Muchas fumadoras cambian al vapeo durante el embarazo, pero las preocupaciones de seguridad persisten

In English

LUNES, 29 de abril de 2019 (HealthDay News) -- ¿Muchas mujeres que fuman cambian a los cigarrillos electrónicos durante el embarazo?

Esa es la sugerencia de un nuevo estudio que encuentra que cerca de un 4 por ciento de las mujeres embarazadas estadounidenses están vapeando, y que la tasa de uso de cigarrillos electrónicos es en realidad más alta entre las mujeres que están embarazadas que entre las que no lo están.

Los investigadores también encontraron que el uso de los cigarrillos electrónicos en el embarazo fue más alto entre las mujeres que también usaban cigarrillos convencionales.

"Las mujeres embarazadas quizá piensen erróneamente que vapear cigarrillos electrónicos es más seguro" que fumar de forma tradicional, advirtió la Dra. Jennifer Wu, obstetra y ginecóloga en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York, que no participó en la nueva investigación.

Pero Wu enfatizó que "los bebés se enfrentan a los mismos riesgos por la exposición a la nicotina [con el vapeo], lo que incluye daño cerebral y daño pulmonar, y un aumento en los riesgos de síndrome de muerte súbita del lactante".

El nuevo estudio fue dirigido por Wei Bao, profesor asistente de epidemiología en la Universidad de Iowa. Su equipo analizó datos de más de 27,000 mujeres de 18 a 44 años, que participaron en una encuesta de salud de EE. UU. entre 2014 y 2017. Casi 1,200 de las mujeres estaban embarazadas cuando participaron en la encuesta.

Hubo algunas buenas noticias. La encuesta mostró que el uso de cigarrillos convencionales era mucho más bajo entre las mujeres embarazadas (un 8 por ciento) que entre las que no estaban embarazadas (un 14 por ciento).

Pero la investigación también mostró que la tasa de uso de cigarrillos electrónicos era más alta entre las mujeres embarazadas (un 3.6 por ciento) que entre las que no estaban embarazadas (un 3.3 por ciento).

Los investigadores también encontraron que un 39 por ciento de las mujeres embarazadas que eran fumadoras actuales de cigarrillos convencionales también eran usuarias actuales de cigarrillos electrónicos, según el estudio, que aparece en la edición del 29 de abril de la revista JAMA Pediatrics.

Patricia Folan dirige el Centro de Control del Tabaco de Northwell Health en Great Neck, Nueva York. Al leer los hallazgos, enfatizó que el vapeo no es bajo ningún concepto inocuo para el feto.

"Las sustancias de los cigarrillos electrónicos pueden tener un efecto dañino en el cerebro y en los pulmones del bebé no nacido", explicó. "Algunos estudios han mostrado que los sabores de los cigarrillos electrónicos también pueden dañar al niño en desarrollo".

Pero las mujeres jóvenes quizá no sean conscientes de ese hecho.

"La ubicua publicidad de estos productos de vapeo ha provocado que muchos perciban que esos dispositivos son un medio 'seguro y efectivo'" de dejar de fumar, apuntó. Pero ni la seguridad ni la efectividad de los cigarrillos electrónicos se han demostrado todavía, sobre todo cuando se consumen durante el embarazo, añadió Folan.

Todo esto respalda la necesidad de "más estudios relacionados con los cigarrillos electrónicos y el embarazo, y una educación más generalizada sobre los daños potenciales relacionados con su uso", señaló.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre los cigarrillos electrónicos y el embarazo.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Jennifer Wu, M.D., obstetrician/gynecologist, Lenox Hill Hospital, New York City; Patricia Folan, DNP, director, Center for Tobacco Control, Northwell Health, Great Neck, N.Y.; University of Iowa, news release, April 29, 2019

--

Last Updated: