Un medicamento para el cáncer de mama podría tratar el trastorno bipolar

Expertos afirman que el tamoxifeno podría aliviar la fase de manía de la afección, pero los efectos secundarios podrían ser un problema

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

LUNES 3 de marzo (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un medicamento comúnmente usado para tratar el cáncer de mama podría algún día ayudar a manejar los síntomas de manía, la fase "eufórica" que experimentan las personas que sufren de trastorno bipolar, según informan investigadores.

Los hombres y mujeres que tomaron tamoxifeno durante tres semanas experimentaron una disminución significativa en su manía en comparación con los que tomaron un placebo, encontró un estudio.

Sin embargo, aún está por verse si el tamoxifeno se convertirá o no en un recurso de primera línea para el trastorno bipolar.

"La mala noticia es que algo que tenemos que averiguar es qué efectos secundarios habría con el uso a largo plazo", señaló una experta, la Dra. Jane Ripperger-Suhler, profesora asistente de psiquiatría y ciencias conductuales del Colegio de medicina del Centro de ciencias de la salud Texas A&M, y psiquiatra del Centro de salud mental Scott & White. "La buena noticia es que la gente está pensando en vías alternativas en cuanto a qué podría ser efectivo para este trastorno particular".

"Hay que hacer más ensayos", añadió la Dra. Ma-Li Wong, profesora de psiquiatría y vicepresidenta de investigación traslacional de la Facultad de medicina Miller de la Universidad de Miami. "El tamoxifeno no es un fármaco libre de efectos secundarios. Hay que tener cuidado al sacar conclusiones. El trastorno bipolar no es a corto plazo y en los ensayos clínicos sobre el cáncer de mama se habla de un tratamiento de cinco años. Además, la dosis usada en este estudio es un poco alta en comparación con la usada en el cáncer de mama".

Los hallazgos, realizados por investigadores de la Facultad de medicina de la Universidad Dokuz Eylül de Esmirna, Turquía, aparecen en la edición de marzo de la revista Archives of General Psychiatry.

El tamoxifeno ayuda a suprimir el cáncer de mama al interferir con la acción de la hormona femenina estrógeno en el organismo.

El fármaco también inhibe la actividad de una familia de enzimas conocida como proteína quinasa C (PQC). La actividad de la PKC podría alterarse durante el estado maníaco del trastorno bipolar, afirman los expertos. Los medicamentos existentes para la afección, entre ellos Librium y el valproato de sodio, inhiben la señalización relacionada con la PKC en el cerebro.

Estudios anteriores con animales, además de ensayos piloto con seres humanos, han sugerido que el tamoxifeno podría ser efectivo para el tratamiento de la manía relacionada al trastorno bipolar.

Para el nuevo estudio, 66 hombres y mujeres que sufrían trastorno bipolar y que en ese momento se encontraban en la fase maniaca, o en estados mixtos que incluían manía, fueron asignados aleatoriamente a tomar entre cuarenta y ochenta miligramos de tamoxifeno al día o un placebo durante hasta tres semanas.

A los participantes también se les administraron hasta cinco miligramos al día del sedante lorazepam, según fuera necesario.

Cincuenta pacientes completaron el estudio.

Al final de las tres semanas, los participantes que tomaban tamoxifeno tenían puntuaciones significativamente más bajas en las pruebas usadas para medir la severidad de la manía, mientras que el 48 por ciento de ellos citaban una reducción de al menos la mitad en sus puntuaciones de manía.

Los que se encontraban en el grupo del placebo tenían puntuaciones de manía ligeramente mayores y sólo el cinco por ciento experimentó una reducción de al menos la mitad en sus puntuaciones de manía.

El 28 por ciento de los que estaban en el grupo de tamoxifeno alcanzaron las puntuaciones límite para la remisión de la manía, en comparación con ninguno en el grupo del placebo, señalaron los investigadores.

Un experto se sintió intrigado por los hallazgos.

"Encontré que el estudio era muy interesante, aunque no indique necesariamente que el tamoxifeno sea el mejor, más nuevo y más grandioso medicamento para el trastorno bipolar, aunque es posible", señaló el Dr. Andrew Kolodny, vicepresidente de psiquiatría del Centro médico Maimonides en la ciudad de Nueva York. Dijo que la importancia real del estudio podría yacer en el hecho de que "apunta hacia un mecanismo de la enfermedad. En psiquiatría, es difícil encontrar el papel particular de una molécula".

Más información

El U.S. National Institute of Mental Health tiene más información sobre el trastorno bipolar.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: Jane Ripperger-Suhler, M.D., assistant professor, psychiatry and behavioral science, Texas A&M Health Science Center College of Medicine, and psychiatrist, Scott & White Mental Health Center, Temple; Andrew Kolodny, M.D., vice chair of psychiatry, Maimonides Medical Center, New York City; Ma-Li Wong, M.D., professor of psychiatry and vice chair for translational research, University of Miami Miller School of Medicine; March 2008, Archives of General Psychiatry

Last Updated: