Las dietas bajas en carbohidratos aumentan el riesgo de defectos congénitos graves

In English

MARTES, 30 de enero de 2018 (HealthDay News) -- ¿Va a tener un bebé? No evite los carbohidratos.

Seguir una dieta baja en carbohidratos durante el embarazo podría aumentar el riesgo de una mujer de tener un bebé con defectos congénitos graves, sugiere un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill.

En comparación con las mujeres embarazadas que no restringieron su ingesta de carbohidratos, las que seguían una dieta que reducía o eliminaba los carbohidratos tenían un 30 por ciento más de probabilidades de tener bebés con defectos del tubo neural. Éstos incluyen la espina bífida (malformaciones en la columna y la médula espinal) y la anencefalia (ausencia de partes del cerebro y el cráneo).

Estos defectos de nacimiento pueden provocar la muerte o una discapacidad de por vida, advirtieron los autores del estudio.

"Ya sabemos que la dieta materna antes y durante el principio del embarazo juega un papel significativo en el desarrollo fetal. Lo que es nuevo en este estudio es su sugerencia de que la ingesta baja de carbohidratos podría aumentar el riesgo de tener un bebé con un defecto del tubo neural en un 30 por ciento", señaló la investigadora Tania Desrosiers en un comunicado de prensa de la universidad.

"Esto es preocupante porque las dietas bajas en carbohidratos son muy populares", explicó. Desrosiers es profesora asistente investigadora de epidemiología en la Faculta de Salud Pública Global de la Universidad de Carolina del Norte.

"Este hallazgo refuerza la importancia de que las mujeres que pudieran quedar embarazadas hablen con su proveedor de atención de la salud sobre las dietas o conductas de alimentación especiales que practican de forma rutinaria", añadió.

Se sabe que un nutriente esencial llamado ácido fólico (vitamina B9) reduce el riesgo de defectos del tubo neural. Este estudio encontró que la ingesta dietética de ácido fólico de las mujeres embarazadas que seguían dietas bajas en o sin carbohidratos era menos de la mitad que la de las mujeres que no limitaban los carbohidratos.

Todas las mujeres que planean quedar embarazadas deberían tomar un multivitamínico diario con al menos 400 microgramos de ácido fólico antes de y durante el embarazo, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Dado que casi la mitad de los embarazos en Estados Unidos no son planeados, muchas mujeres quizá no tomen los complementos hasta después del embarazo, después de que se produzca un defecto del tubo neural.

Pero los autores del estudio indicaron que, en Estados Unidos, el ácido fólico se añade a los productos de granos enriquecidos, que pueden ser una fuente importante de nutrición para las mujeres que podrían quedar embarazadas.

Según la Asociación Americana del Embarazo (American Pregnancy Association), las buenas fuentes dietéticas de ácido fólica incluyen las verduras de hojas verdes, como las espinacas; las frutas cítricas, como el jugo de naranja; los frijoles; y los panes, los cereales, el arroz y la pasta fortificados.

El estudio aparece en la edición del 25 de enero de la revista Birth Defects Research.

Más información

March of Dimes ofrece más información sobre los defectos del tubo neural.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: University of North Carolina at Chapel Hill, news release, Jan. 25, 2018

--

Last Updated: