Un estudio halla que el temor a decir las cosas en voz alta suscita errores médicos

El silencio entre los trabajadores de la salud sobre tomar atajos y la incompetencia puede poner a los pacientes en riesgo

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

MARTES, 22 de marzo (HealthDay News/HolaDoctor -- Una investigación reciente halla que las enfermeras con frecuencia no se atreven a acusar a sus colegas incompetentes o cuando ven a alguien cometer errores que podrían perjudicar a los pacientes.

En años recientes, muchos hospitales han tomado medidas para reducir los errores médicos como listas de verificación, protocolos de entrega de pacientes, sistemas computarizados de entrada de órdenes y sistemas automatizados para dispensar medicamentos.

Sin embargo, el estudio, en el que participaron 6,500 enfermeras y administradores de enfermería de todos los EE. UU., halló que con demasiada frecuencia, las enfermeras no alertan a sus colegas cuando ven que se viola una medida de seguridad.

Cerca del 85 por ciento de las enfermeras aseguraron que por una medida de seguridad habían notado un problema que de otro modo no habrían notado y le hubieran causado daño al paciente. Sin embargo, de esos trabajadores, el 58 por ciento reconoció que a pesar de recibir la alarma, se quedaron callados y no resolvieron el problema.

Los investigadores hallaron que más del ochenta por ciento de las enfermeras dijeron que les preocupaban tres cosas que hacían sus compañeros "sobre las que no se podía hablar", atajos peligrosos, incompetencia y falta de respeto.

Sobre los atajos, más del 50 por ciento de los participantes del estudio dijo que había visto cómo el uso de atajos peligrosos condujo a errores potenciales o causó daño real a los pacientes, aunque apenas el 17 por ciento de esas enfermeras habló sobre esas preocupaciones con sus colegas.

El estudio también halló que más de la tercera parte de las participantes informó haber visto que por la incompetencia de un compañero hubo un error potencial o daño real para un paciente, aunque apenas el 11 por ciento de esos testigos confrontaron al colega que consideraban incompetente.

La tercera cosa "sobre la que no se podía hablar", la falta de respeto, se citó como la razón por la que la mitad de los participantes del estudio no lograban que los otros los escucharan o valoraran su opinión profesional. El estudio anotó que apenas el 16 por ciento de los que se sintieron ignorados en realidad confrontaron al colega irrespetuoso.

Los investigadores anotaron que los hallazgos demuestran que aunque las medidas de seguridad pueden ayudar a prevenir errores médicos, la cultura del silencio de muchos hospitales estadounidenses puede minar su efectividad.

"El informe confirma que las herramientas no crean la seguridad sino la gente. Las herramientas de seguridad nunca compensarán por las fallas del hospital", sentenció en un comunicado de prensa de la American Association of Critical-Care Nurses David Maxfield, vicepresidente de investigación de VitaSmarts e investigador líder del estudio.

La American Association of Critical-Care Nurses y la Association of periOperative Registered Nurses se asociaron con VItasmart, una empresa de capacitación corporativa y desempeño organizacional con el fin de determinar la manera en que las barreras de comunicación pueden conducir a errores médicos.

El estudio, "The Silent Treatment" (El tratamiento del silencio) debía ser publicado el 22 de marzo.

Debido a que este estudio fue presentado en una sesión de información, sus datos y conclusiones deben ser percibidos como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por los colegas.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades le ofrecen consejos para la seguridad de los pacientes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTE: American Association of Critical-Care Nurses, news release, March 22, 2011

--

Last Updated: