Relacionan el síndrome de piernas inquietas con otros problemas de salud

Estudio halla más insomnio y depresión en pacientes con ese trastorno del movimiento

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

JUEVES 3 de noviembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Un reciente estudio señala que los adultos que tienen síndrome de piernas inquietas (SPI) muchas veces experimentan problemas de salud física y mental relacionados con el trastorno.

"Hay una sólida relación entre problemas de la salud mental y física, y el SPI", aseguró en una declaración preparada la Dra. Barbara A. Phillips, presidenta de la National Sleep Foundation y profesora de medicina de atención pulmonar y crítica del Colegio de Medicina de la Universidad de Kentucky.

"Es posible que el SPI cause una perturbación en el ánimo. También es posible que los medicamentos para tratar el trastorno de ánimo causen SPI. Además, los comportamientos que constituyen factores de riesgo para el SPI, como el tabaquismo, la obesidad y la vida sedentaria, son más prevalentes en quienes tienen enfermedades psiquiátricas", sostuvo Phillips.

Sus hallazgos se presentaron el lunes en la reunión anual del American College of Chest Physicians en Montreal.

La encuesta anual de la NSF sobre el sueño le preguntó a 1,506 adultos estadounidenses que se pensaba que estaban en riesgo de SPI si informaban acerca de sensaciones desagradables en las piernas al menos algunas noches a la semana. De los que respondieron, el 9.7 por ciento informó que tenía síntomas del SPI.

La encuesta halló que las personas del sur y del occidente del país tenían más posibilidades de estar en riesgo que las del nororiente. Los que tenían exceso de peso, estaban desempleados o fumaban a diario también tenían más posibilidades de estar en riesgo de SPI, junto con las personas que tenían hipertensión, artritis, enfermedad por reflujo gastrointestinal, depresión, ansiedad y diabetes.

Los adultos que estaban en riesgo de SPI parecían estar en mayor riesgo de insomnio y apnea del sueño y tenían más probabilidades que los que no tenían SPI de tardar más de 30 minutos para conciliar el sueño. También tenían más posibilidades de experimentar sueño al conducir, fatiga diurna, llegar tarde al trabajo, cometer errores en el trabajo, y faltar al trabajo o a los eventos sociales por somnolencia.

Más información

We Move tiene más información sobre el síndrome de piernas inquietas.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTE: American College of Chest Physicians, news release, Oct. 31, 2005

--

Last Updated: