Este error puede costarles la vida a los deportistas con un paro cardiaco

Un problema que no es letal con frecuencia distrae a los testigos, muestra una investigación

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES, 19 de septiembre de 2017 (HealthDay News) -- Los deportistas mueren debido a paros cardiacos que ocurren durante los partidos porque sus compañeros de equipo, los entrenadores y otros testigos no conocen la mejor forma de salvarles la vida, afirma un estudio reciente.

La reanimación cardiopulmonar (RCP) que se aplica de inmediato puede ofrecer una oportunidad de supervivencia a esos deportistas, pero los testigos no ofrecieron la RCP en tres de cada cinco casos, según una revisión de más de dos docenas de videos grabados de partidos.

Lo más frecuente es que los testigos intentaran evitar que el deportista se tragara su propia lengua, basándose en una idea errónea generalizada de que esto se debe hacer para prevenir que una persona con un paro cardiaco se asfixie, comentó la investigadora líder, Dana Viskin, del Centro Médico Sourasky en Tel Aviv y de la Facultad de Medicina Sackler de la Universidad de Tel Aviv, en Israel.

"Los deportistas, sobre todo los profesionales, reciben una mala RCP porque los primeros respondientes (sus compañeros de equipo y el personal médico) se enfocan no solo en las vías respiratorias, sino en halar la lengua hacia afuera, en lugar de ofrecer compresiones en el pecho y una desfibrilación rápida, que es lo que los jugadores necesitan", enfatizó Viskin.

Aunque el estudio se enfoca en los deportistas, es probable que revele la forma en que los testigos responden a los casos de paro cardiaco que ocurren en las personas promedio en la comunidad, apuntó el Dr. Peter Kudenchuk, profesor de cardiología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, en Seattle.

"Los deportistas sufren paros cardiacos, pero es muy poco común", dijo Kudenchuk. "En cuanto al resto de personas de Estados Unidos, se produce un paro cardiaco más o menos cada minuto. Cada año medio millón de vidas están en peligro por el paro cardiaco, y eso es solo en EE. UU.", anotó.

"Con frecuencia, los testigos no hacen nada, no saben qué hacer o se enfocan en la solución errónea", siguió Kudenchuk.

Viskin y sus colaboradores decidieron investigar el tema tras descubrir un video en YouTube que mostraba el colapso en 1990 del jugador de básquetbol de la Universidad de Loyola Marymount, Hank Gathers, en medio de un partido de la NCAA.

Gathers, de 23 años, sufría un paro cardiaco, pero no recibió RCP durante dos minutos completos, muestra el video. Poco después, lo declararon muerto en un hospital cercano.

El equipo de investigación buscó en Google y en YouTube otros videos de deportistas que se desplomaron durante un partido. Al final obtuvieron 29 videos grabados en todo el mundo entre 1990 y 2017, de deportes tan variados como el básquetbol, el fútbol, el hockey sobre hielo, la lucha libre y el vóleibol.

Casi dos tercios de los videos (un 65 por ciento) mostraron que los testigos tomaban medidas para prevenir que la víctima se tragara la lengua. Dichas medidas incluían colocar al jugador de lado o inclinar su cabeza hacia un lado, y entrar la mano en la boca para halar la lengua y despejar las vías respiratorias.

Solo un 38 por ciento de los videos mostraron a personas que realizaban compresiones en el pecho, encontraron los investigadores. Se usaron desfibriladores en apenas dos casos, y en uno de ellos el primer choque no se realizó hasta 10 minutos después del colapso del jugador.

Los videos reflejaban unos estándares obsoletos de respuesta a un posible paro cardiaco, lamentó Viskin.

En el pasado, los expertos recomendaban una respuesta al paro cardiaco en el siguiente orden: vías respiratorias, respiración y compresiones en el pecho.

Pero en 2010, la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) revirtió el orden, y actualizó sus directrices para recomendar un método que enfatiza las compresiones en el pecho en lugar de las preocupaciones sobre las vías respiratorias y la respiración.

Se pide ahora a las personas promedio que realicen la RCP que hagan unas 100 compresiones en el pecho por minuto, más o menos al ritmo de la canción disco "Stayin' Alive", comentó Kudenchuk. Solo las personas con entrenamiento en RCP deben intentar la respiración boca a boca.

Viskin dijo que le preocupa que el video de Gathers (que tiene más de 3 millones de visitas en YouTube) y otros videos similares den el mensaje erróneo sobre lo que se debe hacer durante el paro cardiaco.

"Lo de tragarse la lengua es un mito", dijo Viskin. "Los medios deben dejar de enfatizar la medida incorrecta y comenzar a enfocarse en la correcta. Se ha mostrado que solo las compresiones en el pecho y un desfibrilador automático aumentan de forma significativa la supervivencia".

Cuando alguien se desmorona, los testigos deben usar el método "No, No, ¡Adelante!" para determinar si deben iniciar las compresiones en el pecho, escribió Kudenchuk en un editorial publicado junto al estudio.

Primero, hágase dos preguntas:

  • ¿Está la persona consciente?
  • ¿Respira la persona de forma normal, sin jadear, resollar o roncar?

"Si la respuesta a ambas preguntas es 'No', entonces lo más inteligente y lo mejor que una persona puede hacer es comenzar a comprimir el pecho, porque se trata de un paro cardiaco hasta que se demuestre lo contrario", enfatizó Kudenchuk.

Mientras realiza las compresiones en el pecho, debe comenzar a pedir firmemente a las personas que estén cerca que llamen al 911 y que busquen un desfibrilador automático, aconsejó. Si hay un desfibrilador a mano, siga las indicaciones para administrar un choque para reiniciar el corazón, algo que puede salvar la vida de la víctima.

Las personas no deben preocuparse en absoluto sobre administrar la RCP a una persona que no la necesite, añadió Kudenchuk.

"¿Qué es lo peor que puede suceder? La persona se despierta, aparta al rescatador, y no se ha hecho ningún daño", dijo. "No se preocupe por la boca ni por nada más. Ponga las manos en medio del pecho y comience a comprimir".

El estudio aparece en la edición del 19 de septiembre de la revista Heart Rhythm.

Más información

Para más información sobre la RCP, visite la Asociación Americana del Corazón.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

FUENTES: Dana Viskin, Tel Aviv Sourasky Medical Center and Sackler School of Medicine at Tel Aviv University, Israel; Peter Kudenchuk, M.D., professor, cardiology, University of Washington School of Medicine, Seattle; Sept. 19, 2017, Heart Rhythm

Last Updated: