Estimular un área del cerebro podría aliviar la depresión difícil de tratar

In English

Por
Reportero de HealthDay

VIERNES, 30 de noviembre de 2018 (HealthDay News) -- La estimulación eléctrica de una región en particular del cerebro podría ofrecer una nueva opción para la depresión "resistente al tratamiento", sugiere un nuevo estudio de tamaño reducido.

Investigadores de la Universidad de California en San Francisco (UCSF) encontraron que 25 pacientes con una depresión de moderada a severa experimentaron una mejora significativa en su estado de ánimo tras la estimulación eléctrica de una región del cerebro llamada corteza orbitofrontal (COF).

Tras apenas tres minutos de estimulación eléctrica de la COF, incluso en un solo lado del cerebro, "los pacientes decían cosas como 'Caramba, me siento mejor', 'Me siento menos ansioso', 'Me siento calmado, sereno y compuesto'", señaló en un comunicado de prensa de la UCSF la investigadora Kristin Sellers, investigadora postdoctoral en la universidad.

"Se podían observar mejoras en el lenguaje corporal de los pacientes", añadió. "Sonreían, se sentaban más derechos, comenzaban a hablar con mayor rapidez y naturalidad".

La COF es una pequeña área de la superficie inferior del cerebro, ubicada justo por encima de los ojos. Su función exacta sigue sin estar clara, pero el autor sénior del estudio, el Dr. Eddie Chang, explicó que la COF "tiene conexiones ricas con varias estructuras cerebrales vinculadas con el estado de ánimo, la depresión y la toma de decisiones, lo que la posiciona muy bien para coordinar la actividad entre la cognición y la emoción".

En un informe publicado el 29 de noviembre en la revista Current Biology, los investigadores de la UCSF sugirieron que la terapia dirigida podría ayudar a los pacientes con depresión resistente al tratamiento, que afecta a hasta un 30 por ciento de los pacientes con depresión.

Un neurocirujano que no participó en el estudio dijo que la terapia de estimulación cerebral para la depresión no es nueva, y que el campo ha tenido ciertos contratiempos.

"Hace décadas que se sabe que la estimulación cerebral para tratar otras afecciones (como la enfermedad de Parkinson) tiene un efecto en la mente", anotó el Dr. Michael Schulder, director de neurocirugía en el Hospital de la Universidad de North Shore, en Manhasset, Nueva York.

"En los últimos 15 años, varios estudios en que se implantaron estimuladores cerebrales en pacientes deprimidos al principio se mostraron muy promisorios", dijo. Pero en el análisis final los resultados no fueron mucho mejores que los que se habrían obtenido con medicamentos o psicoterapia.

¿Pero podrían esos intentos haberse dirigido al área equivocada del cerebro? El equipo de Chang deseaba averiguarlo.

En su nuevo estudio participaron 25 pacientes que ya estaban inscritos en la clínica de epilepsia de la UCSF. Chang se especializa en neurocirugía en personas que sufren del trastorno convulsivo. Explicó que como parte rutinaria de esas cirugías, se trasplantan temporalmente electrodos en los cerebros de los pacientes para ayudar a dirigir la cirugía.

Pero en esos 25 pacientes con depresión, el grupo de Chang utilizó retroalimentación de los electrodos para registrar la actividad cerebral a lo largo de varios días. Entonces, vincularon esa información con los cambios en el estado de ánimo de los pacientes, precisando así las áreas del cerebro que podrían responder a la terapia de estimulación.

Eso condujo a los investigadores a la COF, entre otras áreas del cerebro. Los investigadores administraban una corriente eléctrica leve a las regiones cerebrales, y entonces preguntaban a los pacientes sobre su estado emocional.

En términos de una mejora del estado de ánimo, la estimulación de la COF fue la clara "ganadora" en esta situación. Además, estimular el área pareció iniciar una mayor respuesta dentro del cerebro, similar a la que sucede de forma natural cuando una persona se siente positiva.

Además, la terapia pareció ayudar solo a los pacientes con una depresión de moderada a grave, no a los que tenían unas formas más leves de la enfermedad.

Según un miembro del equipo, el Dr. Vikram Rao, esto sugiere que "la estimulación ayudaba a los pacientes con una depresión grave a experimentar algo parecido a un estado de ánimo positivo natural, en lugar de mejorar el estado de ánimo de todo el mundo de forma artificial".

Rao, neurólogo en UCSF Health, explicó en el comunicado de prensa que investigaciones anteriores habían sugerido que la actividad de la COF estaba "elevada" en las personas con depresión, de forma que la estimulación podría alterar a la COF de una forma saludable.

A pesar de estos resultados promisorios, los autores del estudio dijeron que se necesitan más investigaciones en grupos más grandes de pacientes para determinar si esta terapia produce efectos duraderos.

El Dr. Vladan Novakovic es director de psiquiatría ambulatoria en el Hospital de la Universidad de Staten Island, en la ciudad de Nueva York. Concurrió en que la mayor parte del trabajo sobre la estimulación eléctrica del cerebro se ha enfocado en una parte de la corteza cerebral, dejando a otras áreas, como la COF, sin explorar.

Novakovic añadió que el nuevo estudio es "loable, porque ofrece información clínicamente relevante en tiempo real sobre el estado de la COF y la mejora en el estado de ánimo".

Por su parte, el equipo de la UCSF considera que una mejor comprensión del rol de la COF en la depresión podría preparar el camino para un tratamiento individualizado.

Heather Dawes, que ayudó a supervisar la investigación, dijo que "mientras mejor comprendamos la depresión a este nivel de circuito cerebral, más opciones podríamos tener para ofrecer a los pacientes tratamientos efectivos con un riesgo bajo de efectos secundarios. Quizá al comprender cómo esos circuitos de la emoción se dañan en primer lugar, algún día incluso podamos ayudar al cerebro a 'desaprender' la depresión".

Más información

El Instituto Nacional de la Salud Mental de EE. UU. ofrece más información sobre la depresión.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Michael Schulder, M.D., vice chair, neurosurgery, North Shore University Hospital, Manhasset and Long Island Jewish Medical Center, New Hyde Park, N.Y.; Vladan Novakovic, M.D., director of outpatient psychiatry, Staten Island University Hospital, New York City; University of California, San Francisco, news release, Nov. 29, 2018

Last Updated: