Los teléfonos celulares y el tráfico son una combinación letal para los niños

Un estudio muestra que es más probable que los choquen en las intersecciones

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

LUNES, 26 de enero (HealthDay News/Dr. Tango) -- Hablar por un teléfono celular mientras se cruza una calle puede ser desastroso para los niños, según un estudio de la Universidad de Alabama en Birmingham.

La investigación, presentada por primera vez en abril en la Conferencia Nacional sobre Psicología de la Salud Infantil, será publicada en la edición de febrero de la revista Pediatrics. Encontró que los niños de diez y once años prestaban menos atención al tráfico y se involucraban en más colisiones y peligro de accidentes de tráfico cuando usaban un teléfono celular para hablar con un asistente de investigación en cruces simulados e interactivos de carretera.

"Los niños que hablaban por un teléfono celular y estaban distraídos al cruzar tenían significativamente más probabilidades de ser chocados por un coche en el ambiente virtual", afirmó durante la presentación de abril la autora del estudio Katherine Byington, candidata doctoral en psicología de la Universidad de Alabama en Birmingham. "Los chocaron o casi los chocaron al menos [una vez], mientras que los niños que no estaban al teléfono no fueron chocados [en lo absoluto]".

En el estudio, 77 niños de diez a doce años fueron colocados en un ambiente de realidad virtual que imitaba una calle, con tráfico proveniente de ambas direcciones. Los niños se paraban en una "acera", y cuando bajaban de la misma, su avatar cruzaba la calle virtual en su lugar.

Los niños practicaron el ejercicio seis veces mientras hablaban en un teléfono celular y seis veces mientras no lo hacían. El uso de teléfono celular aumentaba las probabilidades de que su ser virtual fuera "chocado" por un coche, afirmaron los investigadores.

Un estudio relacionado también de la universidad encontró que un tercio de los niños entre los diez y doce años de edad posee un teléfono celular. Al menos una firma de mercadeo informa que más de la mitad de los niños de ocho a doce años de los EE. UU. tendrá su propio celular para finales de año.

El uso de teléfono celular complica una tarea aparentemente compleja, pero que es neurológicamente compleja, de cruzar una calle, anotaron los autores del nuevo estudio. Caminar por una intersección complicada involucra complejos procesos cerebrales, señalaron, y las "lesiones no intencionadas del transeúnte"son una importante causa de muerte en la niñez media.

"El cambio tiene que ser con el padre", enfatizó en la presentación de abril la Dra. Judy Schaechter, director de la Injury Free Coalition for Kids de Miami. "Los padres deben considerar el riesgo antes de comprarle un celular a un niño pequeño, y los padres necesitan poner reglas y consecuencias claras del uso del mismo, lo que incluye no usarlo al cruzar la calle o no se esté en la acera. La investigación provee una oportunidad para enseñar a los niños una conducta responsable antes de que comiencen a conducir".

Más información

Safe Kids Worldwide tiene más información sobre cómo prevenir una lesión accidental.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTE: Journal of the American Academy of Pediatrics, news release, Jan. 22, 2009

--

Last Updated: