, según informó el equipo en la edición del 22 de marzo de la revista Canadian Medical Association Journal.

"Esto ya se sabía clínicamente, pero nunca se había verificado estadística ni empíricamente", apuntó el Dr. Jon Shaw, director y profesor de psiquiatría infantil y adolescente de la Facultad de medicina Miller de la Universidad de Miami. "Claramente, las mujeres que tienen niños que todavía reciben sus cuidados reducen la probabilidad de que la madre se haga daño o se suicide, en parte porque tiene tanto apego emocional a los niños y, de una forma muy compleja, suicidarse significa también matar a sus hijos, y privarlos de su madre".

De hecho, Shaw apuntó que otras pruebas sugieren que el efecto protector de tener hijos también se extiende a los padres.

Este gran estudio, de Taiwán, también aumenta nuestra base de conocimientos a más áreas del mundo.

"Debido a que este es el primer estudio llevado a cabo en Asia, añade algo de confirmación internacional al hallazgo", señaló Alan L. Berman, director ejecutivo de la American Association of Suicidology y presidente de la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio. "Ahora podemos decir que [el fenómeno] no es específico de ninguna parte del mundo".

Hasta ahora, los estudios más convincentes sobre la maternidad y el suicidio se han llevado a cabo en Noruega, Dinamarca y Finlandia. En estos países se ha encontrado un menor riesgo de suicidio entre las madres que entre las mujeres sin hijos.

Según la información de respaldo del trabajo, los hombres tienen una tasa de suicidio mayor que las mujeres, tres veces más alta en los países occidentales y dos veces más alta en Taiwán.

Estos autores dieron seguimiento a casi 1.3 millones de mujeres de Taiwán que habían dado a luz al menos una vez. El estudio abarcó veinte años, de 1987 a 2007.

Frente a las mujeres que tenían un hijo, las que habían tenido al menos dos nacimientos vivos tenían 39 por ciento menos probabilidades de suicidarse, mientras que las que tenían tres o más hijos tenían 60 por ciento menos probabilidades de suicidarse que las mujeres que sólo tenían un hijo.

El autor del estudio Chun-Yuh Yang, de la Universidad Médica Kaohsiung de Taiwán, no pudo reportar el índice de suicidio entre las mujeres sin hijo porque no se conservan datos de embarazos que se acaban antes del término. También señaló que en este tipo de investigación no se pudo establecer una relación causal que relacionara la maternidad con una reducción en los suicidios.

Pero Berman señaló que se sabe que los vínculos entre las personas, incluso la relación entre padres e hijos, ayudan a mantener el suicidio a raya.

"Hemos sabido que, en general, los apegos, en relación con la falta de ellos, protegen contra el suicidio siempre y cuando no haya un trastorno psiquiátrico significativo en el individuo", aseguró Berman. "Los datos globales han apuntado de forma casi universal a índices más altos de suicidio entre los divorciados, viudos, solteros y que nunca se han casado".

El autor del estudio apuntó a otro factor que puede causar confusión. Los trastornos psiquiátricos subyacentes, como la depresión, podrían evitar que las mujeres se casen o tengan hijos en primer lugar.

"Estar casado y tener hijos provee, debido a muchos motivos sobre los que se han creado hipótesis, una sensación de ser necesario como proveedor, como respaldo emocional, de tener la propia vida emocional razonablemente bajo control para proveer respaldo", explicó Berman.

Más información

Para más información sobre la prevención del suicidio, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango

FUENTES: Jon Shaw, M.D., director and professor, division of child and adolescent psychiatry, University of Miami Miller School of Medicine; Alan L. Berman, Ph.D., executive director, American Association of Suicidology, Washington, D.C. and president, International Association for Suicide Prevention; March 22, 2010, Canadian Medical Association Journal

Last Updated: