Seguridad alimentaria en los EE.UU.: Las enfermedades transmitidas por alimentos son un menú para el desastre

Los principales ofensores son bacterianos y pueden atacar en cualquier momento

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

MARTES 15 de enero (HealthDay News/Dr. Tango) -- Las enfermedades transmitidas por los alimentos pueden atacar en cualquier momento y ser causadas por toda una variedad de patógenos diferentes. A continuación una lista de los ofensores bacterianos más comunes y lo que usted puede hacer para protegerse de ellos:

E. COLI 0157:H7

Hay muchas cepas de la bacteria conocida como Escherichia coli o E. coli. La mayoría son inocuas, cuatro o cinco pueden causar enfermedad, y una en particular puede ser mortal.

La E. coli 0157:H7 se ha relacionado con varios brotes mortales. Los U.S. Centers for Disease Control and Prevention calculan que 73,000 infecciones y 61 muertes son atribuibles a E. coli 0157:H7 cada año en los Estados Unidos, no tanto como otros patógenos, pero de perfil infinitamente más alto.

"La E. coli 0157:H7 es una estrella de los medios de comunicación, pero en realidad no se trata de tantos casos al año", señaló Helene Andrews-Polymenis, profesora asistente de patogénesis microbiana y molecular del Colegio de medicina del Centro de ciencias de la salud Texas A&M.

La mayoría de infecciones humanas son causadas por el consumo de carne de res molida (el ganado porta sin enfermar el patógeno en los intestinos). También puede adquirirse al consumir productos lácteos, verduras y jugo sin pasteurizar contaminados, así como por contacto entre personas, y nadar en o beber agua contaminada con aguas residuales. La bacteria también vive en ciervos, cabras y ovejas, y es residente permanente de muchos zoológicos de mascotas.

La infección con E. coli 0157:H7 puede causar diarrea sanguinolenta que dura entre dos y ocho días, y a veces incluso insuficiencia renal. Hay maneras de prevenir la transmisión de la bacteria, sobre todo una buena higiene alimentaria.

"Siempre habrá un pequeño riesgo, pero practicar una buena higiene alimentaria es la mejor defensa", sostuvo Andrews-Polymenis.

SALMONELLA

La salmonella, otra bacteria, puede causar diarrea sanguinolenta en los humanos. Cada año, en los EE.UU. se informa sobre unos 40,000 casos de salmonelosis, aunque los CDC calculan que, debido a que los casos más leves no se diagnostican ni se informa sobre ellos, la cantidad real de infecciones podría ser treinta veces mayor o más. Cerca de 600 personas mueren cada año luego de resultar infectadas.

El riesgo de infección es mayor en el verano que en el invierno y los niños, los adultos mayores y los individuos que tienen problemas inmunitarios tienen el mayor riesgo de complicaciones graves.

Al igual que la E. coli, la gente puede infectarse al consumir alimentos contaminados, por lo general carne de res molida, huevos, productos lácteos mal pasteurizados, cerdo cocinado por tiempo insuficiente y, de manera creciente, productos de carne de ave.

"Observamos un aumento de la salmonella en los pollos para asar", dijo el Dr. Robert Tauxe, subdirector de la división de enfermedades bacterianas y micóticas de los CDC.

Los métodos de prevención son similares a los de E. coli, con la precaución adicional de no comer huevos crudos ni nada que los contenga (incluso masa para galletas) y asegurarse de que la carne esté bien cocida. Amamantar a los bebés también puede prevenir la infección.

BOTULISMO

El botulismo es una enfermedad causada por la bacteria Clostridium botulinum. El organismo prospera en ambientes que carecen de oxígeno, como alimentos mal enlatados, y produce una toxina nerviosa que puede causar parálisis, incluso respiratoria.

"Puede ser muy, muy peligroso", dijo Andrews-Polymenis. Con frecuencia, el botulismo se encuentra en los alimentos enlatados en el hogar con un bajo contenido ácido, como espárragos, fríjoles verdes, remolacha y maíz, según los CDC.

En los Estados Unidos apenas se informa sobre 25 casos de botulismo transmitido por los alimentos al año, pero es importante mantener procedimientos higiénicos estrictos cuando se enlata en casa. "Si la comida enlatada no llega al calor o presión adecuada, resulta peligrosa", advirtió Andrews-Polymenis.

Además, hay que evitar darle miel cruda a los bebés menores de un año, pues puede ser una fuente de infección.

CAMPILOBACTER

La campilobacter es una de las causas bacterianas más comunes de enfermedad diarreica en los Estados Unidos. Se cree que más de un millón de personas en los Estados Unidos, el 0.5 por ciento de la población, resulta infectada cada año.

Una vez más, el organismo puede causar diarrea (incluso diarrea sanguinolenta), calambres, dolor abdominal y fiebre, además de náuseas y vómitos. Se calcula que cien personas mueren cada año y otras pueden desarrollar artritis o síndrome de Guillain-Barre, una enfermedad autoinmune que puede llevar a la parálisis.

La campilobacter tiende a atacar en casos individuales y esporádicos en lugar de grandes brotes. La mayoría de los casos se relaciona con el manejo de aves crudas o comer carne de aves cruda o poco cocida. Entre el ochenta y el cien por ciento de los pollos de los Estados Unidos portan esta bacteria.

"La prevención de estas cosas no tienen nada de glamorosa o de alta tecnología", aclaró Andrews-Polymenis. "Todo se trata de un buen mantenimiento preventivo".

LISTERIA

La incidencia de la infección por listeria, que es causada por consumir alimentos contaminados con la bacteria Listeria monocytogenes, está en descenso, según Tauxe.

Las mujeres embarazadas, los recién nacidos y los adultos que tienen problemas del sistema inmunitario son más vulnerables a esta infección, que se caracteriza por fiebre, dolores musculares y a veces náuseas o diarrea. La infección puede propagarse al sistema nervioso, lo que causa dolor de cabeza, confusión, pérdida del equilibrio o convulsiones.

Unas 2,500 personas enferman de listeriosis cada año en los Estados Unidos y unas 500 mueren.

Por lo general, la listeria se elimina al cocinar y pasteurizar, pero puede estar presente en ciertos productos listos para comer, como perros calientes y carnes preparadas.

VIBRIO VULNIFICUS

La infección con esta bacteria, que es de la misma familia que las que causan la cólera, por lo general proviene de consumir mariscos contaminados. La infección puede causar vómitos, diarrea y dolor abdominal en personas sanas. En personas con problemas inmunitarios, puede infectar el torrente sanguíneo, lo que causa choque séptico. Alrededor de la mitad de las personas que desarrollan una infección del torrente sanguíneo mueren. Entre 1988 y 1995 hubo 300 casos reportados de infección en los estados de la Costa del Golfo, donde ocurren la mayoría de los casos. La infección puede prevenirse evitando las ostras crudas y otros mariscos crudos, y evitando la contaminación cruzada de mariscos y otros alimentos cocidos con mariscos y jugo de mariscos crudos.

OTROS OFENSORES

La shigella es una bacteria que se encuentra de forma natural en el intestino de los humanos y otros primates. Pero las personas que comen o beben agua contaminada por shigella pueden enfermar gravemente de shigelosis. Los alimentos contaminados con shigella por lo general provienen de agua contaminada con desperdicios humanos o si son manejados por una persona infectada con shigella o por contaminación cruzada.

La hepatitis A es un virus que causa enfermedad caracterizada por el inicio súbito de fiebre, malestar, náuseas, anorexia e incomodidad abdominal, seguida por varios días de ictericia. Las carnes frías y los sándwiches, las frutas y los zumos, la leche y los productos lácteos, las verduras, las ensaladas, los mariscos y las bebidas con hielo se ven comúnmente relacionados con los brotes, según la U.S. Food and Drug Administration. El agua, los mariscos y las ensaladas son las fuentes más frecuentes. Además, los trabajadores infectados en las plantas de procesamiento de alimentos y los restaurantes son también una fuente común de contaminación.

El virus Norwalk puede causar gastroenteritis viral, gastroenteritis no viral aguda, intoxicación alimentaria e infección alimentaria, y se transmite mayormente por agua contaminada y, a veces, por comida contaminada. Los mariscos, en particular las almejas y ostras crudas, y los ingredientes para ensalada, son los alimentos que con mayor frecuencia tienen que ver con los brote de Norwalk.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

Last Updated: