Por qué las tardes podrían ser un momento peligroso para los que están a dieta

In English

VIERNES, 19 de enero de 2018 (HealthDay News) -- Las horas posteriores a las puesta del sol podrían ser las más difíciles para las personas que intentan permanecer delgadas, muestra una nueva investigación.

El pequeño estudio sugiere que es más probable que se coma en exceso de tarde, sobre todo si uno se siente estresado.

"La buena noticia es que al contar con este conocimiento, las personas podrían tomar medidas para reducir su riesgo de comer en exceso, al comer a una hora más temprana del día o encontrar formas alternativas para lidiar con el estrés", planteó la investigadora líder del estudio, Susan Carnell, profesora asistente de psiquiatría y ciencias conductuales en la Facultad de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

La ciencia subyacente del estudio se enfoca en la grelina, una "hormona del hambre", y el péptido YY, una hormona vinculada con la sensación de saciedad.

El estudio siguió a 32 personas con sobrepeso u obesas, de 18 a 50 años de edad. La mitad de los participantes habían tenido muchas dificultades con el hecho de comer en exceso, ya que les habían diagnosticado un trastorno por atracón.

En el estudio, todos los participantes hicieron ayuno durante ocho horas, y entonces recibieron una comida líquida de 608 calorías a las 9 a.m. o a las 4 p.m. Unas dos horas después de esa comida, los participantes fueron "estresados" al colocar una mano en una cubeta de agua fría durante dos minutos.

Entonces, 30 minutos más tarde, se ofreció a todos un bufé lleno de pizza, papas fritas, galletas y dulces cubiertos con chocolate.

Unos análisis de sangre midieron los niveles tanto de la hormona del hambre como de la hormona de la saciedad durante el experimento.

Según el equipo de Carnell, los niveles de la hormona del hambre subieron y los niveles de la hormona de la saciedad se redujeron en mayor medida en la tarde, en comparación con la mañana.

La prueba del estrés pareció subir los niveles de grelina incluso más, pero solo de tarde, encontró el estudio.

La moraleja es que "la tarde es un momento de alto riesgo para comer en exceso, sobre todo si uno está estresando y ya tiende a darse atracones", advirtió Carnell en un comunicado de prensa de la universidad.

Además, se encontró que el impacto que las hormonas tenían sobre el apetito era mayor entre los que se daban atracones de comida, según el estudio.

El estudio se publicó en una edición reciente de la revista International Journal of Obesity.

Más información

El Instituto Nacional sobre la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales de EE. UU. tiene más información sobre el trastorno por atracón.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: Johns Hopkins Medicine, news release

--

Last Updated: