Otro informe halla que la gripe porcina ataca a los jóvenes

Sin embargo, los expertos en salud subrayan que la mayoría de las infecciones son relativamente benignas

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

JUEVES, 27 de agosto (HealthDay News/Dr. Tango) -- Mientras las autoridades de salud se preparan para el retorno de la gripe H1N1 en otoño, la mayor parte del énfasis se centra en los niños y los adultos jóvenes, que parecen particularmente vulnerables al virus identificado recientemente.

Un informe federal publicado el jueves sugiere que este enfoque tiene sus justificaciones. Encontró que durante el periodo de abril a julio, cuando surgieron los primeros casos de gripe porcina en Estados Unidos, las tasas de infección en Chicago fueron más altas entre los niños y adultos jóvenes, sobre todo entre los niños de cinco a catorce años, que tuvieron tasas 14 veces más altas que los adultos de a partir de los 60 años.

El informe también encontró que los negros y los hispanos eran algo más propensos que los blancos a la infección.

Los hallazgos refuerzan la idea de que los esfuerzos de prevención de la gripe porcina H1N1 se deberían centrar en niños y adultos jóvenes. Y acorde con las recomendaciones del Comité Asesor en Prácticas de Vacunación de EE. UU., los estadounidenses jóvenes son unos de los grupos que se deberían inmunizar primero tan pronto esté disponible la vacuna en otoño, dijeron los autores del estudio, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Sin embargo, los expertos en salud señalaron que es importante recordar que la gripe porcina sigue causando apenas una enfermedad leve en la mayoría de la gente, incluso en los niños, y que la recuperación es bastante rápida.

"Se trata de un virus que ha afectado principalmente y de modo consistente a niños pequeños, adolescentes y adultos jóvenes, hecho que se ha constatado a lo largo de la pandemia, así que no nos sorprende", aseguró el Dr. Pascal James Imperato, decano de la Facultad de salud pública del Centro médico SUNY Downstate de la ciudad de Nueva York. "También sabemos que los adultos mayores resultan menos afectados por el virus, ya que han estado expuestos a otros primos ancestrales del virus H1N1 en el pasado, y por tanto portan cierta inmunidad y protección.

"Pero el punto principal aquí, y que se debe seguir resaltando, es que la mayoría de los casos de gripe causados por este virus han sido relativamente leves, autolimitados y de poca importancia", agregó Imperato, señalando que de las siete muertes reportadas en Chicago, ninguna tuvo que ver con un niño.

La nueva revisión de los CDC, que se basó en los informes del Departamento de Salud Pública de Chicago, señala que hubo 1,557 casos de gripe porcina diagnosticados en los residentes de la ciudad entre abril y julio. La edad media de los casos confirmados fue de doce años. La tasa de infección fue más alta entre los niños de 5 a 14 años (147 por cada 100,000 habitantes), seguido por los niños de 0 a 4 años (114 por 100,000). Los síntomas comunes eran fiebre y tos, seguido de dolor de garganta y falta de aire, dijo el informe.

Entre los 205 pacientes confirmados en laboratorio que ingresaron al hospital, la media de edad fue de 16 años. Las tasas de hospitalización fueron más altas entre los niños de 0 a 4 años (25 por 100,000), seguido por los niños de 5 a 14 años (11 por 100,000). Las tasas de hospitalización fueron más altas entre los negros que no eran de origen hispano (9 por 100,000), los originarios de las islas del Pacífico o asiáticos (8 por 100,000) e hispanos (8 por 100,000), en comparación con los blancos que no eran de origen hispano (2 por 100,000).

Los hallazgos del estudio aparecen en la edición del 28 de agosto de la revista Morbidity and Mortality Weekly Report de los CDC.

Un segundo estudio que aparece en el mismo número de la revista encontró que la gripe porcina superó rápidamente a la gripe estacional normal como cepa predominante en Nueva Zelanda, que está saliendo de su temporada de invierno y de gripe.

Y, tal como ocurrió en Norte América, la gripe porcina afectó a niños y adultos jóvenes en Nueva Zelanda, halló el estudio.

El miércoles, las autoridades de salud de EE. UU. se hicieron eco de la evaluación de Imperato de que la gripe porcina H1N1 sigue causando infecciones leves, y de que no muestra ningún signo de que vaya a mutar en una enfermedad más virulenta en su viaje por el mundo.

En respuesta a un informe de la Casa Blanca que se publicó el lunes y que decía que el peor de los escenarios podría conducir a la infección de la mitad de los estadounidenses y a hasta 90,000 muertes, el Dr. Thomas Frieden, jefe de los CDC, señaló que "lo que hemos visto en EE. UU. y en el resto del mundo sugiere que no veremos estas cifras si el virus no cambia".

Frieden hizo el comentario en una entrevista a C-SPAN que se grabó el miércoles, informó la Associated Press.

La gripe estacional común afecta normalmente hasta al veinte por ciento de los estadounidenses y causa cerca de 36,000 muertes.

Más información

Para aprender más sobre la gripe porcina, visite los CDC.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: Aug. 29, 2009, Morbidity and Mortality Weekly Report, U.S. Centers for Disease Control and Prevention; Pascal James Imperato, M.D., dean, School of Public Health at SUNY Downstate Medical Center, New York City; Associated Press

Last Updated: