Un número mayor de mujeres de EE. UU. son obesas antes del embarazo, y los expertos dan la alarma

In English

JUEVES, 4 de enero de 2018 (HealthDay News) -- Los pesos durante el embarazo siguen en aumento en Estados Unidos, y menos de la mitad de las mujeres tienen un peso sano antes de la concepción, informan las autoridades de salud de EE. UU.

Los expertos en el embarazo temen que esta tendencia podría amenazar la salud de las madres y sus bebés.

"A medida que el tamaño de la población estadounidense aumenta, vemos cada vez más mujeres que comienzan el embarazo con unos pesos malsanos", señaló la Dra. Jennifer Wu, obstetra y ginecóloga en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. "Esto plantea riesgos para ellas durante el embarazo, y también aumenta los riesgos para los bebés".

Y las consecuencias de salud no acaban con el embarazo, añadió Wu.

"Lamentablemente, muchas de esas mujeres aumentarán demasiado de peso durante el embarazo, y no perderán el peso del embarazo", dijo.

Por eso la intervención antes de la concepción es tan importante, anotó otra experta en salud de las mujeres.

"Evaluar el índice de masa corporal [IMC], la consejería y la remisión al tratamiento para optimizar el peso antes del inicio del embarazo es absolutamente esencial para comenzar a revertir esta tendencia", planteó la Dra. Jill Rabin, codirectora de la división de atención ambulatoria en los Programas de Salud de las Mujeres y los Servicios PCAP, parte de Northwell Health en New Hyde Park, Nueva York.

"La atención previa a la concepción es crucial, y un momento clave en la salud médica y la vida de una mujer para comenzar a hacer una diferencia", añadió Rabin.

Según el informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., el porcentaje de mujeres que eran obesas al inicio de su embarazo aumentó en un 8 por ciento entre 2011 y 2015.

Y las tasas de sobrepeso en el momento de la concepción aumentaron en un 2 por ciento en el mismo periodo.

Tener un bebé sano implica cuidarse antes del embarazo, anotaron los investigadores.

"Evaluar el IMC durante la atención clínica de rutina ofrece oportunidades para promover un peso normal antes del embarazo", escribieron los investigadores dirigidos por Nicholas Deputy, miembro postdoctoral de la división de salud reproductiva de los CDC.

Rabin se mostró de acuerdo.

"La atención antes de la concepción [las visitas médicas antes de y entre los embarazos] ofrece una oportunidad exclusiva para hacer una diferencia en los resultados maternos y fetales", aseguró.

Y se debe hacer una diferencia: en 2015, apenas un 45 por ciento de las mujeres tenían un peso sano antes del embarazo. Eso fue un declive del 5 por ciento respecto a 2011, mostró el informe.

El hallazgo sugiere un distanciamiento de las metas conocidas como Gente Sana 2020. Buscan lograr que un 58 por ciento de las mujeres comiencen el embarazo con un peso normal en 2020, respecto a más o menos un 52 por ciento en 2007.

Mississippi tuvo la tasa más baja de peso sano en 2015: apenas un 38 por ciento de las madres embarazadas estaban en el rango de peso sano. Washington, D.C., tuvo la mejor calificación, con más de un 52 por ciento.

Un peso sano es un índice de masa corporal (IMC) de 18.5 a 24.9. El IMC es un cálculo de la grasa corporal basado en la estatura y el peso.

Tener sobrepeso o ser obesa aumenta las probabilidades de cesárea, y las tasas altas de esos procedimientos quirúrgicos ya son un problema en Estados Unidos. El exceso de peso también puede conducir a bebés más grandes que el promedio y a la obesidad infantil, advierte el informe.

Tener un peso deficiente antes del embarazo también es riesgoso, con unas mayores probabilidades de un bebé más pequeño de lo normal al nacer, anotaron los investigadores.

Algunos estados (Arkansas, Kentucky y Virginia Occidental) tenían tasas preocupantes tanto de deficiencia de peso como de obesidad, según el informe.

Deputy y sus colaboradores enfatizaron que la consejería sobre el peso y la remisión al tratamiento son partes críticas de la atención de salud anterior al embarazo.

En el informe, los investigadores usaron datos de 2011-2015 del Sistema Nacional de Estadísticas Vitales. El análisis incluyó a 48 estados y a Washington, D.C.

Los resultados se publicaron el 4 de enero en la revista Morbidity and Mortality Weekly Report de los CDC.

Más información

March of Dimes puede ayudarla a planificar un embarazo sano.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Jill Rabin, M.D., co-chief, division of ambulatory care, Women's Health Programs-PCAP Services, Northwell Health, New Hyde Park, N.Y.; Jennifer Wu, M.D., ob-gyn, Lenox Hill Hospital, New York City; Jan. 4, 2018, Morbidity and Mortality Weekly Report

--

Last Updated: