Buenas noticias para los padres: muchos bebés prematuros crecen sin problemas

In English

Por
Reportera de HealthDay

MARTES, 22 de octubre de 2019 (HealthDay News) -- Tener un bebé prematuro puede ser terrorífico para los padres, pero una nueva investigación ofrece un hallazgo que puede calmarlos. Muchos bebés prematuros al final se convierten en adultos sanos sin enfermedades importantes.

El estudio de más de 2.5 millones de niños encontró que más de la mitad de los que nacieron de forma prematura no tenían ningún problema médico mayor en la adultez.

"El nacimiento prematuro se ha vinculado con unos riesgos más altos a largo plazo de varios problemas de la salud, incluyendo trastornos del corazón, los pulmones, neurológicos y mentales", comentó el autor principal del estudio, el Dr. Casey Crump, vicepresidente de investigación del Departamento de Medicina Familiar y Salud Comunitaria de la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

Pero, anotó, los estudios anteriores se han enfocado casi por completo en los que tienen resultados negativos.

"No había estudios que conociéramos que observaran la buena salud de los nacimientos prematuros en la adultez. Estos hallazgos son importantes para el creciente número de personas que nacen de forma prematura, porque muestran que pueden tener una vida sana y resiliente con una buena función en general en la adultez", enfatizó Crump.

Lamentablemente, el panorama no es tan positivo para los bebés que nacen de forma extremadamente prematura (entre las 22 y las 27 semanas). En el estudio, apenas un 22 por ciento de esos prematuros no tenían ninguna afección mayor de la salud en la adultez. En comparación, el estudio encontró que un 67 por ciento de las personas nacidas a término completo no tenían problemas mayores de salud en la adultez.

El nacimiento prematuro es el que tiene lugar antes de haberse completado las 37 semanas de embarazo. El muy prematuro es entre las 28 y las 33 semanas, el prematuro tardío es de las 34 a las 36 semanas, el término temprano es de las 37 a las 38 semanas, y el término completo es de las 39 a las 41 semanas.

"El tercer trimestre del embarazo es un periodo crítico para el crecimiento fetal. El nacimiento prematuro interrumpe el crecimiento y la maduración de todos los órganos del feto, lo que puede alterar su estructura y función", señaló Crump. Añadió que esos cambios pueden establecer una susceptibilidad a afecciones crónicas de la salud a una edad posterior.

Casi un 11 por ciento de los bebés nacidos en todo el mundo nacen de forma prematura, dijeron los autores del estudio. Alrededor de un 95 por ciento de esos bebés poco desarrollados sobreviven ahora hasta la adultez, gracias a los avances en la atención médica.

El estudio más reciente observó datos recolectados en Suecia de los nacimientos entre 1973 y 1997. Casi un 6 por ciento nacieron prematuramente.

Los bebés prematuros eran más propensos que los bebés a término completo a ser de sexo masculino, nacimientos múltiples o primogénitos. Sus madres eran más propensas a estar en los extremos de la edad para el embarazo. Las mamás de los bebés prematuros también eran más propensas a fumar y a tener otras afecciones de la salud, como la hipertensión en el embarazo o la diabetes.

Los investigadores observaron la salud de los niños cuando tenían entre 18 y 43 años. Algunas de las afecciones que los investigadores observaron en la adultez y que se han vinculado antes con el nacimiento prematuro incluyeron al asma, la hipertensión, la diabetes, la enfermedad renal, las afecciones mentales, la parálisis cerebral y la epilepsia.

Crump sugirió que las personas que nacen de forma prematura podrían mejorar su salud a largo plazo al seguir un estilo de vida saludable a lo largo de sus vidas, lo que incluye a la actividad física regular, una dieta saludable, mantener un peso normal y evitar el tabaquismo y el abuso de sustancias. Indicó que continuar la atención médica preventiva también es importante a lo largo de sus vidas.

La Dra. Deborah Campbell es directora de neonatología en el Hospital Pediátrico de Montefiore, en la ciudad de Nueva York. Dijo que estos hallazgos son una confirmación adicional de lo que se ha reportado con el tiempo. "En general, la inmensa mayoría de los individuos que nacen prematuros no se ven impactados ni discapacitados de forma grave. En general, la mayoría serán adultos que funcionan y contribuyen", comentó Campbell, que no participó en el estudio.

Como Crump, Campbell expresó preocupación por los bebés prematuros más pequeños. Dijo que antes de las 25 semanas de gestación es un periodo muy vulnerable para el feto en desarrollo, y aunque los médicos lo han estado intentando durante años, "no podemos replicar el útero", explicó.

Campbell comentó que aunque los avances en la atención han ayudado a los bebés a sobrevivir, también es importante enfocarse en la atención de las madres embarazadas. Dijo que mejorar la salud de las madres embarazadas mejorará la salud de sus bebés.

Los hallazgos aparecen en la edición del 22 de octubre de la revista Journal of the American Medical Association.

Más información

Para más información sobre el nacimiento prematuro, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Casey Crump, M.D., Ph.D., professor and vice chair, research, Department of Family Medicine and Community Health, and professor, Department of Population Health science and policy, Icahn School of Medicine at Mount Sinai, New York City; Deborah Campbell, M.D., director, division of neonatology, The Children's Hospital at Montefiore, New York City; Oct. 22, 2019, Journal of the American Medical Association

Last Updated: