Los vehículos todo terreno no son el único peligro en terreno destapado para los niños

Estudio señala que los karts, las motonetas y otros vehículos son la causa principal de lesiones

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

LUNES 2 de julio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un equipo de investigadores informa que las motocicletas de cross, las motonetas, los karts y los "buggies" pueden constituir un riesgo grave de lesión para los niños.

La preocupación es que aunque gran parte de la atención de los medios de comunicación se ha centrado en los peligros reales que amenazan a los niños que montan en vehículos todo terreno (VTT), el peligro que representan estos otros vehículos es bastante sustancial también.

De hecho, el informe de la edición de julio de Pediatrics halló que la cantidad de lesiones de los niños relacionadas con todos los tipos de vehículos motorizados que no son automóviles continúa aumentando. En general, según los expertos, los accidentes han aumentado en 86 por ciento, de 70,500 lesiones en 1990 a 130,900 en 2003.

"Las lesiones por VTT son una preocupación grave, pero consideramos que las lesiones pediátricas relacionadas con otro tipo de vehículos motorizados que no son automóviles también es algo grave", aseguró Christy L. Collins, autora líder, del Centro para la investigación y políticas sobre lesiones del Instituto de investigación infantil de Columbus del Hospital Infantil de Ohio.

El punto, según ella, es que los accidentes con cada uno de estos tipos de vehículos motorizados pueden dejar a los niños gravemente heridos.

"Los niños no tienen ni el criterio ni las destrezas motoras para conducir o montar en un VTT. Tampoco tienen el criterio para conducir o montar en otro tipo de vehículos motorizados que no son automóviles, como karts, "buggies" y motocicletas de cross", aseguró Collins.

Hubo un total de 1,203,800 niños estadounidenses tratados por lesiones relacionadas con cualquiera y con todos los tipos de vehículos motorizados que no son automóviles entre 1990 y 2003, aseguró Collins. "Aunque la mayoría de las lesiones se relacionó con los VTT (el 44.8 por ciento) hubo otro 21.1 por ciento relacionado con los vehículos todo terreno de dos ruedas y 13.7 por ciento relacionado con los karts y los 'buggies'", aseguró.

En el estudio, Collins y sus colegas recolectaron datos sobre las lesiones pediátricas que sufrieron en accidentes de vehículos motorizados que no son automóviles. Los investigadores usaron el U.S. Consumer Product Safety Commission's National Electronic Injury Surveillance System como fuente.

Las lesiones más comunes fueron las contusiones y abrasiones (28.3 por ciento), las fracturas (24.2 por ciento) y las laceraciones (20 por ciento), anotó Collins.

Collins recomendó que si los niños manejan estos vehículos se pongan un casco que tenga protección adecuada para el rostro. "Los padres deberían también tener en cuenta el riesgo de lesión de los niños espectadores, no sólo de los conductores o pasajeros", señaló.

Además, Collins aseguró que una legislación efectiva que contemple el uso de los VTT también debería extenderse a otros vehículos motorizados que no son automóviles.

Otra experta estuvo de acuerdo.

"Hay riesgos enormes para los niños que van en vehículos motorizados de cualquier tipo en los EE.UU. y estas lesiones están aumentando dramáticamente", aseguró la Dra. Mary Aitken, profesora asociada de pediatría de la Universidad de ciencias médicas de Arkansas.

Se le ha prestado poca atención a los riesgos relacionados con los vehículos como motonetas, karts y maquinaria agrícola, señaló Aitken. "El hecho de que cerca de la cuarta parte de las lesiones de los niños menores de 12 años tuvo lugar en este tipo de vehículos es notable y alarmante", dijo.

"Ojalá que este estudio sea un llamado de atención para los padres, para los pediatras y otros médicos que les asesoran, y para los legisladores", aseguró Aitken. "No hay nada 'recreativo' en una visita al departamento de emergencias o en ser ingresado en el hospital", agregó.

Una mayor conciencia, políticas más estrictas para promover el uso de equipo de seguridad y para limitar el uso de estos vehículos por parte de los niños pequeños podría revertir esta tendencia, anotó Aitken. "Sin embargo, como señalan estos autores, todavía se desconocen muchas cosas sobre la efectividad de las regulaciones actuales y hacen falta estudios continuados", concluyó.

Más información

Para saber más acerca del uso de seguridad con los VTT, visite Injury Free Coalition for Kids.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: Christy L. Collins, Center for Injury Research and Policy, Columbus Children's Research Institute, Children's Hospital, Columbus, Ohio; Mary Aitken, M.D., associate professor, pediatrics, University of Arkansas for Medical Sciences College of Medicine, and staff physician, Arkansas Children's Hospital, Little Rock, Ark.; July 2007 Pediatrics

Last Updated: