Cómo tranquilizar a los niños ante la llegada de Florence

In English

Por
Reportero de HealthDay

JUEVES, 13 de septiembre de 2018 (HealthDay News) -- Los adultos han pasado toda una vida escuchando sobre, o experimentando, desastres como el huracán Florence, que se dirige a las Carolinas esta semana.

¿Pero cómo explicar a los niños los peligros de esos eventos sin asustarlos en exceso?

La clave, afirmó el Dr. Victor Fornari, psiquiatra infantil, es predicar con el ejemplo.

"Los padres deben mantener la calma y modelar la tranquilidad", señaló Fornari, director de psiquiatría infantil y adolescente en el Hospital Zucker Hillside en Glen Oaks, Nueva York.

Sin duda, dijo, "los padres deben evitar ponerse histéricos, y tener cuidado con lo que dicen. A veces, ante la ansiedad, los padres podrían decir cosas terroríficas que asustan a los niños".

Se anticipa que Florence, que se prevé que toque tierra en algún lugar en la frontera entre Carolina del Norte y Carolina del Sur a primera hora del viernes, sea un huracán de categoría 2 al llegar. Sus vientos se han debilitado ligeramente, al bajar a 110 millas (177 kilómetros) por hora, pero los expertos meteorológicos siguen pensando que podría generar cantidades catastróficas de lluvia en las áreas costeras y del interior.

Muchas personas de ambos estados ya estaban desplazándose antes de la tormenta.

Fornari dijo que la principal preocupación de los padres debe ser "tomar medidas para garantizar la seguridad y proteger a sus hijos de los daños".

Si eso implica evacuar, hágalo, y si las viviendas están tan dañadas o inasequibles que no es posible volver pronto, hay que explicar todo eso a los niños con calma.

"Si hay alteraciones masivas, los padres deben tranquilizar a sus hijos, decirles que se recuperarán y que todo saldrá bien", planteó Fornari. "Residir temporalmente en un refugio o en otra vivienda provisional puede ser muy inquietante, pero [los niños deben saber que] es algo temporal y que se resolverá".

Incluso cuando la tormenta haya pasado, los padres deben mantenerse "calmados y orientados a la acción" para atender a las necesidades físicas y emocionales de un niño, añadió el psiquiatra. Eso significa tranquilizar a los niños firme y cariñosamente cuando estén estresados.

Otros problemas, por ejemplo que una querida mascota se pierda temporalmente, podrían combinarse para causar lo que Fornari llamó una "regresión natural" en el niño.

"Los padres deben comprender la regresión natural que podría ocurrir, y escuchar a sus hijos", dijo.

Y las familias no deben mostrarse renuentes a pedir ayuda para cualquier problema de salud mental que surja, añadió Fornari.

"Los primeros auxilios psicológicos pueden ser muy útiles durante las secuelas inmediatas de un desastre", afirmó. "Los consejeros entrenados de los refugios pueden ofrecer esta atención importante y orientada por las evidencias".

Más información

Para más información sobre cómo estar preparado para un huracán, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: Victor Fornari, M.D., director, child and adolescent psychiatry, Zucker Hillside Hospital, Glen Oaks, N.Y.

Last Updated: