Muchas muertes maternas relacionadas con el embarazo ocurren meses después del parto, según los CDC

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES, 7 de mayo de 2019 (HealthDay News) -- Todavía mueren demasiadas mujeres por causas relacionadas con el embarazo, algunas hasta un año después del parto, según un nuevo informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Cada año, en Estados Unidos ocurren unas 700 muertes relacionadas con el embarazo, y 3 de cada 5 son prevenibles, muestran los datos.

Casi un 31 por ciento de las muertes ocurren durante el embarazo, y otro 36 por ciento ocurren durante el parto o la semana después.

Pero un tercio completo de las muertes ocurren hasta un año después de que la mujer da a luz, encontraron los CDC.

"Son mujeres en la flor de la vida que dejan atrás a seres queridos, con frecuencia estupefactos ante lo que ha ocurrido", comentó en una conferencia de prensa la subdirectora principal de los CDC, la Dra. Anne Schuchat.

En el estudio, los CDC analizaron datos nacionales sobre las muertes relacionadas con el embarazo entre 2011 y 2015, y datos más detallados de 13 estados, reunidos entre 2013 y 2017.

Los CDC definen las muertes relacionadas con el embarazo como las que ocurren en un plazo de un año después del final de un embarazo. La causa podría ser una complicación relacionada, una cadena de eventos que inició con el embarazo, o que el embarazo agrave una afección médica no relacionada.

La enfermedad cardiaca y el accidente cerebrovascular provocaron alrededor de 1 de cada 3 muertes, encontraron los investigadores. Otras causas principales incluyeron infecciones y hemorragias graves.

"Nuestro nuevo análisis subraya la necesidad de acceso a servicios de calidad, de la concienciación sobre los riesgos y de un diagnóstico temprano, pero también resalta oportunidades para prevenir muertes relacionadas con el embarazo en el futuro", planteó la Dra. Wanda Barfield, directora de la División de Salud Reproductiva del Centro Nacional de Prevención de las Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud de los CDC.

"Al identificar y responder rápidamente a las señales de advertencia, no solo durante el embarazo sino hasta un año después del parto, podemos salvar vidas", señaló Barfield en un comunicado de prensa de la agencia.

La causa de muerte depende generalmente del momento, anotaron los CDC:

  • Las emergencias obstétricas, como las hemorragias graves, provocaron la mayoría de las muertes durante el parto.
  • En la semana después del parto, las nuevas madres fueron más propensas a morir de hipertensión, infecciones y hemorragias graves.
  • Un músculo cardiaco debilitado (cardiomiopatía) provocó la mayoría de las muertes hasta un año después del parto.

Esas muertes se asociaron con varios factores relacionados con la atención prenatal, apuntaron los CDC.

En algunos casos, las mujeres murieron debido a que carecían de acceso a una buena atención de la salud, lo que resultó en que el diagnóstico de problemas médicos esenciales se retrasara o no se realizara. Las mujeres y sus proveedores de atención de la salud también parecían carecer de conocimiento sobre las señales de advertencia de un embarazo problemático, según el informe.

También existen disparidades raciales serias. Las mujeres negras y las amerindias/nativas de Alaska tenían alrededor de tres veces más probabilidades de fallecer por una causa relacionada con el embarazo que las mujeres blancas.

Los funcionarios de los CDC dijeron que los datos sugieren que la mayoría de las muertes, sin importar cómo ocurrían, se podrían haber prevenido al abordar estos problemas clave:

  • Los proveedores pueden ayudar de mejor forma a las pacientes a gestionar las afecciones crónicas, y enseñarles las señales de advertencia.
  • Los hospitales y los sistemas de salud pueden coordinar los esfuerzos entre los proveedores, y respaldar los esfuerzos por mejorar la atención durante y después del embarazo.
  • Los estados y las comunidades pueden desarrollar políticas que mejoren el acceso a la atención, y que garanticen que las mujeres con un riesgo alto den a luz en hospitales con un entrenamiento y un equipamiento especiales para los embarazos problemáticos.

"Realizar algunas de esas mejoras no será fácil. Requeriría reformar sistemas que han existido durante años", dijo Schuchat. "Pero la buena noticia es que ya hay métodos sistémicos que se están desarrollando e implementando en muchas áreas del país, que se pueden usar como modelo para respaldar las mejoras y salvar vidas de mujeres".

La Dra. Megan Gray, ginecobstetra en el Hospital de Mujeres y Bebés Winnie Palmer de Orlando Health, en Florida, dijo que los obstetras y las enfermeras matronas tienen trabajo por hacer.

"Es esencial que los trastornos hipertensivos durante y después del embarazo, las infecciones, la sepsis, la hemorragia y la cardiomiopatía se reconozcan pronto y se gestionen con rapidez", enfatizó. "Esto incluye educar a las pacientes sobre las señales de advertencia tempranas, y ofrecer a las mujeres embarazadas acceso a una atención de calidad".

Gray dijo que las mujeres deben ser atendidas en un momento más temprano y con una mayor frecuencia después del embarazo que el estándar de seis semanas tras el parto, de forma que las complicaciones se puedan detectar y resolver.

El director de los CDC, el Dr. Robert Redfield, dijo que garantizar una atención de calidad para las madres durante y después del embarazo debe ser una de las principales prioridades del país.

"Insto a la comunidad de salud pública a aumentar la concienciación de todas las madres embarazadas y recientes sobre las señales de las complicaciones graves del embarazo, y la necesidad de una atención preventiva, que puede salvar vidas y que las salva", añadió Redfield en el comunicado.

El estudio se publicó en la revista de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report.

Más información

La Oficina para la Salud de la Mujer de EE. UU. ofrece más información sobre las complicaciones del embarazo.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: U.S. Centers for Disease Control and Prevention, media briefing and news release, May 7, 2019; Megan Gray, M.D., Orlando Health Winnie Palmer Hospital for Women and Babies, Orlando, Fla.

Last Updated: