Proponen ampliar programas actuales de vacunación

Un experto sostiene que el gobierno debería ser el único distribuidor de vacunas

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

MIÉRCOLES 22 de julio (HealthDay News/HispaniCare) -- La escasez de vacunas contra la gripe del año pasado ha generado preocupación sobre el suministro de vacunas del país, por lo que varios grupos han propuesto distintas soluciones para este creciente problema.

Las recomendaciones de dos actores principales de bandos opuestos se debaten en la edición de julio del American Journal of Preventive Medicine.

El debate arranca con retraso: Chiron Corp. anunció la semana pasada que sólo podrá fabricar entre 18 y 26 millones de dosis de su vacuna Fluvarin para la temporada 2005 - 2006. Antes del inesperado cierre de su planta británica el otoño pasado, la empresa había planeado producir unas 50 millones de dosis, cerca de la mitad del pedido que había hecho el gobierno estadounidense. Entretanto, el gobierno federal está considerando las solicitudes de otros fabricantes de vacunas para que vendan su producto en este país el próximo otoño.

El Institute of Medicine (IOM) ha recomendado un sistema en el cual se exigiría a las aseguradoras de salud cubrir todas las inmunizaciones. También recomendaron que el gobierno subsidie la compra de vacunas y cree un sistema de cupón para los que no tienen seguro de salud.

En contraste, el Grupo de trabajo de financiación de vacunas del National Vaccine Advisory Committee (NVAC) sugiere que la manera de resolver el problema es expandir y financiar los programas actuales de subsidio, como Vaccines for Children y Medicare, para dar cobertura a niños, adolescentes y adultos.

"Se le pidió al NVAC que respondiera a las recomendaciones del Institute of Medicine de financiar vacunas", aseguró el autor del informe, Dr. Alan R. Hinman, científico principal de salud pública del Instituto de Informática para Salud Pública y del Equipo de Trabajo para la Supervivencia y el Desarrollo Infantil.

Hinman anotó que parte del problema de financiar vacunas es el hecho de que los fabricantes han abandonado el negocio porque no lo ven rentable. Entonces, hay problemas para asegurarse de que todo el que necesita una vacuna en particular la consiga.

En cuanto a las recomendaciones del IOM, Hinman aseguró que constituyen un cambio radical. "No nos pareció que las recomendaciones del IOM fueran el mejor camino a seguir", opinó. "Consideramos que las modificaciones al sistema podrían mejorar la situación sustancialmente".

El sistema actual incluye un programa de subsidios, llamado Vaccination Assistance Act, que ha estado en vigencia durante más de cuarenta años. El estatuto brinda ayuda para la compra de vacunas y para su suministro en clínicas públicas. También hay un programa que ha estado en vigencia por diez años, llamado Vaccines for Children, el cual ofrece vacunas gratuitas para niños que no tienen seguro o para poblaciones que están cubiertas por Medicaid o cuyo seguro no cubre vacunas, anotó Hinman.

"Consideramos que la expansión y fortalecimiento de estos programas harían una gran diferencia y ayudarían realmente a estabilizar la financiación de vacunas en los EE.UU.", aseguró Hinman. "Estos programas han funcionado muy bien. Tenemos los mejores niveles de inmunización que hayamos alcanzado jamás en niños y eso es el resultado de los programas que tenemos actualmente".

El problema, según Hinman, es que a medida que aparecen vacunas nuevas y más costosas, el proceso de asignación de partidas del Congreso para la Vaccination Assistance Act se queda corto cuando se trata de nuevas vacunas. Sin embargo, para las aseguradoras privadas y el programa Vaccines for Children, las nuevas vacunas están disponibles inmediatamente.

"También hay un periodo muy incómodo en el que los departamentos de salud encuentran que pueden brindar vacunas a niños que podrían ser beneficiarios de Vaccines for Children, pero no cuentan con los fondos para adquirir vacunas para administrarle a otros", anotó Hinman.

Hinman también dijo que los planes como los europeos en los que el gobierno es el único comprador de vacunas son vistos por los fabricantes como "ajuste anticipado de precios" y su grupo se opone a esa práctica.

"Las vacunas siguen siendo una de las mejores maneras de prevenir enfermedades", aseguró Hinman. "Necesitamos fortalecer nuestro sistema de financiación de vacunas y la mejor manera de lograrlo es fortalecer y expandir nuestros mecanismos existentes".

Un experto no está de acuerdo con las recomendaciones ni del IOM ni del NVAC.

"Necesitamos rediseñar el sistema de producción y administración de vacunas en este país", aseguró el Dr. Marc Siegel, profesor asociado en medicina de la Facultad de medicina de la Universidad de Nueva York.

"Según el sistema actual, no hay seguridad de que tendremos la cantidad correcta de vacunas, o que la distribución será para las personas correctas", sostuvo Siegel. "Arreglar el sistema existente no va a funcionar. Hay muchos ejemplos por todo el mundo de sistemas mejores".

Es necesario contar con más fabricantes de vacunas y regulaciones gubernamentales para asegurar que las vacunas se fabrican y se entregan a los grupos de alto riesgo, recomendó Siegel.

"Las cosas funcionarían mejor si el gobierno fuera el principal distribuidor de vacunas", aseguró. "La vacunación es una necesidad social. No creo que debería dejarse toda la responsabilidad al fabricante"

Más información

Los CDC tienen más información sobre la vacunación.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Alan R. Hinman, M.D., M.P.H., senior public health scientist, Public Health Informatics Institute, Task Force for Child Survival and Development, Decatur, Ga.; Marc Siegel, M.D., associate professor, medicine, New York University School of Medicine, New York City; July 2005 American Journal of Preventive Medicine

Last Updated: