Un procedimiento de 'ordeño' del cordón umbilical es peligroso para los bebés prematuros, según un estudio

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES, 19 de noviembre de 2019 (HealthDay News) -- Se ha promocionado que exprimir las últimas gotas de sangre del cordón umbilical ayuda a los bebés prematuros a recibir más de aquellos nutrientes que necesitan, pero quizá sea peligroso, encuentra un estudio reciente.

Cuando se presiona la sangre del cordón umbilical al abdomen del bebé, la presión puede provocar la ruptura de minúsculos vasos sanguíneos en el cerebro. Esto es particularmente peligroso para los bebés más prematuros, advirtieron los investigadores.

El estudio, financiado por los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU., se detuvo debido al aumento en el riesgo de hemorragia interna.

En el estudio, los investigadores deseaban ver si el llamado "ordeño del cordón umbilical" era una buena alternativa a retrasar el pinzamiento del cordón. El retraso en el pinzamiento permite que la sangre del cordón umbilical fluya al bebé a un ritmo natural.

"La mayoría de los médicos intentan retrasar el pinzamiento del cordón umbilical cuando pueden, y a veces ordeñan el cordón umbilical", comentó el investigador principal, el Dr. Anup Katheria, neonatólogo en el Hospital de Mujeres y Recién Nacidos Sharp Mary Birch, en San Diego, California.

Los bebés que reciben la sangre del cordón no reciben solo sangre, apuntó.

"Esos bebés reciben células madre y otras células que podrían ayudarles a desarrollarse un poco mejor que los bebés que no reciben esa sangre adicional", dijo Katheria. "También obtienen hierro, que es un potente nutriente para el desarrollo del cerebro, y es probable que haya otras cosas en la sangre que pudieran ayudar a esos bebés".

Pero dados estos hallazgos, planteó que se debe evitar el ordeño del cordón umbilical en los bebés extremadamente prematuros, los que nacen entre las 23 y las 27 semanas del embarazo.

En el estudio, el equipo de Katheria reclutó a mujeres que tenían menos de 32 semanas de embarazo y que tenían un riesgo de parto prematuro. Las asignaron al azar al ordeño del cordón umbilical o a un retraso de 60 segundos en el pinzamiento del cordón umbilical.

El equipo había planificado inscribir a 1,500 bebés (750 en cada grupo). Como el estudio se detuvo antes, solo se incluyó a 474 bebés, según el informe.

Entre los bebés que recibieron el ordeño del cordón umbilical, un 12 por ciento murieron o desarrollaron hemorragias cerebrales graves, frente a un 8 por ciento del grupo del pinzamiento retrasado. Los investigadores señalaron que esta diferencia no fue estadísticamente significativa.

Tampoco lo fue la tasa de mortalidad de un 7 por ciento en el grupo del ordeño del cordón umbilical y el 6 por ciento en el grupo de pinzamiento retrasado.

Pero la tasa de hemorragia cerebral grave fue significativamente más alta entre los bebés que recibieron el ordeño del cordón umbilical (de un 8 por ciento) frente a los que recibieron el pinzamiento retrasado (de un 3 por ciento), mostraron los hallazgos.

El mayor riesgo de hemorragia cerebral grave se observó en los bebés nacidos entre la semana 23 y la 27 del embarazo, encontró el estudio. Los 20 bebés del grupo del ordeño del cordón umbilical que sufrieron hemorragias cerebrales nacieron en esa etapa del embarazo.

Entre los bebés nacidos en las semanas 28 a 32, ninguno del grupo de ordeño del cordón umbilical sufrió una hemorragia, en comparación con tres del grupo del pinzamiento retrasado, lo que no fue una diferencia significativa, apuntaron los investigadores.

Como el riesgo de hemorragia cerebral solo se observó en los bebés extremadamente prematuros, el equipo de Katheria sigue comparando el ordeño del cordón umbilical con el pinzamiento retrasado en los bebés nacidos en las semanas 30 a 32 de la gestación, para ver si alguno de los procedimientos afecta el desarrollo a medida que crezcan. Los bebés serán evaluados a la edad de 2 años.

Un estudio anterior de bebés prematuros que nacieron mediante cesáreas sugirió que el ordeño del cordón umbilical podría beneficiar al desarrollo cerebral de los bebés prematuros.

La Dra. Saima Aftab es directora médica del Centro de Atención Fetal del Hospital Pediátrico Nicklaus, en Miami. Comentó que "la recomendación actual es que el pinzamiento retrasado es seguro en los bebés prematuros, y se debe hacer".

Este estudio muestra que el ordeño del cordón umbilical no es seguro y "las personas deben abandonar esa práctica", añadió Aftab.

El informe aparece en la edición del 19 de noviembre de la revista Journal of the American Medical Association.

Más información

Para más información sobre los bebés prematuros, visite March of Dimes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Anup Katheria, M.D., neonatologist, Sharp Mary Birch Hospital for Women and Newborns, San Diego, Calif.; Saima Aftab, M.D., medical director, Fetal Care Center, Nicklaus Children's Hospital, Miami; Nov. 19, 2019, Journal of the American Medical Association

Last Updated: