El cierre del gobierno podría afectar a su salud

In English

Por
Reportero de HealthDay

VIERNES, 11 de enero de 2019 (HealthDay News) -- Comida contaminada, parques llenos de basura e incluso niños con hambre: la salud pública podría estar en un riesgo creciente a medida que el cierre del gobierno de EE. UU. llega a su vigésimo segundo día, advierten los expertos.

Unas inspecciones esenciales que buscan proteger a los estadounidenses se han reducido o no se están realizando porque los trabajadores federales responsables no están disponibles, señaló el Dr. Georges Benjamin, director ejecutivo de la Asociación Americana de Salud Pública (American Public Health Association).

"Tenemos un proceso regulador muy refinado que protege a las personas de peligros conocidos y desconocidos", dijo Benjamin.

Esas inspecciones están diseñadas para proteger a las personas de amenazas como los medicamentos contaminados, las enfermedades transmitidas por los alimentos y la contaminación del agua, explicó.

"Aunque tenemos un sistema que es bastante bueno, hay cosas que pasan desapercibidas", dijo Benjamin, indicando la frecuencia de las retiradas de fármacos, de los brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos y del agua potable contaminada. "Y eso es cuando contamos con todos los componentes, todo el mundo tiene financiación y todo el mundo está trabajando", añadió.

Gran parte del gobierno ha cerrado desde finales del mes pasado. El Presidente Donald Trump insiste en una financiación gubernamental de más de 5 mil millones de dólares para comenzar a construir un muro en la frontera entre EE. UU. y México; los demócratas se han negado a otorgar el dinero.

El Congreso ya ha aprobado cinco de sus propuestas presupuestarias importantes, que financian a alrededor de tres cuartas partes del gobierno. El cierre no ha afectado al Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ni al Departamento de Asuntos de Veteranos, que influyen directamente en la atención de la salud del país.

Pero partes del gobierno afectadas por el cierre sí tienen un rol en la salud pública de la nación, dijeron los expertos.

La FDA ha reducido las inspecciones alimentarias de rutina

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. es responsable de alrededor de un 80 por ciento de las inspecciones relacionadas con el suministro de alimentos estadounidense, comentó Sarah Sorscher, subdirectora de asuntos regulatorios del Centro para la Ciencia en el Interés Público.

La FDA suspendió todas sus inspecciones de rutina en las plantas de procesamiento de alimentos que preparan alimentos empacados, productos agrícolas, leche y cartones de huevos, declaró al Washington Post el comisionado de la FDA, el Dr. Scott Gottlieb.

"Se trata de mucha comida y de mucha responsabilidad, y ahora mismo la FDA no está haciendo las inspecciones de rutina que usualmente hace", dijo Sorscher. "Eso significa que no están detectando las plagas en las instalaciones. No encuentran a los empleados que no siguen [las normas de] una higiene adecuada. Todos esos riesgos distintos que usualmente se resuelven no se están resolviendo".

Gottlieb dijo que está trabajando en un plan para reintroducir a los inspectores incluso la próxima semana, para que vuelvan a realizar las inspecciones en las plantas que representan el mayor riesgo para la seguridad alimentaria, por ejemplo las que procesan quesos frescos o mariscos, reportó el Post.

Pero mientras tanto, "a los consumidores les debería preocupar mucho que la seguridad alimentaria se vea impactada por el cierre", advirtió Sorscher.

Benjamin estuvo de acuerdo. "Mi preocupación es que haya un brote malo de enfermedad transmitida por los alimentos y que no haya nadie trabajando para arreglarlo o resolverlo", lamentó. "Incluso si los reintegran, esas personas tendrán que ponerse al día".

Las inspecciones de las instalaciones farmacéuticas se han suspendido

Al menos dos de cada cinco empleados está de licencia, y otras actividades esenciales de la FDA tampoco se están realizando, señalaron los expertos.

Las inspecciones de rutina en los centros que fabrican medicamentos se han suspendido, dijo el Dr. Michael Carome, director del grupo de investigación en salud en Public Citizen.

"No es poco común que esas inspecciones identifiquen problemas graves que se deben resolver para garantizar que los medicamentos que se están fabricando sean seguros y efectivos", apuntó Carome. Añadió que los científicos que evalúan la contaminación en los medicamentos también están de licencia.

Las evidencias de que la FDA no está al mando se pueden encontrar en el sitio web de la agencia, que publica con regularidad advertencias emitidas a las compañías que no cumplen las regulaciones de salud del gobierno, apuntó Sorscher.

"No han enviado ninguna carta de advertencia desde el cierre, que es usualmente la forma en que avisan a las compañías que están haciendo algo mal", dijo Sorscher.

La Agencia de Protección Ambiental también se quedó sin fondos, lo que limita la capacidad de la agencia de inspeccionar el agua potable, según Kaiser Health News.

La basura en los parques públicos representa un riesgo de enfermedad

El cierre también podría afectar a la salud pública de formas indirectas, apuntó Benjamin.

Por ejemplo, la basura se ha estado acumulando en los parques nacionales y monumentos de EE. UU., que se han mantenido abiertos aunque el Servicio Nacional de Parques ha puesto a sus empleados en licencia.

"El motivo de que tengamos servicios de basura es asegurarnos de que podamos controlar a los roedores y a otros animales que portan enfermedades infecciosas", apuntó Benjamin.

Si la basura continúa acumulándose, los parques podrían verse invadidos de ratas y otras plagas, lamentó Benjamin. Esto incluye a algunas ubicaciones urbanas, en particular todos los monumentos de Washington, D.C.

"Aunque quizá la basura no sea un problema hoy ni mañana, la tercera vez que no recojan la basura es un gran problema", dijo Benjamin. "Los animales ya merodean y revisan la basura. Las poblaciones de ratas comienzan a aumentar".

Los programas de 'cupones de alimentos' están en peligro

La salud y el bienestar de las madres y los niños de bajos ingresos también están en riesgo, dado que los programas de asistencia alimentaria están a punto de quedarse sin fondos o de que los suspendan del todo.

La financiación para el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP), que provee beneficios a alrededor de 40 millones de personas, se quedará sin dinero a finales de mes, reportó The New York Times.

Otros programas de asistencia alimentaria ya están suspendidos, reportó el Times. El Programa Especial De Nutrición Suplementaria Para Mujeres, Infantes Y Niños (WIC) actualmente depende de fondos estatales para sostenerse mientras el cierre continúe. El WIC provee ayuda a 7 millones de estadounidenses de bajos ingresos que están en "riesgo nutricional", añadió el periódico.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. describe las medidas que usted puede tomar para mejorar la seguridad de los alimentos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Georges Benjamin, M.D., executive director, American Public Health Association; Sarah Sorscher, J.D., deputy director, regulatory affairs, Center for Science in the Public Interest; Michael Carome, M.D., director, health research group, Public Citizen; Washington Post; Kaiser Health News; The New York Times

Last Updated: