Los estadounidenses rurales sufren una mayor mortalidad por causas prevenibles que los citadinos

In English

JUEVES, 7 de noviembre de 2019 (HealthDay News) -- Los estadounidenses rurales mueren con una mayor frecuencia por causas potencialmente prevenibles que sus contrapartes urbanas, muestra un nuevo estudio del gobierno.

Esas causas incluyen al cáncer, la enfermedad cardiaca, las lesiones, las enfermedades respiratorias y al accidente cerebrovascular (ACV), según una investigación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Entre 2010 y 2017, los condados rurales experimentaron una creciente disparidad en las muertes prevenibles por el cáncer, la enfermedad cardiaca y las enfermedades respiratorias, en comparación con las áreas urbanas. Esto es a pesar del hecho de que las muertes prevenibles por el cáncer se redujeron a menos de un 10 por ciento de todas las muertes nacionales por cáncer en 2017.

"Nos anima encontrar que las muertes prevenibles por el cáncer se han reducido en general, pero hay una laguna persistente y sorprendente entre los estadounidenses rurales y los urbanos en esta y otras causas importantes de muerte", comentó en un comunicado de prensa de los CDC el Dr. Robert Redfield, director de la agencia.

La diferencia entre las zonas rurales y las urbanas permaneció más o menos igual respecto a las muertes debidas al ACV, pero se redujo respecto a las lesiones accidentales. Los investigadores apuntaron que la decreciente laguna en las lesiones prevenibles no surgió de mejoras en las áreas rurales. Al contrario, lo atribuyeron a un aumento en las áreas urbanas, debido sobre todo a la crisis de opioides.

Usando datos del Sistema Nacional de Estadísticas Vitales, los investigadores de los CDC calcularon las muertes potencialmente prevenibles de las personas menores de 80 años.

Pudieron ahondar más allá de la distinción entre urbano y rural, llegando a categorías más matizadas. Éstas incluyeron las áreas urbanas grandes, las metropolitanas periféricas, las metropolitanas medianas, las metropolitanas pequeñas, las micropolitanas y las áreas rurales.

La parte sudeste de Estados Unidos tuvo el número más alto de muertes prevenibles, según el informe.

  • En 2017, un 22 por ciento de las muertes por cáncer en los condados más rurales fueron potencialmente prevenibles, en comparación con un 29 por ciento en 2010. En las áreas más urbanas, el 3 por ciento de las muertes por cáncer fueron potencialmente prevenibles en 2017, frente a un 18 por ciento en 2010.
  • Tanto en 2010 como en 2017, un 45 por ciento de las muertes por enfermedad cardiaca en los condados rurales se consideraron potencialmente prevenibles, en comparación con un 24 por ciento en las grandes áreas metropolitanas periféricas en 2010 y un 19 por ciento en 2017.
  • En 2010, un 61 por ciento de las muertes por lesiones accidentales fueron potencialmente prevenibles en los condados más rurales, en comparación con un 25 por ciento en los más urbanos. En 2017, eso aumentó a un 64 por ciento en los condados rurales y a un 48 por ciento en las áreas urbanas.
  • En 2017, un 57 por ciento de las muertes rurales por enfermedades respiratorias crónicas fueron potencialmente prevenibles, un aumento respecto al 54 por ciento en 2010. Esto es en comparación con un 13 por ciento en los condados más urbanos en 2017 y un 23 por ciento en 2010.
  • En 2017, un 38 por ciento de las muertes por ACV en los condados rurales fueron potencialmente prevenibles, frente a un 42 por ciento en 2010. En las grandes áreas metropolitanas periféricas, un 23 por ciento fueron potencialmente prevenibles en 2010, y un 17 por ciento en 2017.

La resolución de las lagunas comienza con el reconocimiento de que las personas en las áreas rurales tienden a tener más edad y a estar más enfermas que las personas de las ciudades, según los CDC. En comparación con los habitantes de las ciudades, los estadounidenses rurales fuman más, tienen unas tasas más altas de obesidad, reportan menos actividad física durante el tiempo libre y son menos propensos a ponerse el cinturón de seguridad cuando conducen.

También son más pobres, tienen menos acceso a la atención de la salud, y son menos propensos a tener un seguro de salud.

Para combatir esos problemas, los CDC instaron a los proveedores de atención de la salud de las áreas rurales a hacer que la evaluación de la presión arterial y el cáncer sean una prioridad. La agencia también instó a las personas de las áreas rurales a ser más activas, a comer una dieta más saludable, a perder peso, a dejar de fumar y a usar los cinturones de seguridad.

Los investigadores añadieron que los médicos deben tener más cuidado al recetar opioides.

El informe aparece en la edición del 8 de noviembre de la revista de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report.

Más información

Para más consejos sobre una vida sana, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: U.S. Centers for Disease Control and Prevention, news release, Nov. 7, 2019

--

Last Updated: