¿Un análisis de sangre podría ayudar a detectar la depresión grave?

In English

Por
Reportera de HealthDay

MARTES, 31 de julio de 2018 (HealthDay News) -- Las personas con una depresión grave podrían tener unos niveles en sangre particularmente bajos de un aminoácido implicado en la función del cerebro, sugiere un estudio reciente.

La sustancia, llamada acetil-L-carnitina (LAC), es producida de forma natural en el cuerpo. Ayuda en el metabolismo, y la investigación con animales sugiere que previene la "activación excesiva" de las células en ciertas partes del cerebro.

La LAC también se vende como complemento dietético. Se mercadea para afecciones que van desde la pérdida de memoria relacionada con la edad al daño nervioso en la diabetes.

Varios ensayos también han evaluado el complemento contra la depresión, pero con resultados mixtos, apuntó la Dra. Natalie Rasgon, investigadora coprincipal del nuevo estudio.

Rasgon y su equipo de investigación lo abordaron desde un ángulo distinto. Observaron si las personas con depresión tenían, de hecho, una deficiencia relativa de LAC.

Midieron los niveles en sangre del aminoácido en 28 pacientes con una depresión moderada y en 43 con casos graves. Entonces, los compararon con 45 adultos demográficamente similares pero sin depresión.

En general, encontraron los investigadores, las personas con depresión sí tenían unos niveles más bajos de LAC. Y los niveles fueron particularmente bajos en las personas con una depresión grave. Lo mismo sucedió en las personas que habían sido resistentes al tratamiento, y en aquellas cuya depresión surgió a una edad temprana.

"No decimos que esto sea la causa de su depresión", enfatizó Rasgon, profesora de psiquiatría en la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, en California. "Se trata de una correlación".

"No queremos que la gente corra a comprar este complemento, pensando que es una panacea y la solución de su problema", dijo Rasgon.

En lugar de ello, explicó, unos niveles bajos de LAC en la sangre podrían servir como un "marcador" de una depresión más grave y difícil de tratar. Si resulta así, los médicos podrían potencialmente usar los niveles de LAC para diagnosticar la depresión.

El Dr. Brian Brennan es psiquiatra en el Hospital McLean en Belmont, Massachusetts, y profesor asistente en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard. Dirigió anteriormente un pequeño ensayo que evaluó la LAC para el alivio de los síntomas depresivos bipolares. Encontró que el complemento no era mejor que las cápsulas de placebo (inactivas).

Lo "emocionante" de los nuevos hallazgos, dijo Brennan, es que sugieren que la LAC podría ayudar a identificar a las personas con un subtipo de depresión más grave.

"En psiquiatría, carecemos de sustancias que puedan servir como marcadores diagnósticos", explicó.

Brennan, que no participó en el estudio, también enfatizó que no es una prueba de que los complementos de LAC ayuden a las personas con una depresión grave.

"Las evidencias actuales son mixtas", anotó. "Es posible que esto pueda ser un objetivo para el tratamiento, pero para eso falta mucho".

En el futuro, aseguró Brennan, los ensayos sobre tratamientos quizá incluyan solo a pacientes de depresión que tengan unos niveles de LAC particularmente bajos.

El Dr. James Potash, profesor de psiquiatría en la Universidad de Johns Hopkins, se mostró de acuerdo.

"Quizá sea mejor enfocarse en esos pacientes, porque podrían tener las mayores probabilidades de responder [a los complementos]", comentó Potash, que no participó en el estudio.

Dijo que investigaciones como esta son importantes porque, con una mejor comprensión de la "biología de la depresión", se pueden desarrollar tratamientos más refinados.

Por ahora, apuntó Potash, "espero que los pacientes lo intenten con los tratamientos probados que tenemos. Hay evidencias sólidas sobre varios tratamientos, no solo los antidepresivos".

Los antidepresivos de uso más común son los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS). Actúan en la serotonina, un "mensajero químico" del cerebro. Pero los fármacos no son efectivos para todos los que tienen depresión.

La depresión difiere de una persona a otro, al igual que su biología, dijo Brennan. "Es demasiado simplista dar el mismo tratamiento a todos", dijo.

Rasgon apuntó que la LAC afecta a la serotonina de forma indirecta. Entonces, el vínculo entre el aminoácido y la depresión no niega ningún rol de la serotonina, anotó.

"Tratar la depresión es muy complejo", dijo Rasgon. "Nos estamos enterando de que este rompecabezas tiene muchas piezas distintas. Esta es otra pieza que encaja".

El estudio fue publicado en línea en la edición del 30 de julio de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Más información

La Alianza Nacional de Enfermedades Mentales (National Alliance on Mental Illness) ofrece más información sobre el tratamiento de la depresión.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Natalie Rasgon, M.D., Ph.D., professor, psychiatry and behavioral sciences, Stanford University School of Medicine, Stanford, Calif.; Brian Brennan, M.D., medical director, Obsessive-Compulsive Disorders Institute, McLean Hospital, Belmont, Mass., and assistant professor, psychiatry, Harvard Medical School, Boston; James Potash, M.D., M.P.H., professor and director, psychiatry and behavioral sciences, Johns Hopkins University, Baltimore; July 30, 2018, Proceedings of the National Academy of Sciences, online

Last Updated: