Uno de cada 4 adultos de EE. UU. pasa más de 8 horas sentado al día

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES, 20 de noviembre de 2018 (HealthDay News) -- Un país sedentario: casi la mitad de los estadounidenses pasan demasiadas horas sentados al día y no hacen nada de ejercicio, encuentra un estudio reciente.

Una encuesta de alrededor de 5,900 adultos encontró que casi un 26 por ciento pasan más de ocho horas sentados al día, un 45 por ciento no hacen ningún ejercicio moderado ni vigoroso a la semana, y más o menos un 11 por ciento pasan más de ocho horas sentados al día y son físicamente inactivos.

"Ser sedentario aumenta el riesgo de enfermedad cardiaca, hipertensión y muerte precoz", advirtió la autora principal, Emily Ussery, epidemióloga del Centro Nacional de Prevención de las Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud, parte de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Ussery apuntó que estar sentado en sí quizá no sea malo, pero que es un indicador sustituto de no hacer suficiente ejercicio.

Peter Katzmarzyk, coautor del estudio, añadió que "en los últimos años, hemos comenzado a comprender los peligros para la salud de estar sentado un tiempo excesivo".

Aunque no se conocen todos los motivos por los cuales estar sentado durante periodos prolongados es malsano, Katzmarzyk especula que "cuando las personas están sentadas, desactivan los músculos grandes de las piernas, y eso tiene una variedad de consecuencias metabólicas que parecen ser nocivas".

Se necesitan más y mejores esfuerzos para lograr que la gente se mueva, planteó Katzmarzyk, director ejecutivo asociado de ciencias de la población y de la salud pública en el Centro de Investigación Biomédica Pennington en Baton Rouge, Luisiana. "Unos programas que aumenten la actividad física y reduzcan el tiempo que se pasa sentado podrían ser particularmente efectivos para reducir los riesgos para la salud", anotó.

Otro experto estuvo de acuerdo.

"Las tres principales causas de muerte prematura en Estados Unidos en el último cuarto de siglo y más son el uso del tabaco, una dieta mala y la falta de actividad física", aseguró el Dr. David Katz, director del Centro de Investigación en Prevención Yale-Griffin de la Universidad de Yale.

A medida que el tabaquismo se ha reducido, la mala dieta y la falta de ejercicio se están convirtiendo en las causas principales de muerte precoz y enfermedad crónica, explicó.

Muchas personas pasan la mayor parte del día sentadas, y muchas hacen poco ejercicio real. "Una de cada 10 se pierde tanto los beneficios del ejercicio como del movimiento diario intermitente", lamentó Katz.

Simplemente ponerse de pie, moverse más y pasar menos tiempo sentado puede ser beneficioso para la salud, anotó.

"Con una creciente variedad de opciones, desde escritorios para estar de pie o con andadoras, hasta reuniones que se hacen caminando y sillas que implican un movimiento constante, se trata de una medida que casi todo el mundo puede encontrar una forma de adoptar", enfatizó Katz.

La nueva edición de las Directrices de Actividad Física para los Estadounidenses de EE. UU. afirma que cualquier cantidad de actividad física (incluso de dos minutos de duración) puede conllevar inmensos beneficios para la salud.

Cuando las nuevas directrices se publicaron hace poco, el almirante Brett Giroir, secretario asistente de salud en el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., comentó que "el punto de la actividad física es encontrar oportunidades de añadir movimiento a lo largo del día, como parte de un compromiso más general con una vida saludable".

Ser inactivo provoca un 10 por ciento de las muertes precoces en Estados Unidos, según Giroir. Si un 25 por ciento de las personas inactivas hicieran al menos los 150 minutos de ejercicio moderado a la semana que se recomiendan, se podrían prevenir casi 75,000 muertes prematuras.

Según las nuevas directrices:

  • Una sola sesión de actividad física puede agudizar la mente, reducir la ansiedad, bajar la presión arterial, mejorar el sueño y fortalecer la capacidad del cuerpo de convertir el azúcar en la sangre en energía.
  • La actividad física regular puede mejorar la salud del cerebro, reducir el riesgo de ocho formas distintas de cáncer, y reducir el riesgo de aumento excesivo de peso.
  • Entre las afecciones de salud que la actividad física mejora se encuentran la osteoartritis, la hipertensión, la diabetes tipo 2, la ansiedad y la depresión.

El último informe aparece en la edición del 20 de noviembre de la revista Journal of the American Medical Association.

Más información

Para más información sobre la actividad física, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Peter Katzmarzyk, Ph.D., associate executive director, population and public health sciences, Pennington Biomedical Research Center, Baton Rouge, La.; Emily Ussery, Ph.D., epidemiologist, National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, U.S. Centers for Disease Control and Prevention; David Katz, M.D., M.P.H., director, Yale University Yale-Griffin Prevention Research Center, New Haven, Conn.; Nov. 20, 2018, Journal of the American Medical Association

Last Updated: