Un microbioma intestinal anómalo podría atrofiar el crecimiento de los bebés prematuros

In English

VIERNES, 8 de noviembre de 2019 (HealthDay News) -- El microbioma intestinal de los bebés prematuros en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) podría atrofiar su crecimiento futuro, muestra una investigación reciente.

El estudio incluyó a 78 bebés que pesaron menos de 3 libras (1.4 kilos) al nacer. Sus muestras de heces se evaluaron semanalmente durante las seis primeras semanas en la UCIN, y los resultados mostraron que todos los bebés tenían un microbioma intestinal extremadamente anómalo, una afección conocida como disbiosis.

Los investigadores dieron seguimiento a 24 de los niños cuando tenían de 2 a 4 años.

Mientras más anómalo era su microbioma, más probable era que los bebés tuvieran un crecimiento atrofiado, incluso a los 4 años, según el estudio, que se presentó la semana pasada en la Conferencia Mundial del Microbioma en Milán, Italia.

Está bien documentado que los bebés prematuros crecen mal, pero el rol del microbioma no se había investigado, señalaron los autores del estudio. El microbioma controla a la digestión y al sistema inmunitario.

La mayoría de los bebés prematuros permanecen en la UCIN durante varios meses, donde se someten a procedimientos invasivos estresantes, reciben múltiples antibióticos y tienen un contacto limitado con su madre, anotaron los investigadores. Entonces, lo bebés con frecuencia consumen más fórmula que leche materna. Se sabe que la leche materna transfiere bacterias intestinales beneficiosas de la madre al bebé.

"Esos bebés llegan al mundo cuando ya han experimentado un estrés importante en el útero", comentó la autora principal del estudio, Maureen Groer, profesora de enfermería y medicina interna en la Universidad del Sur de Florida.

Su grado de inmadurez y los tratamientos necesarios que se proveen en la UCIN también tienen un rol en los microbiomas intestinales anómalos de los bebés, anotó en un comunicado de prensa de la universidad.

Se necesitan nuevos tratamientos, en particular los probióticos, para ayudar a fomentar el crecimiento de los bebés en la UCIN, según Groer. Esto podría ayudar con el diagnóstico y el tratamiento tempranos de la enfermedad intestinal crónica, la enfermedad autoinmune, y también reducir las alergias.

Groer y sus colaboradores examinan ahora cómo el microbioma intestinal de los bebés de la UCIN afecta al desarrollo de su cerebro y a su conducta en el futuro.

Las investigaciones presentadas en reuniones médicas se deben considerar preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

March of Dimes ofrece más información sobre la UCIN.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: University of South Florida, news release, Nov. 5, 2019

--

Last Updated: