Volver a la escuela significa ajustar el 'reloj de sueño' de los niños

Consejos para que los niños estén bien descansados al inicio del semestre de otoño

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

DOMINGO 20 de agosto (HealthDay News/HispaniCare) -- Además de comprar los nuevos útiles y ropas escolares, reestablecer los hábitos de sueño de los niños debería estar en la lista de cosas que los padres deberían hacer para el regreso a clases.

Los niños tienden a acostarse y levantarse más tarde durante el verano y alterar ese ciclo puede ser difícil, anotan expertos de la Universidad de Florida en Gainesville. Los padres deben tratar de hacer que sus hijos vuelvan a su horario de sueño escolar una o dos semanas antes del inicio de clase, afirmó la Dra. Anne-Marie Slinger, profesora asistente de pediatría de la facultad de medicina de la UF.

Si un niño no está apropiadamente preparado y no duerme lo suficiente, eso puede realmente afectar su rendimiento escolar.

"La falta de sueño puede tener un efecto bastante significativo sobre la concentración, la memoria y hasta el estado de ánimo. Si un niño tiene falta crónica de sueño, es mucho más difícil que participe en las actividades del aula y aprenda cosas nuevas. Si están cansados, no se involucran", afirmó Slinger en una declaración preparada.

En general, los niños necesitan por lo menos nueve horas de sueño continuo para estar listos para el aprendizaje.

Establecer un horario regular de sueño también hace que sea más fácil para los niños despertarse a tiempo para consumir un desayuno saludable, otro importante factor en el rendimiento escolar.

"Para ayudarles a prepararse para el nuevo año escolar, es importante hablar con los niños para que sepan qué esperar y para familiarizarlos con su horario diario antes de que comience el nuevo año escolar. Hay mucho que los padres pueden hacer para facilitar la transición para volver a la escuela", aseguró Slinger.

Por ejemplo, los padres pueden programar las actividades, como cepillarse los dientes, bañarse o leer un cuento, para ayudar la transición a la hora de acostarse.

Más información

La U.S. National Sleep Foundation tiene más información sobre los niños y el sueño.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTE: University of Florida, news release, August 2006

--

Last Updated: