Todavía se podría prevenir 1 de cada 4 mortinatos de EE. UU.

In English

Por
Reportera de HealthDay

VIERNES, 19 de enero de 2018 (HealthDay News) -- Más o menos uno de cada 160 embarazos de Estados Unidos acaba en un mortinato. Ahora, un nuevo estudio sugiere que muchas de esas tragedias son "potencialmente" evitables.

Esa tasa de mortinatos podría mejorar con una mejor atención prenatal y obstétrica, plantean los investigadores.

"Encontramos que más o menos un 25 por ciento de los mortinatos de EE. UU. eran potencialmente prevenibles", señaló el autor principal del estudio, el Dr. Robert Silver, presidente interino de obstetricia y ginecología en la Universidad de Utah.

Un mortinato es la muerte de un feto tras las 20 semanas de embarazo. En todo el mundo, la mayoría de casos de mortinatos se dan en países con ingresos bajos y medianos. Pero Estados Unidos tiene unas tasas de mortinatos más altas que muchos otros países con unos ingresos altos, dijeron los investigadores.

Las principales causas de mortinatos que podrían ser prevenibles incluyen problemas con la placenta; complicaciones como la diabetes, los trastornos hipertensivos y el parto prematuro; y los embarazos de más de un feto, según el estudio.

"Si un mortinato es potencialmente prevenible o no es un concepto muy subjetivo. En realidad, no todos los mortinatos son prevenibles. Estos fueron los que pensamos que eran más probablemente prevenibles, y pensamos que al hacer este estudio podríamos iniciar una conversación", dijo Silver.

Su equipo revisó 512 casos de mortinatos que ocurrieron entre 2006 y 2008 en varios lugares de EE. UU.

Esos casos incluyeron entrevistas con la madre, una autopsia y los expedientes médicos.

Los investigadores definieron los casos como potencialmente prevenibles si ocurrieron a las 24 semanas de embarazo o más tarde. También tenían que ocurrir en bebés que pesaron poco más de 1 libra (500 gramos). Un feto de ese tamaño y edad podría haber vivido, potencialmente, si hubiera nacido.

Silver dijo que las complicaciones médicas, como la diabetes, podrían potencialmente prevenirse si la madre planifica el embarazo, recibe una buena atención médica durante el embarazo, y mantiene un buen control del azúcar en la sangre.

La insuficiencia placentaria significa que la placenta no funciona tan bien como debería, y el trabajo de la placenta es suministrar nutrición y oxígeno al feto. Si el riesgo de complicaciones por la insuficiencia placentaria es alto, es probable que un médico haga que el bebé nazca. Pero la única forma de saber si el riesgo es alto es mediante una monitorización frecuente, mediante pruebas como el ultrasonido, dijo Silver.

Los trastornos de la hipertensión, como la hipertensión inducida por el embarazo y la preeclampsia, pueden poner a la madre y al bebé en un riesgo grave. Los medicamentos pueden prevenir complicaciones, como el accidente cerebrovascular. Pero el tratamiento para la preeclampsia es que el bebé nazca. Silver indicó que un nacimiento vivo debería ser posible tras las 24 semanas de embarazo. Y una vez más, la monitorización frecuente es importante.

Silver dijo que está menos claro si se puede prevenir un mortinato causado por un parto prematuro. Pero en algunos casos, dijo, evaluar a las mujeres por afecciones como un cuello uterino corto y monitorizar de cerca las señales de parto prematuro podría ayudar a prevenir algunos mortinatos.

El Dr. Martín Chávez, jefe de medicina materna y fetal y cirugía fetal en el Hospital de Winthrop de la NYU en Mineola, Nueva York, apuntó en referencia al estudio que "la palabra clave es potencial, porque no hay una definición aceptada en general de qué es prevenible".

Las mujeres deben evitar el tabaco y el alcohol antes de y durante el embarazo. Deben alcanzar un peso sano, porque algunas afecciones vinculadas con los mortinatos, como la diabetes y la hipertensión, se asocian con el exceso de peso, explicó Chávez.

Dijo que también es importante que las aseguradoras comprendan que la monitorización adicional a veces resulta necesaria para prevenir complicaciones devastadoras, como los mortinatos.

"No sabremos que debemos hacer un parto temprano a menos que monitoricemos el embarazo. Algunas compañías de seguro hacen un trabajo magnífico, y otras dicen que las mujeres pueden someterse a dos ultrasonido durante todo el embarazo. Ese es el desafío", aseveró Chávez.

El Dr. James Ducey, director de medicina materna y fetal en el Hospital de la Universidad de Staten Island, en la ciudad de Nueva York, comentó que unas mejores herramientas de detección ayudarían.

"Si se pudiera identificar mejor a las mujeres mediante algún tipo de herramienta de evaluación del riesgo, en teoría se podrían salvar algunos bebés, pero desde un punto de vista práctico, eso es difícil de hacer", dijo Ducey.

Apuntó que las mujeres deben buscar atención de inmediato si notan una reducción en el movimiento fetal. "Las mujeres no siempre se dan cuenta de que un cambio podría significar que pasa algo malo", añadió.

El estudio aparece en la edición de febrero de la revista Obstetrics and Gynecology.

Más información

Para consejos sobre un embarazo sano, visite el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Robert Silver, M.D., interim chair, obstetrics and gynecology, University of Utah, Salt Lake City; Martin Chavez, M.D., chief, maternal-fetal medicine and fetal surgery, NYU Winthrop Hospital, Mineola, N.Y.; James Ducey, M.D., director, obstetrics and maternal-fetal medicine, Staten Island University Hospital, New York City; February 2018, Obstetrics and Gynecology

Last Updated: