Muy pocos estadounidenses saben lo que es la "prediabetes"

Según los CDC, aparece cuando los niveles de azúcar en la sangre aumentan, pero la enfermedad aún se puede prevenir

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

JUEVES, 6 de octubre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Según un estudio publicado el jueves de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, muy pocos adultos estadounidenses saben lo que es la "prediabetes" y no son suficientes los que actúan para reducir su riesgo.

Las personas que tienen prediabetes, una afección en la que los niveles de glucemia son superiores a lo normal pero no lo suficientemente altos para diagnosticar diabetes, están en mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular. Pero los cambios en el estilo de vida como la dieta y el ejercicio pueden prevenir o retrasar el desarrollo de la diabetes y sus complicaciones.

Aunque más del 25 por ciento de los estadounidenses tiene prediabetes, en 2006 apenas el cuatro por ciento de los adultos había sido informado alguna vez que tenía afección, según los investigadores de los CDC, que analizaron datos sobre cerca de 24,000 adultos que participaron en la Encuesta entrevista nacional sobre la salud estadounidense de 2006.

Son cinco las afecciones que señalan prediabetes, la prediabetes misma, glucosa en ayunas deteriorada, tolerancia deteriorada a la glucosa, diabetes fronteriza y glucemia elevada. De las 984 personas del estudio que fueron informadas que tenían prediabetes, el 64.4 por ciento recibió la noticia de que tenía diabetes fronteriza, el 38.3 por ciento recibió la noticia de que tenía glucemia elevada, el 33.7 por ciento recibió la noticia de que tenía prediabetes misma, el 15.5 por ciento fue informado que tenía tolerancia deteriorada a la glucosa y el 15.2 por ciento fue informado de que tenía glucosa en ayunas deteriorada. Además, el 43.3 por ciento fue informado de que tenía dos o más de las cinco afecciones.

Los índices de prediabetes aumentaron con la edad y variaron desde 2.7 por ciento entre los 18 y los 44, hasta 6 por ciento entre los mayores de 65. Los índices también aumentaron con el peso, 2.3 por ciento entre quienes tenían peso normal, 3.9 por ciento entre los que tenían exceso de peso y 6.3 por ciento entre los que eran obesos.

El estudio también halló que la prediabetes era más común entre las mujeres (4.8 por ciento) que entre los hombres (3.2 por ciento), pero no halló diferencias significativas entre la raza y la etnia.

De las 984 personas que habían sido informadas de que tenían prediabetes, el 68 por ciento intentó perder o controlar el peso, el 55 por ciento aumentó sus niveles de actividad física y el 60 por ciento redujo su ingesta de grasa en la dieta o las calorías. El estudio halló además que apenas el 42 por ciento realizó las tres actividades de reducción y el 24 por ciento no hizo nada.

Los hallazgos aparecen en la edición de esta semana de Morbidity and Mortality Weekly Report, revista de los CDC. Los hallazgos son similares a los de un estudio anterior publicado en la misma revista el 31 de octubre, que halló que el índice estadounidense de casos nuevos de diabetes tipo 2 se ha duplicado en la última década al pasar de 4.5 casos por 1,000 personas entre 1995 y 1997, a 9.1 casos por 1,000 personas para 2007. La causa sospechada es el aumento en los índices de obesidad.

No es demasiado tarde para revertir estas cifras, según los expertos. "Existe una oportunidad importante para reducir la carga prevenible de la diabetes y sus complicaciones aumentando la concienciación sobre la prediabetes entre los que tienen la afección y estimulando la adopción de estilos de vida más saludables y actividades de reducción del riesgo entre los adultos estadounidenses", escribieron los investigadores en un resumen de su estudio.

Agregaron que quienes están en mayor riesgo de diabetes deberían perder o controlar su peso, incrementar la actividad física y someterse a pruebas de diagnóstico según las recomendaciones publicadas.

Más información

El Programa Nacional de Educación sobre la Diabetes tiene más información sobre la diabetes y la prediabetes.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTE: U.S. Centers for Disease Control and Prevention, news release, Nov. 6, 2008

--

Last Updated: