El TEPT podría haber puesto en riesgo los corazones de los primeros respondientes del 11/9

In English

Por
Reportera de HealthDay

MARTES, 10 de julio de 2018 (HealthDay News) -- Muchos primeros respondientes pagaron un gran precio emocional por trabajar en los equipos de limpieza tras el ataque terrorista del 11/9, y una nueva investigación sugiere que eso también podría haber provocado problemas del corazón.

Los que desarrollaron un trastorno por estrés postraumático (TEPT) se enfrentaban a un riesgo de ataque cardiaco y accidente cerebrovascular (ACV) de más del doble, en comparación con los que trabajaron en las torres gemelas de la ciudad de Nueva York pero que no desarrollaron un TEPT, según el estudio.

Más o menos un 20 por ciento de los hombres y un 26 por ciento de las mujeres que respondieron cuando las torres gemelas fueron atacadas el 11 de septiembre de 2001 desarrollaron un TEPT, lo que constituye al menos el doble que la tasa anticipada en la población general, apuntaron los investigadores.

"El vínculo del TEPT con el ataque cardiaco y el ACV se debe tomar en consideración cuando se envía a primeros respondientes no entrenados a responder a distintos tipos de catástrofes", planteó el autor principal del estudio, el Dr. Alfredo Morabia.

Morabia es profesor de epidemiología en el Centro Barry Commoner en la Universidad de la Ciudad de Nueva York y en la Facultad de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, ambas en la ciudad de Nueva York.

"El ataque cardiaco y el ACV se deben considerar enfermedades relacionadas con los primeros respondientes de las torres gemelas, y se deben incorporar junto con sus beneficios y atención", dijo Morabia.

El TEPT es un trastorno que se puede desarrollar después de que alguien ha sido expuesto a un evento chocante, terrorífico o peligroso, según el Instituto Nacional de la Salud Mental de EE. UU. Las personas con TEPT con frecuencia tienen recuerdos vívidos, y reviven el evento una y otra vez. Quizá eviten ciertas situaciones, lugares o personas. También podrían asustarse fácilmente y sufrir de brotes de ira, y podrían tener pensamientos negativos sobre el mundo.

El Dr. Aaron Pinkhasov, presidente de salud conductual en NYU Winthrop en Mineola, Nueva York, señaló que el estudio muestra que "hay una conexión compleja entre la mente y el cuerpo, y muestra lo que sucede cuando el cuerpo se expone al estrés crónico". Pinkhasov no participó en la investigación.

Aunque este estudio no puede probar una relación causal, Pinkhasov anotó que el TEPT puede desencadenar varias respuestas biológicas que podrían explicar la asociación entre el TEPT y la enfermedad cardiaca y el ACV.

El TEPT hace que un área del cerebro que por lo general se considera como el centro del "miedo" se vuelva hiperactiva, dijo. Esto puede conducir a una respuesta del sistema nervioso simpático, que controla la respuesta de lucha o huída del cuerpo, y puede provocar hipertensión.

Esto podría entonces provocar una inflamación en todo el cuerpo y en los vasos sanguíneos que contribuya al endurecimiento de las arterias, apuntó Pinkhasov.

Para ver si el TEPT entre los respondientes de las torres gemelas se asociaba con un riesgo más alto de enfermedad cardiaca y ACV, Morabia y sus colaboradores siguieron la salud de casi 6,500 primeros respondientes que fueron obreros durante cuatro años. El estudio comenzó en 2012. Había casi cinco veces más hombres que mujeres.

Los investigadores midieron la presión arterial, el peso, la estatura y los niveles de colesterol. También reunieron información autorreportada sobre el TEPT, la depresión, el tabaquismo y la exposición al polvo durante la limpieza.

Tras ajustar los datos para tomar en cuenta otros factores que podrían aumentar el riesgo de ataque cardiaco y ACV, los investigadores encontraron de cualquier forma un riesgo 2.2 veces más alto de ataque cardiaco entre los que tuvieron un TEPT que entre los que no. El riesgo de ACV fue 2.5 veces más alto.

Tanto Morabia como Pinkhasov dijeron que los médicos deben ser conscientes de este vínculo cuando traten a personas con un TEPT.

"Se debe prestar una atención particular a su exposición a factores de riesgo cardiovascular, como fumar, hipertensión, colesterol alto, diabetes y obesidad, porque están en un mayor riesgo de ataques cardiacos tempranos", advirtió Morabia.

Es probable que tratar el TEPT fuera útil para reducir el riesgo de ataque cardiaco y accidente cerebrovascular, dijeron ambos expertos, pero habría que realizar estudios para probarlo.

Morabia anotó que esos problemas podrían ser peores para los voluntarios que se apresuran a ayudar tras un desastre pero que no han sido entrenados ni preparados respecto a qué anticipar.

"Los primeros respondientes sin entrenamiento que participan en actividades relacionadas con las secuelas de desastres como los huracanes o los incendios, que se están volviendo más frecuentes, son más propensos a tener dificultades psicosociales tras su trabajo que los primeros respondientes que han recibido entrenamiento", dijo Morabia.

Y añadió que los desastres (los naturales o por terrorismo) se han convertido en el nuevo estatus normal de salud pública. Pero es poco probable que los respondientes a otros desastres cuenten con el mismo respaldo a largo plazo para sus problemas de salud física o mental que tuvieron los respondientes del 11/9, dijo.

El estudio se publicó el 10 de julio en la revista Circulation: Cardiovascular Quality and Outcomes.

Más información

Para más información sobre el trastorno por estrés postraumático, visite el Instituto Nacional de la Salud Mental de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Alfredo Morabia, M.D., Ph.D., professor, epidemiology, Barry Commoner Center, City University of New York, and Columbia University's Mailman School of Public Health, New York City; Aaron Pinkhasov, M.D., chairman, department of behavioral health, NYU Winthrop Hospital, Mineola, N.Y., and clinical professor, psychiatry, NYU School of Medicine, New York City; July 10, 2018, Circulation: Cardiovascular Quality and Outcomes

Last Updated: