La prueba de la 'cartera perdida' revela la honestidad de las personas

In English

Por
Reportera de HealthDay

JUEVES, 20 de junio de 2019 (HealthDay News) -- Si usted tiende a dudar de la honestidad de los desconocidos, los resultados de un nuevo estudio podrían sorprenderlo. En todo el mundo, las personas son más propensas a devolver una cartera perdida si está llena de dinero en efectivo.

En experimentos realizados en 40 países, los investigadores encontraron que era más probable que las personas devolvieran una cartera perdida a su dueño si contenía una gran cantidad de dinero, en comparación con poco o ningún dinero. Ese patrón de sostuvo en 38 de los 40 países.

Globalmente, un 40 por ciento de las personas devolvieron una cartera "perdida" si no contenía dinero en efectivo. Esa cifra aumentó a un 51 por ciento cuando contenía una cantidad pequeña de dinero, equivalente a 13 dólares.

Pero si la cartera contenía una suma más importante, unos 94 dólares, un 72 por ciento de las personas la devolvieron.

Todo esto contradice a la idea de que las personas actúan según sus propios intereses materiales. Los investigadores señalaron que los hallazgos los sorprendieron.

Los hallazgos fueron "extraordinariamente constantes" en los distintos países, dijo el investigador Christian Zund, de la Universidad de Zúrich, en Suiza.

¿Qué parece motivar la buena conducta de las personas? El altruismo tiene un rol, aseguró Zund.

En tres países, los investigadores realizaron un experimento simultáneo. Algunas carteras contenían dinero y una llave, mientras que otras no tenían una llave. Resultó que las personas eran más propensas a devolver las carteras que contenían llaves, lo que sugiere que, en parte, la preocupación por el propietario las motivaba.

Pero la autoimagen también podría ser fundamental. Además de los experimentos en el mundo real, los investigadores realizaron encuestas en varios países, y pidieron a las personas que imaginaran la situación de la cartera perdida.

Encontraron que, en general, las personas pensaban que quedarse con una cartera con una cantidad grande de dinero "les parecía robar".

"Las personas sí tienden a preocuparse por el bienestar de los demás, y también tienen una aversión a verse a sí mismas como ladronas", indicó el investigador principal, Alain Cohn, profesor asistente en la Universidad de Michigan, en Ann Arbor.

En el estudio, publicado el 20 de junio en la revista Science, participaron equipos de asistentes de investigación que se distribuyeron por 355 ciudades: las cinco a ocho ciudades de mayor tamaño de cada uno de los 40 países.

Los asistentes pretendieron ser buenos ciudadanos que habían encontrado una cartera: entraban a las áreas de recepción de varias instituciones (bancos, museos, hoteles, oficinas de correo y juzgados) y entregaban la cartera a un empleado. Cada cartera contenía una tarjeta de negocios con un nombre falso y una dirección de correo electrónico. Los investigadores usaron esos correos electrónicos para monitorizar los avisos de que las carteras se habían encontrado.

Al final, la tasa general de avisos varió mucho entre los países, de un 76 a apenas un 14 por ciento. La lista la encabezaron Suiza, Noruega, los Países Bajos, Dinamarca y Suecia. China, Marruecos, Perú, Kazajstán y Kenia quedaron últimos. (Estados Unidos quedó en una posición media).

Pero casi todos los países mostraron el mismo patrón: era más probable que las personas devolvieran una cartera con una cantidad significativa de dinero, en comparación con las que contenían poco o ningún dinero.

Shaul Shalvi, de la Universidad de Ámsterdam, en los Países Bajos, escribió un editorial que se publicó junto con el estudio.

Provee información "muy valiosa", afirmó. "Este estudio aborda una pregunta importante sobre la honestidad humana, usando una tarea que es relativamente fácil de controlar".

El experimento observó un escenario específico: qué hacen las personas cuando les entregan una cartera perdida en el trabajo. Shalvi dijo que es posible que los resultados fueran distintos si se dejaran las carteras en la acera para que cualquiera las encontrara.

Pero ese montaje hubiera sido mucho menos controlado, anotó.

De hecho, los investigadores evitaron el escenario de la acera por ese motivo. "Quizá solo las personas deshonestas recogerían la cartera", planteó Cohn. "O tal vez solo las honestas".

Shalvi dijo que no está claro qué tan bien la predisposición de una persona a reportar una cartera perdida predice otras formas más complejas de "honestidad cívica". Pero hay motivos para creer que sí las predice, añadió.

"Devolver una cartera es una acción que no se realiza de forma obligatoria ni por el temor al castigo, de manera que podría servir como un buen factor de predicción de la naturaleza real de una persona", aseguró Shalvi. "Por supuesto, si alguien que devuelve una cartera también es más propenso a denunciar un caso de corrupción es una pregunta abierta".

El estudio también sugiere que muchas personas son más cínicas de lo que deberían ser.

Los investigadores realizaron dos encuestas adicionales: una con 279 economistas y otros "expertos", y una con casi 300 estadounidenses. En ambas, la mayoría de los encuestados predijeron incorrectamente que las personas serían menos propensas a devolver una cartera perdida llena de dinero en efectivo.

Según Cohn, eso sugiere que con frecuencia las personas tienen una visión demasiado pesimista de la honestidad de los demás.

Más información

Good Therapy, una organización sin fines de lucro, ofrece más información sobre la ciencia de la honestidad.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Alain Cohn, Ph.D., assistant professor, School of Information, University of Michigan, Ann Arbor; Christian Zund, Ph.D. student, University of Zurich, Switzerland; Shaul Shalvi, Ph.D., associate professor, experimental economics and psychology, University of Amsterdam, the Netherlands; June 20, 2019, Science, online

Last Updated: