Una amigdalectomía no debe afectar el gusto, según plantea un estudio

Los investigadores encontraron poco efecto, aunque el dolor posquirúrgico podría dañar la sensación

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

MARTES 17 de julio (HealthDay News/Dr. Tango) -- La extirpación de las amígdalas (amigdalectomía) no causa cambios permanentes en el sentido del gusto o del olfato de una persona, concluye un estudio austriaco de 65 pacientes.

"Se han publicado varios informes de caso y unas cuantas investigaciones sistemáticas de pacientes que experimentan trastornos del gusto después de una amigdalectomía. Sin embargo, según los resultados actuales, la pérdida del gusto después de una amigdalectomía parece ser una complicación poco común", escribió un equipo de la Universidad de Viena en la edición de julio de la revista Archives of Ophthalmology -- Head & Neck Surgery.

Los pacientes clasificaron su gusto y olfato en una escala de cero a 100 (cero equivalía a ausencia de gusto y olfato, mientras que 100 significaba un gusto y olfato excelentes), antes y después de la cirugía.

Las puntuaciones que dieron los mismos pacientes se redujeron de un promedio de 62.3 antes de la cirugía a 51.1 después de ésta.

Sin embargo, los investigadores también evaluaron la función del gusto y la sensibilidad de los pacientes con "pruebas de gusto", en las que se colocaban tiras de sabor con cuatro concentraciones de dulce, agrio, salado y amargo a ambos lados de las áreas anteriores y posteriores de la lengua.

Esta vez, no encontraron diferencias significativas en las puntuaciones de las pruebas del gusto antes y después de la amigdalectomía. Los investigadores también anotaron que ninguno de los pacientes informó sobre ningún problema a largo plazo con sus sentidos del gusto o del olfato.

"Esto genera la pregunta de si las calificaciones de gusto también dependen de factores de la atención", escribieron los autores. "Por lo tanto, podría hacerse la hipótesis de que las calificaciones de los pacientes sobre la función del gusto se vieron afectadas por el dolor posquirúrgico, la incomodidad oral o la cicatrización de las heridas durante los primeros días y semanas siguientes a una amigdalectomía".

Más información

Para más información sobre la amigdalectomía, visite los U.S. National Institutes of Health.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTE: JAMA/Archives journals, news release, July 16, 2007

--

Last Updated: