Click Here for HealthDay's Coronavirus Liveblog

Los padres comprometidos con la crianza pueden reducir el riesgo de agresión en las niñas

Las adolescentes que maduran precozmente sin retroalimentación positiva son más propensas a elegir una conducta acosadora

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

MARTES, 5 de agosto (HealthDay News/Dr. Tango) -- Una crianza positiva puede ayudar a aliviar la agresión en las niñas adolescentes que atraviesan la pubertad de manera precoz, según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Alabama en Birmingham.

Por otro lado, también encontraron que las niñas adolescentes precoces cuyos padres no las crían de manera afectuosa, no se comunican con ellas o no están al tanto de sus actividades son más propensas a mostrar una conducta agresiva.

En el estudio participaron 330 niñas de quinto grado (de edad promedio de once años) y a sus padres. Se preguntó a las niñas con qué frecuencia tenían conductas agresivas (golpear, molestar, propagar rumores) y en delincuencia (peleas escolares, ser lesionadas en peleas o infligir lesiones).

También se preguntó a las niñas con qué frecuencia su madre era afectuosa, con qué frecuencia hacían cosas juntas, si sus padres les hablaban sobre la violencia, el tabaco y el sexo, y si ya habían tenido su primer periodo menstrual.

Se preguntó a los padres sobre varios temas, como cuánto conocían a los amigos de sus hijas y sobre cómo éstas pasaban su tiempo libre.

Una cuarta parte de las niñas del estudio había madurado precozmente, lo que se definía como comenzar su periodo un año antes de la edad promedio para las niñas de su grupo étnico y racial. El estudio encontró que estas niñas eran más propensas a ser delincuentes, pero no agresivas.

Sin embargo, las niñas que maduraron temprano y que tenían menores niveles de participación parental en la crianza, comunicación y conocimiento, eran más propensas a ser agresivas.

Los hallazgos aparecen en la edición de agosto de la revista Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine.

La participación parental en la crianza podría disminuir la susceptibilidad de las niñas a las influencias negativas de sus pares. Además podría ayudar a las niñas a afrontar los desafíos asociados con la pubertad precoz. Al escuchar las dificultades de sus hijas y proveer respaldo y ánimo, los padres comprometidos con la crianza pueden ayudarlas a desarrollar mejores habilidades de afrontamiento y desactivar las emociones negativas que podrían manifestarse de otra forma como agresión, escribieron los autores del estudio.

Más información

El U.S. National Women's Health Information Center tiene más información sobre las niñas y el acoso.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTE: JAMA/Archives journals, news release, Aug. 4, 2008

--

Last Updated: