When Kids Return to School. Next HDLive! Fri. 6/5 at 2:45 PM ET

Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Los recortes propuestos en las ayudas de alimentos y salud en EE. UU. serían nocivos para las familias

In English

VIERNES, 13 de marzo de 2020 (HealthDay News) -- Las familias que pierdan beneficios bajo los cambios propuestos en el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP) de EE. UU. se enfrentarían a problemas de salud y bienestar, según un estudio reciente.

El programa federal de ayuda ofrece beneficios de salud, nutrición y financieros a unos 40 millones de personas.

Pero el Departamento de Agricultura de EE. UU. ha propuesto nuevas normas que reducirían la elegibilidad. Se estima que una de cada 10 familias que están inscritas ahora en el SNAP podría perder los beneficios.

"Los cambios propuestos en el SNAP plantean preocupaciones sobre efectos adversos para la salud, la nutrición y la capacidad de pagar la atención de la salud", señaló el autor principal, el Dr. Alon Peltz, profesor del departamento de medicina de la población del Instituto de Atención de la Salud Pilgrim de la Universidad de Harvard, en el este de Boston.

"Deseábamos investigar las ramificaciones potenciales de esos cambios para ayudar a orientar a los legisladores sobre las vulnerabilidades de las personas que dependen de los beneficios del SNAP y que podrían estar en riesgo de desafiliación si se implementan las normas propuestas", explicó en un comunicado de prensa del instituto.

Su equipo usó datos de una encuesta nacional para comparar la vulnerabilidad de los que tienen un riesgo de perder los beneficios del SNAP con los que no se ven afectados por los cambios propuestos.

Los que están en riesgo de perder los beneficios podrían enfrentarse a unas tasas más altas de enfermedad crónica, de salud entre regular y mala, y de dificultades para costear la atención de la salud, encontró el estudio.

La inseguridad alimentaria (una medida de la disponibilidad de comida y la capacidad de los individuos de acceder a los alimentos) seguiría siendo alta en ambos grupos, según el estudio, que se publicó en la edición del 9 de marzo de la revista JAMA Internal Medicine.

"Las políticas de elegibilidad futuras y propuestas para el SNAP deben tomar en cuenta los efectos potenciales para las familias que, a pesar de unos ingresos ligeramente más altos, tienen unas necesidades sustanciales respecto a la salud, la nutrición y las finanzas", añadió Peltz.

Más información

El Departamento de Agricultura de EE. UU. ofrece más información sobre el SNAP.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTE: Harvard Pilgrim Health Care Institute, news release, March 9, 2020

--

Last Updated: