Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

El precio tiene que ver con la potencia percibida de los medicamentos

Investigadores encuentran que la gente informa que los fármacos baratos son menos efectivos

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

MARTES 4 de marzo (HealthDay News/Dr. Tango) -- Cuando la gente piensa que un medicamento es caro, tiende a informar sobre un mayor beneficio que cuando piensa que es barato, según encuentra un estudio reciente.

De hecho, el 85 por ciento de las personas a quienes se administró lo que pensaban que era un analgésico costoso dijo que había experimentado una reducción en el dolor, en comparación con el 61 por ciento los que recibieron la misma pastilla pero se les dijo que era barata. Lo más sorprendente aún es que en ambos casos se trataba de la misma pastilla de placebo.

"Cuando les dimos a la gente el medicamento, un placebo contra el dolor, que tenía descuento, fue menos efectivo", apuntó el líder de la investigación Dan Ariely, economista conductual y profesor visitante de mercadeo de la Universidad de Duke y autor de Predictably Irrational: The Hidden Forces That Shape Our Decisions (Predeciblemente irracional: las fuerzas ocultas que forman nuestras decisiones).

Un placebo funciona mediante el poder de las expectativas, explicó Ariely. "Cuando las personas dudan de su eficacia, ésta disminuye, en este caso por el descuento", apuntó. "Lo interesante es que las variables del mercadeo que no tienen nada que ver con el medicamento modulan la expectativa y, por lo tanto pueden modular su eficacia".

El informe aparece en la edición del 5 de marzo de la revista Journal of the American Medical Association.

En el estudio, el equipo de Ariely suministró a 82 personas un ligero choque eléctrico para medir su percepción del dolor. La prueba se administró antes y después de que se diera a los individuos lo que se les dijo que era un analgésico.

A la mitad de las personas se les dio un folleto que describía un nuevo analgésico que costaba $2.50 por dosis. Los demás recibieron un folleto que decía que la pastilla había sido rebajada a 10 centavos.

Los investigadores encontraron que entre los que pensaban que la pastilla costaba $2.50, el 85 por ciento informó experimentar alivio en el dolor. Sin embargo, entre los que recibieron la pastilla de diez centavos, sólo el 61 por ciento experimentó alivio del dolor.

"Cuando se espera recibir algo con descuento, y se espera que sea peor, puede realmente serlo", dijo Ariely.

Una implicación importante de este estudio es cómo se presentan los medicamentos con descuento a los pacientes sin que piensen que son inferiores, planteó Ariely. "¿Cómo suministramos fármacos con descuento a las personas las que deseamos dárselos sin que se presenten efectos secundarios negativos?", preguntó.

El problema es que la gente entienda que el precio de un fármaco no es una función de su efectividad. Ariely se pregunta si los medicamentos que tienen descuento y los copagos reducidos dan a la gente la impresión de que los medicamentos son de inferior calidad.

Una manera de reducir el efecto del costo sobre la percepción de la eficacia es cuando los pacientes comprenden por qué están recibiendo tales descuentos, afirmó Ariely. Otra estrategia es que los médicos expliquen a sus pacientes los beneficios del medicamento y que el costo no se relaciona con qué tan bien funcione.

Un experto estuvo de acuerdo en que el precio se relaciona con el valor percibido, independientemente de que se trate de un vehículo o un fármaco. Vencer la percepción sobre los medicamentos y el precio es algo que los médicos pueden ayudar a que sus pacientes logren.

"Estos hallazgos concuerdan exactamente con la forma de ser de los estadounidenses", afirmó Daniel E. Moerman, profesor de antropología William E. Stirton de la Universidad de Michigan en Dearborn. "Todos pensamos que los vehículos caros son mejores, pero incluso un automóvil barato puede llevarnos al supermercado".

Moerman cree que dado que el precio cumple una función tan crucial en la percepción de la gente sobre la eficacia del medicamento que mucha gente probablemente dude de la calidad y la eficacia de los medicamentos genéricos.

Aunque los medicamentos genéricos son farmacológicamente iguales a los de marca, "en cuanto al significado, es inevitable, no son lo mismo", dijo Moerman. "Eso significa que los médicos tendrán que compensar de alguna otra manera".

Los médicos necesitan dedicar tiempo a educar a sus pacientes sobre el beneficio del medicamento que recetan, dijo Moerman.

"Si se cambia a un paciente a medicamentos genéricos, quizás haya que prestar un poco más de atención al cambio y contagiar el entusiasmo sobre estos genéricos. Se puede indicar que son exactamente iguales que el medicamento que recibían antes, o aún mejores, porque no cuestan tanto", dijo.

Más información

Para más información sobre el efecto placebo, visite la Facultad de medicina de la Universidad de Creighton.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: Dan Ariely, Ph.D., behavioral economist, Duke University, Durham, N.C., and author, Predictably Irrational: The Hidden Forces That Shape Our Decisions; Daniel E. Moerman, Ph.D., William E. Stirton Professor of Anthropology, University of Michigan, Dearborn; March 5, 2008, Journal of the American Medical Association

Last Updated: